Nadal vs Del Potro en el Madison Square Garden en marzo

Nadal ha aceptado un contrato para jugar en pista rápida indoor, aquella de la que anunció que se alejaría

Rafael Nadal y Juan Martín Del Potro jugarán el día 4 de marzo de 2013 en el Madison Square Garden la clásica exhibición que suele preceder la llegada del circuito masculino y femenino a Indian Wells y que lleva por nombre BNP Paribas Showdown. Junto al partido entre el ganador del Grand Slam norteamericano de 2009 y el de 2010, también se podrá ver uno de los duelos más interesantes que hoy en día se pueden presenciar en el mundo del tenis femenino; el que medirá a Serena Williams y a Victoria Azarenka.

La venta de entras estará disponible a partir del día 9 de Octubre.

Para Juan Martín Del Potro es una gran oportunidad para seguir siendo la imagen de la competitividad del tenis latinoamericano y, después de los dos partidos de exhibición que va a jugar en Argentina contra Roger Federer, (los que vienen precedidos por las polémicas con los altísimos precios de las entradas), sigue demostrando que hoy en día es uno de los “productos” con más tirón del mercado tenístico. (Atención porque en breves días hablaremos sobre la raqueta que ha preparado para el US Open, muy parecida a aquella con la que ganó su primer y único Grand Slam y que podría traerle un problema con Wilson, su patrocinador con quien sigue sin llegara a un acuerdo dado que sigue utilizando modelos descatalogados de la marca).

Nadal y las exhibiciones

Sin embargo, lo más curioso es que Rafael Nadal haya aceptado el contrato que, por suculento que sea, (el caché de Rafa no suele bajar en este tipo de eventos de los 750.000 $), le puede poner en riesgo su salud. El mensaje que se lanza desde el entorno más directo de Rafael Nadal, incluyendo en el mismo a su Tío Toni, a los doctores que le cuidan, el Dr. Mikel Sánchez y el Dr. Cotorro e incluso él mismo, hablan del desgaste de sus tendones y del estrés que les suponen, sobre todo, jugar en pistas duras y máxime, en pistas indoor. (Pues en el Madison Square Garden jugará seguro bajo techo y es harto improbable que monten una pista de tierra batida, así que lo hará sobre la superficie más dañina para sus articulaciones y la que tratará de evitar al máximo, (como ya ha adelantado), para su calendario profesional en la ATP).

Las buenas noticias son que Rafa comienza a mirar al futuro con optimismo y las contradictorias, que bajo estas circunstancias, acepte una exhibición.

Nadal ha sido el primer, o al menos, el más destacado crítico con el calendario, la sobrecarga de partidos y el poco tacto de ATP e ITF a la hora de mirar por la salud de los jugadores… ¿es lo más recomendable para Rafa jugar este tipo de exhibiciones?

En cualquier caso, este año ya ha renunciado a su proyecto Alma Nadal con el que pretendía batir el récord de espectadores en un partido de tenis en el Santiago Bernabéu, aunque se apresuró a suspenderlo tras su derrota en Wimbledon y tras conocer el alcance de su lesión, así que la pregunta también va a para los promotores… ¿es Rafa el más adecuado para contratar para esta exhibición? Quizá hayan tenido problemas con Djokovic o Federer a la hora de cerrar el contrato.

Comentarios recientes