Llagostera y Martínez rumbo a Londres

"En los JJOO podemos hacer un buen resultado", "nos entendemos como si nunca hubiéramos dejado de jugar juntas" algunas de sus frases

Probablemente una de nuestras mayores opciones de medalla en tenis en los Juegos Olímpicos de Londres junto a Rafael Nadal sean María José Martínez y Nuria Llagostera. No es nada aventurado advertir esto. Tras tan sólo disputar 5 torneos ya se han colocado en la ‘race’ como la quinta mejor pareja de la temporada, cifras increíbles y que demuestran el potencial de esta pareja. Quizás si hubieran arrancado juntas estaríamos hablando de la tercera gran pareja del circuito en este momento con Errani/Vinci y Raymond/Huber.

No nos esperabamos tener tan buenos resultados tan rápido”, vale la pena recordar que volvieron juntas en el torneo de Madrid de hace apenas dos meses, como adelantó Punto de Break. “Pero estamos muy contentas de cómo nos está yendo todo. Estamos trabajando duro y estamos muy mentalizadas de cara a las próximas competiciones. Lo importante es seguir manteniendo la ilusión y estar motivadas” nos confiesa Nuria Llagostera que una vez más atiende a Punto de Break generosamente.

Ha sido una sorpresa para todos que en tan poco tiempo hayan conseguido ganar un torneo WTA Premier sobre hierba del nivel de Eastbourne, colarse en semifinales de Madrid y Roland Garros y en cuartos de final en Wimbledon. Son unos grandes resultados. Todos tenemos en mente sus grandes resultados de la temporada 2009 y parte de la 2010, pero ya nadie esperaba que volvieran a juntarse, y menos aún que tan rápido todo volviera a ir tan bien.

“¡Las sensaciones muy bien!” comenta Llagostera. “Nos entendemos como si nunca hubiéramos dejado de jugar juntas, nos compenetramos muy bien”. “Lo importante es seguir con esta ilusión común que tenemos de mejorar día a día trabajando duro”, relata Nuria con la misma emoción que transmiten los campeones que trabajan y trabajan con la ilusión de triunfar en un Grand Slam, en lo alto de los rankings y en los Juegos Olímpicos. Todos estos objetivos, paso a paso, y con mucho trabajo detrás pero se cumplirán.

Cuando hablamos de los Juegos Olímpicos, les preguntamos cómo afrontan este sueño de competir en Londres: “Llevamos muy pocos torneos jugando juntas. Y aunque está claro que hemos hecho muy buenos resultados, sabemos que aún nos queda por mejorar algunas cositas y estamos trabajando en ello”. Después va un poco más lejos y nos dice “pensamos que en los Juegos Olímpicos tenemos opciones de hacer un buen resultado, pero también somos conscientes que nos enfrentamos a parejas que llevan mucho tiempo jugando juntas”. A pesar de ello, rozaron las semifinales de Wimbledon hace sólo unos días y el resto de parejas temen que esta dupla española les complique el cuadro más de la cuenta. Son de las pocas parejas participantes en los Juegos Olímpicos que han conseguido ganar, por ejemplo, a las Williams recientes campeonas de Wimbledon y por ello máximas favoritas al oro olímpico que además ya han ganado en dos ocasiones.

Revolucionaron el mundo de dobles de la WTA en la gira americana de 2009 y con ese gran final se consiguieron clasificar para el Masters de final de temporada en Doha, donde derrotaron a las Williams y Black/Huber, las números 1, como demostración de que cuando ambas están al máximo nivel son una pareja muy competitiva capaz de ganar a cualquiera. Ahora, como quinta mejor pareja de la temporada en la race, preparan el asalto a la clasificación con el objetivo de estar en el WTA Championships de noviembre en Estambul donde sólo las cuatro mejores parejas de la temporada (a diferencia de la ATP donde acuden las 8 mejores parejas) se clasifican. El objetivo es muy difícil pues las cuartas clasificadas están a algo más de 1.700 puntos, pero si ellas dos han conseguido sumar 2321 puntos en apenas dos meses superando a muchas parejas que llevan recorriendo juntas el circuito toda la temporada, sin duda, son de las que lo pueden conseguir.

Nos gustaría mucho acudir al WTA Championships, pero al empezar a jugar juntas a mitad de temporada, aunque estemos las quintas en la race hay muchos puntos de diferencia con las cuartas, pero ¡lucharemos por estar allí!”. Un objetivo difícil pero que unas ‘maestras’ del dobles como ellas pueden conseguir.

Son una pareja que tiene un halo especial que les rodea y ellas lo saben. No es normal todo lo que consiguieron juntas, y ahora de nuevo unidas cuando ya nadie les esperaba, pueden dar mucho que hablar. Tienen magia, compenetración, son únicas. Son la perfecta explicación del dobles en el que no siempre 1+1 son 2 sino que en algunas duplas, ese 1+1 coge un plus y da igual a tres de lo bien que se compenetran y relacionan aunque nadie lo comprenda.

Cuando les preguntamos por sus objetivos y calendarios futuros, Nuria nos responde que “de momento, vamos paso a paso pero creo que las dos tenemos mucha ilusión por seguir jugando juntas el resto del año, aunque nos centremos por ahora en los Juegos Olímpicos”. Paso a paso, primero preparar los Juegos Olímpicos que arrancan en apenas dos semanas, donde ambas tienen muchas ilusiones depositadas y que es el verdadero motivo por el que se han planteado volver a unirse. Después, probablemente con opciones de entrar en el WTA Championships de Estambul, ambas lucharan en la gira norteamericana por ganarse esa plaza que les permita volver, tres años después, a ese selecto torneo donde sólo las mejores tienen cabida y que por ello debería recibirlas como una de las mejores parejas del circuito.

En el 2009, durante aquélla gira alcanzaron la final de Cincinnati, consiguieron los títulos de Toronto y New Haven, para después alcanzar cuartos de final en el US Open. Nadie duda de que esta pista se les acopla a la perfección y tras los Juegos Olímpicos que serán exitosos seguro, podrán demostrar ya con más torneos juntas que son una auténtica pareja referencia, de esas con las que se disfruta el dobles.

Bonito proyecto y ambicioso futuro, trabajado desde el día a día y el duro esfuerzo que no cesa, esta pareja promete porque se encuentran muy bien y porque tienen ganas de volver a triunfar en dobles. Qué gusto que sean españolas, y que sean nuestras representantes olímpicas en dobles junto a Anabel Medina y Arantxa Parra.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes