Federer y Djokovic, el cansancio y las estrategias del calendario

La forma de gestionar su calendario estos dos meses será clave para dirimir quien acaba número 1

Djokovic atendido en la final del US Open antes del último juego del torneo.
Djokovic atendido en la final del US Open antes del último juego del torneo.

 

Roger Federer y Novak Djokovic van a disputarse la hegemonía mundial en los próximos 2 meses donde la condición física va a ser determinante y lo van a hacer con una carga de partidos enorme sobres sus espaldas. Djokovic lleva 71 partidos (60-11) esta temporada y eso sin contar que este año descartó jugar la Copa Davis y Roger Federer ya ha jugado 67, y él sí jugó en Copa Davis ante Isner y después el doble contra Estados Unidos y la Federación Suiza ha anunciado su presencia en su enfrentamiento contra Holanda en Amsterdam. Ambos tendrán que trazarse un calendario muy selecto.

Comparación con años anteriores

El año pasado Roger jugó 76 partidos (64-12), en 2010 78 (65-13), en 2009 73 (61-12), 2008 (81) 66-15, 2007 (77) y 2006, con 25 años, jugó 97 (92-5) ganó 12 títulos Copa de Maestros (Tennis Masters Cup), GS; US Open, Wimbledon y Australia, Masters Series (Madrid, Canadá, Miami e Indian Wells). En 2005; 65 partidos con 11 títulos. 

Como hemos podido observar las dos temporadas en los últimos años donde jugó más partidos no pudo rendir en uno de sus torneos fetiche y donde él tiene el récord de victorias (6) y es un auténtico dominador; la Copa de Maestros en sus distintas acepciones. En 2008 no pudo pasar del Roun Robin tras perder dos de sus tres partidos, ante Simon y Murray y tampoco hizo un gran Masters en París-Bercy, donde cayó en cuartos de final contra James Blake (pero después de haber jugado “sólo” 3 partidos). Después de 2008 Roger entendió que tenía que ser más selecto con su calendario para poder llegar a la parte final de la temporada con fuerzas. En los dos torneos consecutivos de París-Bercy y el Masters se juega 2500 puntos y en poco más de 3 semanas, contando Basilea, puede sumar 3000 puntos, como planteara y consiguiera el año pasado. Competir antes es una pérdida innecesaria de energías. 

Por su parte Novak Djokovic, en 2011 jugó 76 partidos, se lesionó en la Copa Davis tras el US Open; Desde entonces sólo jugó 10 encuentros más. Pero, tras la final en Flushing Meadows y a pesar de todas sus victorias, (sólo había perdido la semifinal de Roland Garros ante Roger Federer y la final de Cincinnati ante Murrray, donde se retiró en la segunda manga), este año ha jugado más que a estas alturas el año pasado. En 2010 jugó 79 (61-18), en 2009, se récord, 97 partidos (78-19): Entonces perdió en la Copa Masters contra Davydenko y contra Nadal, sólo le ganó a Soderling en el Round Robin después de ganar París y Basilea. En una temporada tan larga, el Masters se le hizo demasiado exigente. 

Cómo se calcula la puntuación ATP y cuál ha sido la estrategia de ambos

La puntuación ATP sólo permite computar 18 torneos al año. La suma de los resultados de los cuatro Grand Slams, los Masters 1000, (que hay que recordar que son 9, pero sólo 8 obligatorios, Monte Carlo no lo es), los mejores cuatro resultados en torneos ATP 500 y los mejores 2 resultados ATP 250

En este sentido la estrategia de Federer esta temporada venía marcada por los ATP 500. Roger suma 1500 puntos con sus 3 victorias en torneos de esta categoría entre Basilea, Dubai y Rotterdam. Ahora tendrá que defender los puntos conseguidos en su ciudad natal antes de afrontar París-Bercy y el Masters. Sin embargo, todavía puede sumar puntos en Shanghái, donde acudirá a su sexto Masters 1000 del año dado que él no compitió ni en Monte Carlo ni en Toronto. 


Donde el suizo todavía podría haber mejorado sus registros es en torneos ATP 250, ya que perdió en Doha a principio de temporada en semifinales contra Tsonga y la final de Halle contra Haas. Así que lo que en sus cuentas podrían haber sido 500 puntos, en realidad sólo suma 240. (150 de la final en hierba y 90 de la pista dura asiática). 

Por su parte, Djokovic ha acumulado todos sus puntos en los Masters 1000 y en torneos de esta categoría ha competido en todos. A pesar del nivel de esfuerzo que esto supone, este año cambió su calendario. Renunció al ATP 2500 de Belgrado, (que es de su propiedad), pero sí compitió en Monte Carlo. De aquí sacó un rédito positivo, porque del principado sacó 600 puntos

A Nole sólo se le puede computar un “fallo” en los Masters 1000, su derrota en cuartos de final de Madrid, (su tercera ronda), ante Tipsarevic. En el resto de torneos ha llegado a la final menos en Indian Wells, donde cayó contra Isner aquel partido donde declaró: “El saque de Isner es frustrante”. Aquí consigue un gran cúmulo de puntos a los que añade sus tres finales de Grand Slam, con el título de Australia incluido, y la semifinal de Wimbledon. El problema para Djokovic es que él defendía 6720 puntos del año pasado en esta tipo de torneos. 

Eso y que no tiene ningún punto de torneos ATP 250 y en los ATP 500 sólo tiene los puntos acumulados en las semifinales de Basilea 2011 y Dubai 2012. (360 puntos contra los 1500 de Federer en ATP 500 y los 240 de los ATP 250), aquí está la diferencia entre Roger y Nole. 

Estrategias

Para Djokovic sería relativamente sencillo tratar de conseguir 500 puntos en torneos ATP 250 de aquí a final de año. Tiene muchas opciones donde elegir y, en muchos casos, los torneos no tienen un nivel como para inquietarle de cara a la consecución de los puntos, pero el serbio considera que es muchísimo el esfuerzo que requieres, (desgaste de viajes y físico), para la consecución de estos puntos. 

Así que lo más normal es que trate de sumar lo máximo posible en ATP 500. En este sentido y, a corto plazo, lo tiene tan sencillo como competir en China o Japón. Son dos torneos en superficie dura outdoor donde él se sabe superior a todos sus rivales, aunque en Tokyo tendría, (probablemente), la oposición de Murray, actual campeón. No le merece la pena. Es más sencillo ir a Pekín para tratar de conseguir los 500 puntos sin tanta oposición. Su siguiente reto sería Shanghái. Todos los puntos que consiga sumar en el torneo ATP 500 previo al Masters 1000 asiático, seguramente los recortará sobre la distancia de 1.325 puntos que ahora mismo le distancian del número 1. Sería muy extraño que Federer quisiera exprimirse mucho más para tratar de defender el número 1 antes de la terna: Basilea/París-Bercy/Barclays ATP World Tour. Lo hará, más que probablemente, en el Masters 1000 de Shanghái. Allí volverá a repetirse el duelo entre Murray, Djokovic y Federer

El suizo podría competir en un cuarto torneo ATP 500, bien China (Pekín) o bien Japón (Tokyo), pero sabe positivamente que si defiende sus 3000 puntos en los últimos tres torneos del año a Nole le va a ser casi imposible alcanzarle y esto, sin contar con la posibilidad de hacer un mejor papel que el serbio en Shanghái. Allí está la primera gran clave para conocer quién será el número 1 del mundo a final de año.

El cansancio

Evidentemente, cualquier estrategia pasa por medir el esfuerzo y la carga de partido que se llevan y los que quedan. Volvemos a incidir que quedan en el calendario dos oportunidades para sumar en torneos ATP 500 (las semanas donde coinciden China y Japón y la de Basilea con Valencia), dos Masters 1000 (Shanghái y París-Bercy)y el Masters

Djokovic perdió la final del US Open y lo vimos con serios problemas de agotamiento y hasta sobrecargas musculares y eso que estamos hablando, probablemente, del jugador con más recursos físicos en el circuito junto a Nadal. Claro que para entonces, no sólo llevaba una carga de partidos mucho mayor que la de Murray, (de quien ahora hablamos), sino que, además, venía de jugar, sin descanso, jueves, viernes, sábado, domingo y lunes. 

Murray ha sabido aprovechar sus momentos. En las semanas previas a Wimbledon prácticamente no compitió. De Roland Garros a su debut en el Grand Slam de Londres sólo jugó un partido (y perdió) contra Mahut. Después llegaron las citas importantes y jugó la final de Wimbledon y ganó el oro en los Juegos Olímpicos. Y en las semanas previas al US Open perdió en tercera ronda (su segundo partido) en Canadá y Cincinnati. No le importó ceder puntos en los Masters 1000, (y eso que defendía el título en Cincinnati). 

Ahora llega en su mejor momento a la gira asiática y a la parte final de la temporada, pero aquí sí defiende muchos puntos con sus títulos de Bangkok, Tokyo y Shanghái. 1750 en total. En cualquier caso, ahora, la dimensión de Murray es mucho mayor. Puede ser el factor determinante en la lucha por el número 1… y ¿quién sabe?, quizá el año que viene no sea el juez si no que también sea parte de esta batalla.

 

Publicidad

Apuesta del día

Seguimos en New Haven, esta vez nos fijamos en el partido del torneo de New Haven entre Camila Giorgi y Garbiñe Muguruza.

Ver todas las apuestas del dia

Comentarios recientes