Serena Williams a por el US Open

Sus nuevas motivaciones: ganar el US Open en casa y volver al número 1 de la WTA

Baila de alegría con esa sana sensación del objetivo cumplido, la pista mira sus movimientos, sus sonrisas y su alocado pelo, es la Central Court de Wimbledon y acaba de proclamar oro olímpico individual femenino a Serena Williams; una tenista distinta, de leyenda, por momentos rara y por momentos como de la familia, a veces intratable y a veces débil y sin ganas de competir; ahora Serena, con 31 años, se acerca al final de su carrera y parece más comprometida que nunca con el circuito, sus nuevos objetivos parecen claros: ganar el US Open y alcanzar el número 1.

Serena Williams es un auténtico icono del deporte. Entra dentro de ese grupo de figuras que todo el mundo conoce sólo con decir su nombre de pila. Serena Jameka Williams Price es de las pocas tenistas conocidas en la actualidad por prácticamente todo el mundo, incluso por los no aficionados al tenis femenino. Eso es así, por su extensa y exitosa carrera y también por lo muy diversa que ha sido la norteamericana. La moda, la filantropía, el cine o la televisión también han sido parte de los proyectos de Serenísima. Se encuentra entre las deportistas mujeres más famosas del mundo y más seguidas en twitter, es simplemente la Gran Serena.

Desde que conquistó el torneo de Charleston en abril sólo ha perdido un partido (primera ronda de Roland Garros ante Razzano) por 34 victorias y una retirada antes de empezar el partido (semifinales de Roma). Su figura en el circuito es muy discutida, le falta compromiso y dedicación, pero lo suple con coraje y fuerza; con un tenis imbatible y con la sensación al ver sus partidos de estar disfrutando de una auténtica leyenda. Muchos critican su dejadez con el circuito pero este 2012, si somos realistas, está siendo de lo más ‘trabajado’ para ella. Ha jugado, atención, Brisbane, Open de Australia, Fed Cup ante Bielorrusia, Miami, Charleston, Fed Cup ante Ucrania, Madrid, Roma, Roland Garros, Wimbledon, Stanford y Juegos Olímpicos.

Mucho jugado y mucho ganado, lo que le ha permitido acercarse a lo alto de los rankings donde Azarenka, Sharapova y Radwanska luchaban entre ellas ajenas a una grande como ella que, sin embargo, está respondiendo con creces. Con una temporada de 44-3, Serena va camino del número 1 si sigue como hasta ahora. Basada en un irrestable servicio, con golpes poderosos llega una de las partes de la temporada que mejor le vienen, aunque sus éxitos en este 2012 han sido sobre tierra y hierba (con la excepción de Stanford). Ya se encuentra en Cincinnati preparando con mimo esta gira que disputará como ídolo local. Después acudirá a uno de sus grandes objetivos: el US Open. Ganar en Flushing Meadows le quitará una de las espinas que más le han dolido los últimos años: perder la final del 2011 ante Sam Stosur.

En lo que se refiere a su objetivo de alcanzar el número 1 será algo difícil en el corto plazo pues defendía 900 puntos de Toronto 2011 que no ha defendido en Montréal. Pero en Cincinnati apenas defiende una segunda ronda (70 puntos) por lo que puede sumar mucho esta semana. Después llegará el US Open con sus 1400 puntos de finalista, que si bien es mucho a defender también deja un gran margen a la mejora con esos posibles 600 puntos extra si ganara el torneo. Parece prácticamente imposible que Serena consiga el número 1 al terminar el US Open. Mas a partir de ahí, Serena ya no defenderá absolutamente nada. Aunque la gira asiática nunca se la ha tomado del todo en serio, Serena jugará (en principio) en Pekín donde podría sumar 1000 puntos extra en caso de ganar, a lo que añadir todo lo que sumara en el WTA Championships de Estambul de final de temporada.

Por tanto, el margen de mejora de Serena en el ranking es enorme, total desde US Open hasta Brisbane 2013. Su primer objetivo es triunfar en su casa, en Estados Unidos y seguir mostrándose como líder ‘oficiosa’ del circuito WTA, para después a poco que se esmere alcanzar el número 1 del mundo, aunque siempre a la espera de ver cuánto suman Azarenka, Sharapova y Radwanska que siempre tendrán en su mano seguir sumando muchos puntos que les distancien de la temible Serena.

Con Azarenka dominadora en la gira sobre pistas duras al aire libre de principios de año (Open de Australia e Indian Wells), Sharapova reina de la tierra (Roma y Roland Garros), Serena de la hierba (Wimbledon y Juegos Olímpicos) y Radwanska muy regular triunfando en plazas menores (Miami y finalista en Wimbledon), la lucha por el número 1 de la WTA se presenta más que apetecible de cara a este último tramo de la temporada donde la pista iguala a las cuatro candidatas sin destacar el juego de una en especial. Tanto Serena, como Aga, Vika o Masha pueden desarrollar un grandísimo juego sobre las rápidas pistas norteamericanas y, sin duda, la que triunfe y desiguale las cosas en este tramo final del año habrá avanzado mucho de cara a terminar como número 1 de la WTA.

Serena, que a raíz de lo visto las últimas semanas ha demostrado estar por encima de todas cuando quiere, afronta la etapa final de su carrera, aunque ella se niega a dar por cerrado su ciclo e incluso no descarta llegar a Río. Objetivo a objetivo, Serenísima se siente bien y el US Open está en su mano si saca y juega como en Wimbledon o en los Juegos Olímpicos. La larga temporada que lleva y a la que está poco acostumbrada no le está pesando, sino que más bien le está dando un ritmo de competición altísimo.

"Mi plan es estar ahí -en los JJOO de Río de Janeiro-, a menos que Dios no me lo permita. Si es la voluntad de Dios, yo estaré allí. Siempre he pensado que cuando sienta que no hago mi mejor tenis o no doy lo mejor de mí o no sienta que pueda ser la mejor, dejaría de jugar", advirtió la jugadora norteamericana.

"Ahora mismo me siento que compito ante cualquiera con bastante solidez. No estoy cansada, estoy disfrutando y me divierto jugando. Así que aún no veo un final para mí, en absoluto", agregó la jugadora que logró dos oros para Estados Unidos. Si así es, queda Serena Williams para rato.

¿Podrá parar alguien a Serena en Cincinnati y el US Open? ¿Será número 1 a final de temporada? Yo creo que que así será, y que aún nos queda por disfrutar mucho de la mejor Serena. Y ustedes ¿qué creen?

Comentarios recientes