Juan Mónaco Top 10

Tandil tendrá 2 representantes, como Belgrado, en el Top 10 y Argentina suma moral para la Davis

Mónaco feliz con el título de Hamburgo, el tercero del año. Foto:twitter.com
Mónaco feliz con el título de Hamburgo, el tercero del año. Foto:twitter.com

Juan Mónaco ha alcanzado por primera vez en su carrera la condición de Top 10 después de ganar el ATP 500 de Hamburgo y de una temporada sobresaliente, sobre todo en tierra batida, pero donde ha batido todos sus registros también en pistas duras e incluso en Wimbledon, donde nunca había pasado de segunda ronda, de tal manera que el tandilense, ha conseguido relegar a Nicolás Almagro, a quien tuvo que derrotar en las semifinales del torneo, y a tres hombres más que le precedían en la ATP, (Fish, Simon e Isner), y ha conseguido igualar con éste los tres títulos en la misma temporada que ya consiguiera en 2007.

Este año ha ganado en Viña Del Mar y Houston y ha sido el jugador que mejores prestaciones ha tenido en tierra batida detrás de Rafael Nadal (4 títulos y un balance de 23-1 en tierra) y David Ferrer (3 títulos y un balance de 30-5), por sus 3 títulos y un balance de 19-6.

Mónaco Lesión en Mont Carlo. Foto:twitter.com

Lesión de Monte Carlo

A su espectacular temporada hay que ponerle además, un hándicap, la terrible lesión que sufrió en Monte Carlo, donde llegaba como una de las principales alternativas de poder, después de ganar en Houston a John Isner, (el hombre al que todo el mundo apuntaba como gran outsider en tierra batida después de haber ganado a Federer y Tsonga en las pistas de tierra batida de Friburgo y Monte Carlo en las dos primeras rondas de la Copa Davis).

Sin embargo, en su primer partido en el principado monegasco, y con ventaja en el marcador ante Robin Haase, en un desplazamiento lateral su tobillo se quedó clavado en la irregular tierra batida de las pistas de Monte Carlos y sufrió un esguince que le apartó durante un mes de las pistas. Suficiente para que no pudiera participar en el ATP 500 de Barcelona, ni en Masters 1000 de Madrid. Afortunadamente, pudo recuperarse para Roma. Allí, y después de cuatro semanas de ausencia, ganó sus dos primeros partidos sin problemas y se llevó a Djokovic al tercero en octavos de final.

En Roland Garros también fue superado con claridad por Rafael Nadal en octavos de final. Es su mejor amigo dentro del circuito, pero lo cierto es que las dos últimas veces que se han encontrado en un partido a 5 sets en tierra batida, la final de Sevilla y en Roland Garros 2012, le ha derrotado con contundencia. (Quizá haya un factor psicológico que le impida hacerle más fuerza porque se entrenan juntos en multitud de ocasiones).

La hierba sólo la tocó para jugar en Wimbledon donde jugó tercera ronda por primera vez en su vida. Allí cayó con Troicki.

Mónaco y los Juegos Olímpicos

Juan ‘Pico’ Mónaco es uno de los pocos jugadores de la máxima élite que ha decidido exprimir su calendario y hacer su preparación para los Juegos Olímpicos aprovechando estas fechas para continuar compitiendo. Lo que ocurra en Londres será otro cantar pero, no se puede decir que no le esté sacando jugo a estas dos semanas. Ha jugado la final de Stuttgart, donde cayó contra Janko Tipsarevic y ha ganado en Hamburgo, donde, como habíamos comentado, estaba Nicolás Almagro, el hombre que los últimos años había sido el dominador en este tipo de superficie y con la ausencia de los 5 ó 6 mejores jugadores del mundo, y también Marin Cilic, ganador en Umag la semana pasada.

Además de estos dos hombres, que junto al argentino eran los dos grandes favoritos del torneo, (todo un ATP 500 en tierra batida), el alemán Tommy Haas, que está viviendo su segunda juventud y que vivía en casa, ha sido su principal enemigo y el rival en la final.

Ahora habrá que ver de qué manera le puede afectar el cambio de la tierra batida, nuevamente a la hierba. Cabe recordar que Mónaco hizo la gira sudamericana, volvió a competir en tierra en Houston y dio el salto a Europa, donde cayó lesionado, como hemos comentado en Monte Carlo. Sin la opción de competir en los Masters 1000 de tierra de Mónaco y Madrid, ha conseguido llegar al Top 10. Pero… su salto a la hierba siempre ha sido complicado.

Mónaco es el típico terrícola. Excelente en sus desplazamientos sobre arcilla, pero mucho más complicado en sus movimientos sobre hierba, una superficie que casi no ha tratado a lo largo de su carrera, (tiene un balance de 2-5 que contrasta gravemente con su 170-95 de partidos de tierra batida). No es un gran sacador. Desde luego no está ni entre los 10 ni entre los 20 mejores en esta disciplina, pero sus golpes liftados son muy peligrosos en arcilla.

Sin embargo, en hierba se ve desbordado por los golpes planos de sus rivales. Allí, la defensa y su movilidad, una de sus grandes virtudes, quedan anuladas por el bajo bote de la pelota. Aunque Mónaco sea desde esta semana un Top 10, no está entre los favoritos ni siquiera a optar a una medalla. Es muy improbable que no sea capaz ni de sostener su condición de cabeza de serie hasta los cuartos de final. Mónaco lo sabe y por eso, independientemente de lo que pueda ocurrir en Londres, ha decidido exprimir sus opciones en la tierra batida y optar a los 750 puntos que le ofrecía Alemania entre Stuttgart y Hamburgo. Sólo se ha dejado 100.

La clasificación y su salto al Top 10

¿Por qué ha sido capaza de saltar 4 puestos en la clasificación? Pues evidentemente, lo primero por sus grandes resultado esta temporada en tierra batida, aunque también ha tenido la virtud de jugar, también por primera vez, una semifinal de un Masters 1000 en pista rápida. Fue en Miami y allí, también con un gran estado de forma, aprovechó el tropiezo de Federer en segunda ronda contra Roddick, (ambos venían por su carril), y tumbó al norteamericano que fue incapaz de mantener el mismo nivel que había mostrado el día anterior ante el helvético.

Además, ha aprovechado el bajón en el rendimiento de un hombre como Almagro, que arrasaba y acaparaba todos los puntos en este tipo de torneos y ahora está siendo él el más regular. De alguna manera podríamos decir que, literalmente, le ha tomado el relevo a Nico en esta lucha por el Top 10 y por el “dominio de la tierra de segundo nivel”. (Espero que nadie se ofenda si catalogo de “segundo nivel”, la tierra batida en ATP 250 y ATP 500 donde casi nunca participan Nadal, Djokovic y Federer concretamente.

Ahora falta saber dónde está el techo de ‘Pico’. En principio, las oportunidades sobre tierra batida se han acabado. Ahora habrá que competir en Londres 2012 y después acudir al circuito americano. En pistas duras “outdoor” Mónaco se defiende bastante bien pero, al igual que la mayoría de terrícolas, las pistas “indoor” se le dan también fatal. (Su balance allí es de 24-28).

El tenis argentino y la Copa Davis

Argentina ha vuelto a la cúspide del tenis mundial. En realidad en la última década nunca lo ha abandonado, pero aquellas generaciones gloriosas de los Gaudio, Coria, Calleri, Acasuso, Chela (en su mejor momento), Cañas, Gumy… interconectadas por Nalbandian, parecía que con su desaparición, la suspensión de Puerta, la salida de Zabaleta y tantos otros, Argentina dejaba de ser el segundo país con más presencia en el Top 100. De hecho, el tenis argentino no contaba con dos Top 10 desde febrero de 2009. (Entonces Nalbandian y Del Potro se codeaban entre los mejores). Seguimos a un analista argentino que nos aporta muchos más datos y que merece la pena en el estudio de sus números, Gustavo Berlingieri: http://www.gustavoberlingieri.com.ar/top10.htm

Mónaco juega con Argentina en Alemania. Foto:lainformacion.com

Como anunciaba en su twitter, la gesta de Mónaco aúpa a su ciudad, Tandil, a la cima del panorama tenístico internacional, junto a Belgrado, copan 4 de las 10 plazas en el Top 10 de la ATP. Espectacular.

Todo esto queda unido por el gran sueño argentino que queda todavía inconcluso: La Copa Davis. Martín Jaite, capitán albiceleste, tiene el bonito reto por delante de tratar de conseguir lo que ya tuvo que ser en 2008. Entonces una serie de catastróficas desdichas acabaron en Mar Del Plata, sobre una pista rapidísima indoor, para afrontar a España en la final. Verdasco y sobre todo Feliciano López, se encargaron de purgar las malas decisiones argentinas tomadas para evitar a Nadal.

Este año la decisión es más sencilla y la lógica debe preceder a dos eliminatorias en casa, en tierra batida y contra la República Checa, (semifinales)en el Parque Roca de Buenos Aires y una final ante España, (favorita ante Estados Unidos en Gijón), o los norteamericanos del terrible Isner.

A priori, la decisión de la superficie no debe dejar lugar a las dudas, y mucho menos con la opción, más que probable de que Nadal, en caso de que España fuera finalmente el rival a batir en la final, no acudirá. Al menos así lo anunció en la final de Sevilla, y todo parece apuntar a que sus problemas de lesiones podrían ahuyentarle de esta idea. (Tampoco es nada seguro. Si Nadal se siente insatisfecho con su temporada y en forma, podría querer tomarse la “revancha de su ausencia en Londres 2012 en Argentina).

Pero no será este el principal problema ahora para Jaite. Las dudas se albergan en la alineación de su equipo. Nalbandian ya no es el líder en cuanto a juego, ranking o resultados, pero sigue siendo el espíritu de Argentina. El más combativo y el hombre que más ilusión y más esfuerzo ha puesto en su carrera deportiva por conseguir la Ensaladera.

En principio, la lógica invita a pensar en una estrategia como la seguida por Tito Vázquez en Sevilla. Usar al “Frente Tandilense” en la primera jornada: Del Potro y Mónaco y el doble Nalbandian – Schwank, y después “vivir de sensaciones” para la jornada final donde podría jugar el partido de su vida, en el punto de su vida, el Rey David. O no.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes