Kerber y Errani: las sorpresas de la temporada

Destinadas al top50 se han colocado como top10

Angelique Kerber y Sara Errani han sido las indiscutibles sorpresas de esta temporada WTA 2012, sumando entre ellas un total de 77 victorias por sólo 24 derrotas, con los títulos de París y Copenhague por un lado, y Acapulco, Barcelona y Budapest por otro.

Una locura. En manos de únicamente dos jugadoras y a estas alturas de la temporada aún. Dos tenistas que se esperaba de ellas resultados de top30 como mucho y que han demostrado mucho más tenis. En el caso de la alemana Kerber, sus inesperadas semifinales en el US Open eran un gran resultado pero como tantas otras se esperaba que tras un gran torneo se desinflara y que cuando llegara este US Open cayera en los rankings lejos del top60. Sin embargo, ‘Angy’ ha aprovechado ese colchón y el hecho de que apenas tuviera que defender puntos para encontrar su mejor tenis y ya no sólo meterse en el top20 sino también en el top10. Su puesto como cabeza de serie en los grandes torneos se lo ha ganado a pulso y no ha desaprovechado sus oportunidades. Ahora mismo está la 5ª en la race y a poco que haga de aquí a final de temporada subirá al top5 y se asegurará su acceso al WTA Championships de temporada; algo que para nada entraba dentro de sus planes.

En lo que se refiere a Sara Errani, comenzó el año por detrás de Schiavone, Vinci y Pennetta sólo en el ranking nacional italiano. Era la última en la lista de la Fed Cup y apenas medio año después es top10 y la indiscutible número 1 italiana. Ha alcanzado la final de un gran torneo como Roland Garros, lleva ya tres títulos esta temporada y en tierra batida es más que un seguro. Comenzó enero en el top50, poco a poco fue entrando en calor y salió de Melbourne como 34 del mundo; y ahora llegaba la tierra. Con malos resultados en Miami e Indian Wells, se hizo fuerte en los torneos de arcilla de antes y después hasta llegar a los torneos WTA Premier de tierra como top25. En Roland Garros fue su gran eclosión y cuando pasó del puesto 24 de la WTA al 10.

Sin duda alguna ellas dos son las grandes novedades, muy inesperadas, de este 2012. La alemana suma 41 victorias en 13 torneos jugados y dos eliminatorias de Copa Federación. El año pasado entero sólo llegó a 27. Y la italiana 36 victorias por 12 derrotas. Top30 que por una de esas rachas que todas buscan en el tenis se han metido en el top10. Los resultados de Errani son más fruto del esfuerzo y el sacrificio triunfando en torneos menores, sabiendo después echarse adelante en el Abierto Francés; los de Kerber más llamativos en cuanto a nombres y categoría, son regulares y no decepciona se juegue en la superficie que se juegue y en un torneo de la envergadura que sea y ante la rival que toque.

Son la 5ª y 6ª mejores jugadoras de este 2012, tras Azarenka, Sharapova, Radwanska y Serena Williams. La alemana tiene casi garantizada su plaza en el torneo de maestras que sólo disputan las 8 mejores a final de temporada; la italiana sin embargo va a tener que luchar mucho de aquí a final de temporada, sin apenas más tierra, si pretende entrar en ese selecto torneo, donde incluso perdiendo sumas mucho.

Ahora llegan los Juegos Olímpicos donde ambas acudirán como números 1 de importantes delegaciones como son la alemana y la italiana. Dada la superficie de que se trata Kerber puede tener esperanzas de medalla, no obstante hace unos días estaba en las semifinales de Wimbledon. Y tras esto llegarán las US Open series, donde Errani puede aprovechar su buenos cuadros fruto de su nuevo ranking como top10 y Kerber tendrá que afrontar el momento de empezar a defender puntos en torneos como Dallas o el mismísimo US Open. En cualquier caso, la alemana da la sensación de que puede mejorar mucho sobre esa superficie y de que se va a meter en el top5 tras la misma casi con total seguridad.

Kerber, sorpresa con mucho potencial, y Errani, terrícola venida a más, son las nuevas y sorprendentes top10 que ahora buscan clasificarse entre las 8 mejores de la temporada y así confirmar su gran 2012 entrando definitivamente en la élite del tenis femenino que miraban muy de lejos hace apenas 10 torneos. Son el ejemplo a seguir para muchas otras; casos similares en el tiempo pero muy diferentes en el fondo.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes