Del Potro y sus últimas 4 raquetas Wilson K Factor

Usa la mismas raqueta desde hace cuatro años, no quiere cambiar y Wilson no fabrica un modelo descatalogado

Del Potro se queda sin raquetas ya que usa las mismas que hace 4 años
Del Potro se queda sin raquetas ya que usa las mismas que hace 4 años

Ver Tenis en directo

Retransmisión en directo

00:00 / 90:00
Ver Tenis en directo
  1. Inicia sesión o Regístrate
  2. Abre el reproductor de streaming y selecciona el deporte.
  3. Ver el partido online, bet365 ofrece más de 100.000 eventos en vivo al año.
Antes de unirte a bet365 con el fin de ver el partido o cualquier otro evento vía emisión en directo, comprueba con bet365 si, dependiendo de tu lugar de residencia, puedes ver la emisión del evento en directo. Todo lo que necesitas es una cuenta con fondos.

Juan Martín Del Potro tiene un serio problema con sus raquetas, (sólo le quedan 4) y, a su vez Wilson, su distribuidor, lo tiene con el argentino, que ha rechazado las últimas propuestas de la marca y que sigue jugando con las mismas con las que ganó el US Open de 2009 porque no quiere cambiar la tecnología K Factor y ahora mismo, el único modelo con el que el tandilense quiere jugar está descatalogado y no se va a volver a fabricar. Conozcamos en profundidad el dilema de Del Potro con las raquetas y las posibles soluciones que puede adoptar el argentino.

El modelo KFactor

Como nos comentaba Xavi Segura en la entrevista que le hicimos en abril, los tenistas son realmente especiales a la hora de las sensaciones que reciben con una u otra raqueta y muchos son muy maniáticos a la hora de empuñar una nueva. Como nos explicaba el encordador de la selección española, lo que para un aficionado puede ser imperceptible, para un profesional cualquier pequeño cambio es un mundo. El jugador tiene que sentir la raqueta y que ésta le dé en cada momento lo que él le pide. A esto hay que añadirle que Del Potro tuvo una lesión realmente complicada con su muñeca y el argentino atribuyó una parte de la culpa a sus molestias a los nuevos modelos que estuvo probando a principios de 2010.

Wilson, ha continuado evolucionando sus modelos y explica, a través de sus portavoces y comerciales, que ponen toda su tecnología al servicio del tandilense para tratar de hacer una raqueta que se le acople lo mejor posible, pero ha descatalogado la tecnología K Factor y es innegociable volver a preparar una cadena de montaje para que éste juegue con este tipo de raquetas. En realidad, independientemente del servicio que una marca de raquetas le da a los jugadores profesionales, las marcas hacen raquetas que más tarde puedan comercializar. Aunque es cierto que nunca van a sacar al mercado exactamente la misma raqueta que lleva una estrella de su marca, sí las hacen con las mismas tecnologías y en la misma cadena de montaje. Hacer una raqueta especial para un solo hombre, independientemente de que sea un Top 10, o más allá de esto, el número 1 del mundo… sencillamente tiene un costo inasumible. Sin embargo, en un gesto hacia el tandilense, Wilson sacó su nuevo modelo con los colores que le identifican, el celeste y blanco por argentina y el amarillo de la franja de Boca Juniors, su amadísimo equipo de fútbol.

Del Potro lleva 3 años, literalmente, perdiendo dinero por sus raquetas, o lo que es lo mismo, sin firmar un contrato a la altura de su calidad. Lo hace por renuncia propia y porque quiere jugar con este modelo. Pero el tiempo y, física y materialmente, las raquetas se le acaban. Hoy, Del Potro, entra en la pista con cuatro raquetas. Cuatro. Para muchos profesionales, que quieren cambiar el cordaje cada 6 máximo 8 juegos, esto sería un verdadero problema. Algunos entran en la pista con 10 ó 12 marcos.

Los 4 que le quedan al argentino muestran las muecas de las batallas pretéritas. Muchos hablan de la manía de uno u otro jugador, pero esto va mucho más allá de una mera cuestión maniática. Del Potro piensa que otra empuñadura, otra raqueta y otra configuración le perjudica a su muñeca porque no puede conseguir los golpes que desea. Y Wilson considera que no puede volver a fabricar K Factor.

¿Qué soluciones le quedan?

“Cuidarlas mucho”, me explica en un tuit Xavi Segura. Evidentemente Xavi, probablemente la persona que más sepa de raquetas y cordajes de España y uno de los mejores especialistas del mundo, sabe que un chico que todavía no ha cumplido los 24 años, no va a poder aguantar toda su carrera deportiva con 4 raquetas. Hoy en día el cuidado que hay que tener con sus raquetas es minucioso. Una prudencia y un mimo al límite. Luis Pianelli es el hombre de Wilson que cuida y encuerda las raquetas del argentino. En una entrevista concedida a Tennis.com, explicaba mientras encordaba una de las raquetas del argentino en el US Open: “El modelo de la raqueta es muy viejo. A Wilson ya no les quedan K Factors. Pero él (Juan Martín Del Potro) no quiere cambiar. Está tratando de adaptarse a un cambio para el año que viene, pero está acostumbrado a este marco. Es sólo la sensación”, confirma Pianelli.

Las raquetas tienen cuatro años y Del Potro tiene que tomar una determinación. La primera es que esta temporada la acabará con el mismo marco, con sus cuatro únicas herramientas de trabajo.

El cambio de marca, (dejar Wilson para buscar algún fabricante que pueda hacer una réplica), sencillamente es improbable por no decir imposible. Lo que busca Del Potro es algo realmente complejo y muy determinado y esta tecnología es de Wilson y de nadie más. Prácticamente imposible que cualquier otra marca quiera fabricarle un modelo tan antiguo y mucho menos si es para plagiar la tecnología vetusta de la competencia. Wilson lo sabe y tampoco va a poner a disposición de quien venga las calves con las que fabricó estas herramientas y , desde luego, parece que tiene decidido no dar su brazo a torcer y volver a fabricarlas sólo para que juegue el argentino.

En resumen… Del Potro va a tener que adaptarse o morir. Tendrá que variar de marco y esperar que Wilson le consiga una raqueta lo más parecida posible a la que actualmente utiliza. En principio, lo normal y por las sensaciones que transmite Delpo, es que jugará con estas hasta que, literalmente, no aguanten más. Claro que si Wilson no consigue hacer una raqueta a la mano, (o en este caso a la muñeca de Del Potro), estamos hablando de un ganador de Grand Slam, en activo, con 23 años, probablemente la amenaza más seria para los mejores jugadores del mundo y sin raqueta. ¿Alguien quiere tomar el reto de hacérsela a medida? Probablemente ofertas no le van a faltar… pero el tiempo de adaptación va a ser relativamente corto. Del Potro tiene una serie de compromisos donde no puede fallar. Es la vida del Top 10 y de quien aspira y quiere llegar, como mínimo al Top 5. Y está en el buen camino. Pero su adaptación no se puede retrasar porque esta temporada se prevé todavía muy cargada de acontecimientos. Primero el US Open. Luego las semifinales de la Copa Davis, donde la lesión de Nalbandian le carga todavía más de responsabilidad. Después llega la gira asiática, (aunque es previsible que no esté). Las exhibiciones con Federer en Sudeamérica, y de vuelta a las superficies indoor, el Masters 1000 de París y finalmente lo más fuerte, el Masters de Londres (Barclays ATP World Tour Finals) y, probablemente, la final de la Copa Davis.

De ahí al inicio del nuevo año, y la preparación para Australia sólo restará un mes. Así que éste es el periodo que va a tener el tandilense para tomar una decisión y, si cambia de raqueta, para adaptarse a ella. Una decisión complicadísima.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

ENTREVISTA A XAVI SEGURA: EL ENCORDADOR, EL CORDAJE Y LA RAQUETA DE TENIS (I)

ENTREVISTA A XAVI SEGURA: EL ENCORDADDOR, EL CORDAJE Y LA RAQUETA DE TENIS (II)

Comentarios recientes

¡No te pierdas ni una publicacion! X

Dale a "me gusta" en Facebook
Siguenos en Twitter