Rafael Nadal fuera del US Open

Se prolonga su recuperación y se incrementan las dudas sobre su vuelta a la competición

Rafa Nadal disgustado
Rafa Nadal disgustado

Rafael Nadal no acudirá al US Open según cuentan desde la propia USTA, Federación de Tenis de Estados Unidos y organizadora del US Open; con esta ausencia Nadal se despide de sus opciones de número 1 hasta bien avanzado el 2013 y ahora aumentan las dudas sobre su vuelta, pues una vez se ha ausentado de los Juegos Olímpicos, Toronto, Cincinnati y US Open, parece que ya no hay ninguna prisa.

Por eso hoy se comenta en algunos círculos incluso su posible ausencia hasta la próxima temporada; la lesión de rodilla es diferente a la habitual, los entrenamientos y las pruebas no están dando los resultados esperables y todo se está prolongando muchísimo más de lo esperado. Ahora parece que en este 2012 sólo importa la Copa Davis y el Torneo de Maestros de final de temporada, aunque son citas que tampoco son claves en el calendario de Nadal y podría ser que tuviéramos que despedirnos de Rafa hasta el próximo 2013. Y quién sabe cuánto más.

Como explicamos hace unos días, la lesión de Rafa está siendo muy distinta de las últimas que se venían produciendo. El entorno de Rafa anda preocupado, muy preocupado, y el tenista tras no poder acudir a una cita que había marcado en rojo en el calendario junto a Roland Garros como los Juegos Olímpicos, tomó la decisión de que ahora lo importante sin excusas era el físico. Para pasearse por los torneos como hizo en Wimbledon forzando y cayendo en primeras rondas, era mejor empezar de cero y recuperarse completamente.

Sin embargo, hace unos días se vieron imágenes de Rafa entrenando en pista, pegando y apoyando. No obstante, la rodilla no responde como se precisa para rendir al máximo nivel y ahora toca recuperarse completamente y ponerse a un gran nivel, pero no está Rafa en cama, aunque tampoco al 50% siquiera. Por tanto, ni debemos ser exageradamente pesimistas ni tampoco muy positivos pues parece que estamos ante la lesión más dura de su carrera, y que no le pilla con 22 años sino con 26.

Como hemos dicho más arriba dos nuevas citas aparecen en el calendario de Rafa, donde ni siquiera acudirá a la gira norteameircana: Copa Davis y Torneo de Maestros. En la primera de ellas, España jugará semifinales sobre tierra batida y habría que ver si se consigue pasar dicha eliminatoria. Que ésta sea su primera competición tras un par de meses fuera del circuito sería peligroso con lo mucho que hay en juego. Respecto de la segunda, lo positivo es que queda aún mucho tiempo, pero tampoco se espera que pueda estar al 100% y sobre una superficie que no le beneficia en nada ni a su juego ni a su lesión; en cualquier caos es cierto que esto le permitiría atacar uno de los pocos grandes títulos que aún no ha conseguido.

Parece mentira que teniendo los 4 Grand Slam y el oro olímpico en su vitrina Rafa no tenga ningún torneo de maestros, pero la superficie bajo techo no le acaba de beneficiar y siempre llegaba agotado a esa cita. Ahora, a raíz de esta lesión, se encuentra ante una magnífica oportunidad de acudir fresco y preparado para asaltar dicho título. Pero ¿es realmente esto planteable? Parece que no. Todo sería precioso de contar pues podría acudir a algun torneo preparatorio como el Masters 1000 de París-Berçy o torneos ATP 500 bajo techo de finales de año como Valencia o Basel. Sería convertir una mala lesión en la ocasión perfecta para motivarse por uno de esos honores que aún a Rafa le queda por conseguir que es la catalogación de 'maestro ATP'. Pero los círculos de Rafael no ven esto tan bonito y de hecho el futuro de Nadal se tiñe de nubarrones.

Nadal afronta una de las lesiones más duras de su carrera, y quizás lo pueda transformar en una oportunidad para lograr aquéllo que aún se le resiste. No obstante, queda recuperarse completamente y mostrarse a un nivel suficientemente positivo como para poder atacar importantes títulos en el futuro. Eso sí, del número 1 olvídense por mucho tiempo y pidan, recen, confíen o lo que quieran para que el caso de Nadal no sea como el de otras estrellas que lo han pasado muy mal por las lesiones como Kim Clijsters. Quizás esta lesión sea un antes y un después y nos tengamos que olvidar de Rafa como hasta ahora lo hemos visto, puede que Nadal y su físico hayan dicho basta y que sea el momento de plantear muchos cambios y ver si juega próximos años sólo torneos clave.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes