Favoritos del US Open 2012

Federer parece que llega mejor, pero se respeta al actual campeón con Murray y Del Potro como alternativas

Djokovic y Federer principales candidatos tras la final de Cincinnati. Foto:atp
Djokovic y Federer principales candidatos tras la final de Cincinnati. Foto:atp

El US Open masculino 2012 presenta sólo a tres campeones en activo con opciones (Novak Djokovic, Roger Federer y Juan Martín Del Potro) y un candidato que presenta día a día sus opciones de conquistar su primer Grand Slam, Andy Murray, que este año, más que nunca, ha demostrado que puede conseguir el objetivo. Cualquier otro candidato parece incapaz de conseguir levantar el título en Flushing Meadows pero, desde luego, hay quienes podrían dar la sorpresa en Nueva York. Los conocemos:

1.- Novak Djokovic, el actual campeón

Los especialistas hablan de que el principal favorito para un evento es, siempre, el actual campeón. Como en todas las afirmaciones habrán excepciones, pero Novak Djokovic es el jugador que presenta mejores números en Flushing Meadows en los últimos tres años: (1 título, una final y una semifinal). Detrás de él andaría Rafael Nadal, pero su ausencia resta a un candidato y le deja con un panorama que debería aclarar en las próximas dos semanas.

Las casas de apuestas respetan su condición de favorito y campeón, a pesar de los duros reveses que ha tenido que asimilar en las últimas semanas. La duda, sobre todo, radica en si veremos al Djokovic confiado en sus posibilidades, luchador y pegador. Al Djokovic agresivo. Ése Djokovic es muy difícil de batir a 5 sets en pistas rápidas. Casi imposible.

2.- Roger Federer; El número 1 del mundo

Tras él llega, y cada vez más cerca en las casas de apuestas… Roger Federer. Si borramos de la memoria el últimos US Open, es el jugador que ha sido más regular y, en general, el mejor. Es verdad que, independientemente de esta derrota, Djokovic sigue teniendo en los últimos años un balance favorable con él, pero no es menos cierto que después de todos los acontecimientos es quien llega con la moral más alta. Con su número 1 acumulando semana tras semana el récord de permanencia en la cima mundial y disfrutando cada partido y cada torneo. La clave para que Federer gane su sexto US Open está en la velocidad. Cuanto más rápidas pasan las cosas mejor le van al suizo. Es un jugador de precisión. Golpes decisivos. Acorta los partidos porque acorta los puntos y lo hace porque son definitivos.

Con Djokovic ha encontrado un hueso porque tiene que meter más de un “winner” para ganar su partido. El serbio se defiende de manera portentosa y cuando le ataca le hace moverse mucho y le desgasta. Al perder resistencia física también pierde precisión en sus golpes. No le interesa. Probablemente Roger jugaría partidos a cinco sets contra cualquier rival, (con una amplia superioridad sobre cualquiera), pero con Murray y Nole no le interesan.

Es curioso que el número 1 del mundo no sea el favorito en Flushing Meadows. Hay que recordar que es el hombre en activo con más títulos y partidos ganados allí. Sus números son espectaculares, pero su racha en los últimos años no ha sido todo lo buena que él hubiera deseado.

Su gran obstáculo y enemigo debería ser Djokovic, pero habrá más. Para empezar, y sin irnos más lejos Andy Murray. Su último verdugo. Otra vez volvemos al apartado físico como principio elemental del favoritismo. Roger no pudo con Murray durante toda la final de los Juegos Olímpicos porque su cuerpo no daba más de sí. Sencillamente se había fundido en la semifinal contra Del Potro.

Si Federer alarga mucho su camino hacia la final, (y si me apuran hacia la semifinal…) podría dejar de ganar el título. ¿Quién le puede desgastar? Pocos rivales le pueden mirar a los ojos al suizo.

En los últimos 5 años, los únicos jugadores que han sido capaces de ganarle un partido de Grand Slam han sido Rafael Nadal (5),pero no está en Nueva York: Novak Djokovic (5), Del Potro, (que le ganó en la final del US Open de 2009), Berdych (cuartos de final de Wimbledon 2010) y Tsonga (Cuartos de final de Wimbledon 2011). De sus últimos 19 Gran Slams (los jugados desde 2008), ha perdido 14 partidos y ha ganado 5 títulos, (3 de ellos a Murray, con quien nunca ha perdido en esta competición).

3.- Andy Murray, la eterna esperanza

Las casas de apuestas estrechan mucho el margen entre el principal favorito, (Djokovic) y Roger Federer, pero también tienen muy en cuenta al británico. La cotización media de las apuestas a favor de la victoria del serbio ronda los 2.25, la de Federer los 3.5 y la de Murray a 4.5. La proximidad del británico se debe, principalmente a su éxito en los Juegos Olímpicos. La competición no es igual que un Grand Slam, pero ganar dos partidos seguidos, primero a Novak y después a Roger. Sobre todo, la virtud de Murray radica en que ha sabido manejar mejor la presión y se ha mostrado superior a sus rivales en las rondas previas de Wimbledon y Londres 2012 de manera que ha dejado de perder muchos minutos innecesarios sobre la cancha. Insisto: El desgaste puede ser la clave de este US Open.

De las aptitudes de Murray para ganar el US Open no hay duda. La superficie se le adapta bien, su nivel de forma es el óptimo y sólo le falta convencerse a sí mismo de que puede… y conseguirlo.

4.- Juan Martín Del Potro

A pesar de que Del Potro tiene rivales por delante de él en la clasificación mundial y que su cara a cara, por ejemplo, con Ferrer no es positivo, no deja de ser considerado un jugador con más posibilidades de ganar el US Open. ¿Por qué? Pues muy sencillo: Porque él sí ha demostrado la posibilidad de ganarle partidos de una forma más o menos regular a los mejores jugadores del mundo. Ferrer, que presenta un 5-2 a favor con Del Potro, nunca le ha ganado a Roger Federer, por ejemplo: lleva un sonrojante 0-13. Nada invita a pensar que en un partido contra el suizo le vaya a ganar ahora. (Su 5-8 con Djokovic es negativo pero aceptable y contra Murray presenta un 5-6, con 4 victorias sobre tierra batida).

Sin embargo, el nivel de Del Potro, en su mejor momento, sí le da para atacar a los mejores y de ahí su favoritismo por delante del español o de Jo-Wilfried Tsonga.

El duelo Djokovic - Federer

Con los debidos respetos a Murray, que es el jugador que podría tener algo que argumentar de forma seria esta temporada en Flushing Meadows, todo parece apuntar que esto acabará siendo, otra vez, un duelo entre Federer y Djokovic. Si el tenis fuera puro, (en el sentido estricto de quién le pega mejor a la pelota), lo normal es que el favorito fuera Roger Federer, el hombre con más talento de los 128 que arrancarán este torneo. Sin embargo, Nole ha presentado más recursos que Federer los últimos años en el US Open. El partido del año pasado fue realmente increíble. Desde luego estábamos ante el mejor Djokovic y personalmente creo que también ante el mejor Federer. Se jugó de poder a poder. La igualdad fue máxima hasta el tiebreak donde el suizo, sencillamente jugó mejor. Lo suficiente para llevarse la primera manga.

En el segundo, la balanza seguía del lado de Roger que, en un intercambió de breaks salió favorecido. Dominaba el partido, era superior. En el tercero Djokovic fue mucho mejor. Abrió pronto la brecha que iba a permitirle sacarlo adelante. Roger bajó la intensidad y Nole apretó los dientes. 2-1.

El cuarto fue un paseo para Novak. Probablemente Roger quiso guardar las fuerzas que le quedaban para el quinto. Mala decisión. En el último, de nuevo, el suizo brilló a su mejor nivel y en un intercambio de palos parecido al mejor tiroteo que hayan visto en un “western”, Federer volvió a coger ventaja. Con 5-3 y 40-15, (dos bolas de partido), Nole sobrevivió milagrosamente. La primera se la encontró con un resto ganador que podía y debía haber sido la sentencia. Ni él se lo creía. Desde allí no hubo más partido. Al hacer la doble falta que sentenciaba el break del serbio Roger sabía que había perdido. No volvió a sumar ningún juego. Hundido físicamente, (más allá de las tres horas y media), no quedaba ni rastro del pegador infatigable.

La clave radica en saber si vamos a ver al mismo Federer que en 2011, (que es posible), pero sobre todo si vamos a ver al mismo Djokovic… que parece improbable. Si no es así, si Djokovic no da lo mejor de sí mismo, no puede haber otro favorito que el suizo. Pero hablamos de 15 días vista. Mucho tiempo, muchos partidos y muchas historias por contar…

LA APUESTA del día

Comentarios recientes

¡No te pierdas ni una publicacion! X

Dale a "me gusta" en Facebook
Siguenos en Twitter