Nadal no jugará en el Masters 1000 de Toronto y es duda en Cincinnati

Los periodos de recuperacón para Toronto van muy ajustados y sólo defiende segunda ronda

Rafa Nadal renunció a los Juegos Olímpicos y, a pesar de las interpretaciones que hablan de una baja voluntaria, la baja del tenista fue avalado por un informe médico del doctor Cotorro, el médico de la Real Federación Española de Tenis (RFET), en el que se explicaba que la lesión requería de un mínimo de 15 días de reposo y después, añadió Ángel Ruiz Cotorro, deberá seguir un "programa progresivo de rehabilitación y potenciación muscular", de tal manera que su vuelta para Toronto, torneo que comienza el día 6 de agosto (aunque Rafa podría empezar un par de días más tardes por su condición de Top 3 mundial y elude la primera ronda), lo que hace que los plazos sean muy justos.


Problema de fechas


El informe médico se presenta, oficialmente en la web de la Federacion Española de Tenis el día 20 de julio. Si el informe es o no anterior, el un dato completamente desconocido. En principio y en cualquier caso, se sabe que hubo una cumbre médica entre el Doctor Mikel Sánchez, el especialista que está tratando la tendinitis de Rafa Nadal en la Clínica “La Esperanza” de Vitoria y el propio responsable de los Servicios Médicos de la RFET. Esto está fijado el mismo día 19, cuando se hizo oficial la ausencia del balear en los Juegos Olímpicos. Si fijamos la fecha de la toma de la decisión de empezar con un tratamiento de “rehabilitación no funcional” y tenemos fotos del propio Rafael Nadal entrenándose dos días antes, (en Facebook), parece claro que el descanso tuvo que comenzar, como muy pronto el mismo día 19. Aplicando 15 días desde entonces, lo antes que podría empezar con la recuperación Rafa sería el día 3 de agosto. (A falta de 3 días para el comienzo de Toronto).

Foto de Nadal estirando a dos días del anuncio de su baja. Foto:facebook.com

Se supone que después, y como rezaba la nota habría que empezar un: “Programa progresivo de rehabilitación y potenciación muscular”. No hace falta ser muy meticuloso con el conocimiento de cuál será el programa para entender que el día 6 o el día 7, es altamente improbable que Nadal haya acabado este programa “progresivo”. Esto invita a pensar que Nadal no estará en condiciones de “competir” en Toronto. Y esta fue la explicación que se dio para ausentarse de los Juegos Olímpicos.
Las principales diferencias entre los Juegos Olímpicos y un Masters 1000 es el prestigio de uno u otro torneo, los puntos (da más un Masters 1000) y el dinero, (mucho más un Masters 1000). Además, hay un detalle que invita a Nadal a no participar en Toronto. Rafa sólo defiende segunda ronda, (la primera de su participación), de tal manera que con personarse en Toronto y confirmar su participación y anunciar su baja del torneo horas antes, mantendría los mismos puntos. No lo descarten.


Cincinnati


En Cincinnati Rafa defiende cuartos de final, así que, si ha tenido una semana más de descanso y entrenamiento, (la que se ha podido ganar en Toronto), es posible que pueda acudir. Sus opciones de éxito serán relativamente bajas, pero puede tomárselo como una forma de preparación para el US Open.
Sin embargo, también parecería lógica la opción de ausentarse de Cincinnati y esperar directamente al US Open.


Prevención


En cualquier caso, la prevención es la palabra más utilizada por los servicios médicos que hablan de la recuperación de los tendones de cara a un sobreesfuerzo. Es muy probable que Rafa aligere su temporada en pistas indoor. La superficie es en la que tiene peores resultados y peor balance de todas junto con la extinta moqueta. También son las superficies más agresivas para los tendones por el desgaste al que se someten y el estrés que sufren en las frenadas y violentas arrancadas.
En definitiva: Nadal va a tomarse con mucha calma el final de temporada una vez visto que su recuperación de cara al número 1 es casi imposible y que va a ser complicado sumar muchos más puntos que sus rivales en una superficie que le es completamente adversa y donde, incluso jugando muchos partidos y haciendo un gran esfuerzo, podría dañarle más el tendón que darle beneficio.
Incluso, Nadal, que ha explicado muchas veces los problemas económicos que le genera acudir al Masters en Londres, podría tomar decisiones realmente duras para su calendario.

Comentarios recientes