Eugenie Bouchard: la campeona perfecta

Joya canadiense, campeona de Wimbledon Junior, ha hecho en su opinión un torneo muy 'cool'

Bouchard tras conquistar Wimbledon. Fuente: twitter.com
Bouchard tras conquistar Wimbledon. Fuente: twitter.com

 

Eugenie Bouchard, campeona del torneo de Wimbledon Junior y estrella canadiense que llega a la WTA con el objetivo de ser número 1 del mundo y conquistar todos los Grand Slam.

Tenía apenas 11 años y Sven Groeneveld, consultor de Adidas que hace de vínculo entre los jugadores y la marca, dejó caer ya entre sus labios un “es perfecta”, que fue seguido del deseoso “la quiero en Adidas”. Al otro lado de la conversación estaba un periodista del ‘Globe and Mail’, Tom Tebbutt.

Hoy la ‘perfecta’ Eugenie Bouchard cumple los pronósticos y conquista el título junior de Wimbledon. “¿Habías jugado alguna vez con tanto público?” es la segunda pregunta de su primera gran rueda de prensa. “Creo que no. Cuando entré en la cancha me sorprendió lo lleno que estaba. Pero es que resulta que después cuando hice un buen punto, sonó un aplauso como nunca antes había oído; era muchísimo más fuerte de lo que esperaba, casi me asusto. Me emocioné, estaba en plan ‘¡Oh Dios mío! Esto es muy grande’. Fue realmente genial. Había muchísima gente, así que creo que realmente ha sido el partido que he jugado con más gente mirando”. Y lo dice con la sonrisa inocente y la mirada limpia de quien lleva muchas horas de su vida dedicadas al tenis sin aún haber podido descubrir del todo la emoción de la verdadera competición.

Hizo un partido increíble. Tranquila pero motivada. Con carácter y sin fallos. Con un plan de actuación muy claro, que era ser agresiva y si podía subir a la red. “He mejorado mucho en ese sentido; buscaba ser agresiva desde la derecha y cerrando en la red cada vez que podía”. El partido ante Svitolina acabó 6/2 6/2. “Estaba encantada de jugar en esa pista; es que casi ni seguía el tanteo, simplemente jugaba buscando hacer mi trabajo; tenía el esquema en mi cabeza y había que cumplirlo punto a punto”. A lo que le insistieron: “¿pero no te pusiste nerviosa cuando viste que se acercaba el final?”, y ella rebatió “si es que no me enteré de que llegaba el final. Cuando el árbitro cantó el final del partido ni siquiera grité. Me estaba sorprendiendo a mí misma. Era en plan: ‘¿qué? ¿ya? ¿se acabó? ¿he ganado? ¿en serio? y ¿ahora qué hago?’. Risas en la rueda de prensa.

Pero Bouchard no se quedó ahí y junto a Taylor Townsed, norteamericana campeona del Open de Australia Junior 2012 y número 1 del mundo junior, ganó también el título de dobles. “Fue realmente difícil jugar la final de dobles tras haber disputado la individual; muy muy duro, me costó mucho pero al final la ganamos”.  La rueda de prensa la cerró la pregunta de “¿y ahora tienes algún plan?”, que ‘Genie’ respondiendo con un tímido: “la cena de campeones”. Disfrutará una buena cena junto a grandes como Roger Federer, Serena Williams, Bob Bryan, Venus Williams o Lisa Raymond.

Su historia y su juego

El tenis canadiense puede estar contento. Tras muchos años de duro esfuerzo por parte de su federación en busca de talentos, con muchos recursos y dedicándose desesperadamente a encontrar jóvenes dispuestos a ilusionar a un país que adora el tenis y que lleva mucho tiempo sin una estrella. Milos Raonic, sobre todo, pero también Rebeca Marino (aunque ésta retirada temporalmente de la competición como ya les contamos en Punto de Break hace tiempo), señalan el camino de Canadá. Una potencia de tenis futura que ha arriesgado y apostado mucho por el tenis de base y que, por ello, obtiene ahora frutos con grandes resultados. Canadá ha ganado, con Bouchard en chicas y con Filip Peliwo en chicos, ambos títulos Junior de Wimbledon. No es nada pero a la vez lo es todo. Queda por ver cómo caminan hacia el futuro, pero no cabe duda de que es momento para tomarse un descanso y valorar lo logrado. Algo están haciendo bien.

Su padre banquero le suele llamar ‘Genie’, que significa genio y que es un apodo que se funde perfectamente con su nombre Eugenie. Empezó desde muy pequeña a jugar al tenis, donde comenzó con sus hermanos. “No me gustaba jugar en grupo; era aburrido pegar un golpe y esperar que otros tres lo hicieran antes que tú; quería ganar los puntos no aprender a golpear”, por ello sus padres se dieron cuenta y le apuntaron en clases particulares para ella sóla, a diferencia de su hermana gemela a la que le parecía más divertido jugar con otros 8 niños en pista a Eugenie le apetecía ir a por más. Poco a poco fue creciendo y la afición se transformó en competición. En 2007 y 2008 pasó un tiempo en Florida, en la Academia de Nick Saviano. Allí pudo jugar con los grandes nombres del futuro del tenis, pero su futuro estaba ligado a Canadá, así lo quería ella, su familia y la Federación Canadiense.

Desde ésta no dudaron en apostar por Eugenie, que pasó a entrenar en el prestigioso Centro Nacional de Tenis de Montreal, situado en Jarry Park, un lugar emblemático para el deporte canadiense. Cada día el nombre de Bouchard sonaba más fuerte, aunque a ella le gusta que suene en inglés y no en francés. En ese centro de especial capacitación ‘Genie’, esa joven rubita espigada de ojos claros, iba creciendo junto al italiano Roberto Brogin, un entrenador que su federación contrató exclusivamente para ella. Desde hace un año empezó a trabajar ya junto a Nathalie Tauziat, que llegó al número 3 del mundo. Ahora trabajan juntas en esta última etapa preprofesional de Eugenie.

Con un gran servicio, y derecha agresiva, no falla con el revés que tiene variado. Es valiente y talentosa, se desenvuelve muy bien en la red y sabe tanto jugar bien bajo techo buscando el winner en cada golpe (así comenzó a jugar al tenis) como elaborar el punto, lo que requiere una mentalidad diferente con la que afrontar el tenis que la joven canadiense adquirió en Florida.

Conclusión

Tiene muchas ambiciones y parece prepararse para ser uno de los nombres a seguir en el futuro. Guapa, con carácter, de juego talentoso y que transmite tanto dentro como fuera de la pista, Eugenie Bouchard, la que muchos esperan sea la nueva ‘genio’ de la WTA, parece preparada para dar su primer salto por el circuito profesional y empezar a llenar pistas, tal como consiguió por primera vez en su vida con la central de Wimbledon. “Ha sido un Wimbledon muy ‘cool’, la verdad” dijo al despedirse de los periodistas de Wimbledon. Está destinada a ser una grande y a coger las riendas del circuito femenino. “Canadá se merece buenos tenistas, espero ser una de ellos y que puedan sentirse orgullosos”.

Eugenie Bouchard, la piedra preciosa del tenis canadiense. ‘Genie’ la campeona perfecta.

 

Publicidad

Apuesta del día

Apuesta del día: Villarreal - Zurich / Europa League

Villarreal - Zurich / Europa League

El Villarreal recibe al Zurich suizo en El Madigral, en partido correspondiente a la tercera jornada de la fase de grupos de la Europa League

Ver todas las apuestas del dia

Comentarios recientes