Emirates Airline US Open Series previa

La coincidencia con los Juegos Olímpicos complican varios torneos del evento

El Emirates Airline US Open Series, (el circuito americano), completa este año muchas novedades en la preparación para el siguiente Grand Slam de la temporada, el US Open que se jugará entre el 27 de agosto y el 9 de septiembre en Nueva York, normalmente, este circuito, completamente especial y vertebrado como sólo los norteamericanos saben hacerlo, suele ser la preparación perfecta para acudir a Nueva York donde Flushing Meadows espera a las grandes estrellas de la ATP, y además lo hace formando un grupo de torneos que tienen, además de las puntuaciones normales de la ATP: (250, 500 y Masters 1000 y el Grand Slam con 2000 puntos), otro sistema de puntuación en el que se mide el rendimiento en las pruebas de esta serie de torneos. Sin embargo, los Juegos Olímpicos van a perturbar su normal transcurso.


Novedades


Las principales novedades del circuito americano son el cambio de patrocinador y la fractura que va a provocar la presencia de los Juegos Olímpicos que, además, coinciden con el City Open de Washington, el antiguo Legg Mason Tennis Classic.
El patrocinador Olympus, ha dejado paso a la compañía aérea Emirates Airline, una decisión que fue altamente controvertida cuando se conoció. Sin embargo, en la época de crisis en la que estamos atravesando, globalmente, la presencia de una compañía dispuesta a aportar 90 millones de dólares para patrocinar el circuito, acalla todas las voces discordantes.
El contrato firmado por la USTA (La Federación Estadounidense de Tenis), organizadora del circuito, y Fly Emirates o Emirates Airline confirma la estupenda gestión de comercialización que tiene la Federación Estadounidense.

Fish ganó el año pasado la US Open Series. Foto:lainformacion.com/EFE

El circuito se vertebra a través de una serie de torneos que son de todo tipo. En el caso de la ATP, acapara torneos ATP 250, ATP 500, dos Masters 1000 y el Grand Slam: el US Open. En el caso de las chicas, lo hace a través de WTA Premier y WTA Premier 5. Algunos de estos torneos comparten el circuito masculino y el femenino otros, aprovechan para que una semana jueguen los chicos y otra las chicas y otros, sencillamente, son exclusivos o de chicos o de chicas. Normalmente, muchos tenistas aprovechaban estos meses para afrontar su preparación para el US Open a través del circuito americano. Lo hacen desplazándose un par de meses a Norteamérica par jugar en Estados Unidos y Canadá en superficies y situaciones climatológicas muy parecidas a las que se van a encontrar en el US Open, aunque otros prefieren acudir sólo al final.
El Emirates Airline US Open Series no sólo reparte una excelente bolsa de premios para primar la participación en el mismo, sino que, además, ofrece un bono para los jugadores que obtengan mejores resultados en el US Open y que hayan completado un mejor circuito. Una fórmula muy americana que se podría exportar a las primeras fechas del calendario con los torneos que se juegan en Oceanía y Asia, (una especie de torneo del Pácifo), los torneos de la gira latinoamericana de tierra batida, los torneos europeos sobre tierra batida o los torneos de hierba. Sin embargo, la dificultad radica en que ninguna Federación u organismo está lo suficientemente organizado para regular, promocionar y comercializar estos torneos, y acaban siendo independientes. Una pena.


Los torneos


El circuito comienza esta misma semana, pero lo hace, exclusivamente con un torneo femenino; el Bank of the West Classic de Stanford, (California). Un torneo WTA Premier que tiene como actual campeona a Serena Williams. En la web oficial se anuncia la presencia de la actual campeona y reciente triunfadora en Wimbledon, aunque no sería de extrañar que Serena pudiera ausentarse en el último momento. Al cartel de participación le faltan muchos atractivos como Azarenka, Sharapova o la mismísima Radwanska, (la otra finalista del Grand Slam londinense), pero presenta un interesante cartel.


En la segunda semana se inician dos torneos, el primero del circuito ATP: El BB&T Atlanta Open, conocido históricamente como el Atlanta Tennis Championships, que se juega en Atlanta (Georgia) y que tiene como actual ganador a Mardy Fish, (que a la postre acabó postulándose como el ganador final del Olympus US Open Series de 2011). Las presencias más destacadas son las de las primeras raquetas norteamericanas, dado que allí jugarán John Isner, el defensor del título, Mardy Fish, Andy Roddick o el emergente Brian Baker, pero que también contará con el nipón Kei Nishikori (residente en Estados Unidos), o Kevin Anderson como raquetas más conocidas. Es un torneo categoría ATP 250.
Coincidiendo con la primera prueba del circuito masculino, la WTA juega el Mercury Insurance Open en Carlsbad, (California). La cabeza de serie más alta en la lista de participantes es Marion Bartoli, así que faltarán la mayoría de grandes estrellas del circuito. Como comentábamos, la proximidad de los Juegos Olímpicos ha hecho que las grandes favoritas en Londres prefieran prepararse en Europa y para jugar en hierba. Una buena oportunidad para la clase media alta de conseguir un título. La última campeona fue Radwanska, pero la polaca no defenderá sus puntos.


La tercera semana, coincide con la Farmers Classics de Los Ángeles, en California, y sólo habrá competición masculina. El problema de este torneo y el de Washington es que coincide plenamente con el inicio de los Juegos, así que los 60 mejores jugadores del circuito no van a estar presentes. Probablemente, tanto el Farmers Classics como el City Open de la capital, acaben convirtiéndose en campeonatos americanos oficiosos con algunas de las mayores promesas del tenis estadounidense y también será la oportunidad para la gente con un ránking un poco más alto para coger puntos, sumar confianza y competir en un torneo ATP 250 o incluso en un ATP 500, como lo es el Citi Open.
A continuación y, justo después de conocer quién ha sido el campeón olímpico, se juegan los dos torneos Masters 1000 (ATP) o Premier 5 (WTA) que, además tienen una puntuación especial para el Emirates Airline US Open Series.

Querrey uno de los favoritos para este año.

Primero la Rogers Cup. Para empezar, el torneo tiene la particularidad de denominarse igual, jugarse la misma semana, pero hacerlo en dos lugares diferentes. La Rogers Cup es una competición completamente inusual. Pero no por diferente deja de ser tremendamente trascendente. En la ATP, Djokovic defiende el título y va a necesitar todos los puntos para no descolgarse de la lucha por el número 1. Todo va a quedar marcado por cómo se desarrollen los Juegos Olímpicos, pero para él, especialmente, cualquier resultado distinto a la victoria le podría dejar en una situación muy complicada. Después de la pérdida de de puntos de Wimbledon, los 1000 de Toronto van a ser imprescindibles. En principio todos los tenistas más importantes del mundo se reengancharán en este torneo. Volverán a medir sus fuerzas en la vuelta de los Masters 1000. Una emoción indescriptible con los cuatro más grandes en una tensión de fuerzas bestial. En principio, quien más tiene que ganar en Toronto es Rafael Nadal. El balear cayó en primera ronda del pasado ejercicio, cuando se disputó el torneo ATP en Montreal, y a poco acertado que está sumará puntos. Si además es capaz de hacer un gran papel o ganar el torneo, el recorte de puntos con sus máximos rivales será muy importante.


Para la WTA, que este año se traslada a Montreal, Serena parte también como principal favorita y defensora del título. Sin embargo allí si está prevista la participación de las principales raquetas del circuito femenino. Una nueva lucha encarnizada que será muy importante en la lucha por el número 1 y por acudir al Masters.
A continuación, WTA y ATP coinciden en Cincinnati. El Western and Southern Open reunirá a las mejores raquetas de cada circuito para preparar, de forma oficial y muy cercana a los máximos favoritos para el US Open. En el circuito masculino, Murray defiende los 1000 puntos de campeón y Djokovic la final. Nuevamente la presión para el serbio será muy grande porque es quien más tiene que perder y quien menos margen de error tiene en este circuito americano. (Cabe recordar que fue el campeón del US Open). Para Murray, que llega con la decepción de la derrota en Wimbledon, las pistas rápidas y los partidos a 3 sets son un buen bálsamo. En Londres perdió su tercera final de Grand Slam, pero mostró una clara mejoría, sobre todo a nivel anímico. Por fin se vio un Murray entero, sin fisuras y con un partido completo de principio a fin. Perdió por la calidad de su rival, Federer, pero estuvo a buen nivel. A ese nivel en una superficie que se le adapta perfectamente, además de la facilidad que tiene para competir en partidos a 3 sets. Un martirio para cualquiera y un auténtico punzón tanto para Federer como para Djokovic, que serán los dos primeros cabezas de serie. Por su parte, otra vez Nadal aparece como el gran tapado. Rafa “sólo” pudo completar los cuartos de final y allí cayó contra Fish. Cualquier registro que mejore ese resultado le haría dar un paso adelante en la caza de sus más inmediatos perseguidores y, por el contrario que lo que le ocurrió en la tierra batida, será él quien tenga que ganar y los demás quienes tienen que perder.

Federer US Open. Foto:lainformacion.com


Para finalizar el tránsito hacia el US Open, las Emirates Airline Us Open Series se cerrarán en New Haven, (Connecticut) para el circuito WTA y en Winston-Salem para los chicos. El planteamiento de los mejores en sus respectivos rankings (ATP y WTA), es muy distinto. La mayoría de los mejores especialistas del mundo, prefieren descansar la semana de antes. Acudir directamente a Nueva York para preparar la gran cita, el Grand Slam. Otros, sin embargo, prefieren seguir compitiendo. Pero, jugar un ATP 250 que acaba el domingo antes de que arranque un Grand Slam, parece algo arriesgado. Sin embargo, las chicas sí han confirmado su presencia en New Haven, como Radwanska o Wozniacki, además de Bartoli, que será la mejor jugadora que va competir en todas o casi todas las pruebas aprovechando su ausencia de los Juegos. De los tenistas más importantes, de momento, sólo Tsonga tiene confirmada su presencia, aunque allí estarán también Roddick e Isner.

Wozniacki campeona en New Haven.

El final del circuito coincide con el US Open. Un colofón espectacular, que no reparte puntos, pero sí dinero de bono.


Los puntos y las bonificaciones


Los dos torneos más importantes, la Rogers Cup y el Western and Southern Open, dan 100 puntos al campeón, 70 al finalista, 45 a los semifinalistas, 25 a los cuartofinalistas, 15 a los jugadores que llegan a octavos de final.
El resto de torneos, (sean masculinos o femeninos), otorgan 70 puntos al campeón, 45 al finalista, 25 al semifinalista y 15 a los cuartofinalistas. Los jugadores que pierden en octavos de final, no tienen puntos.
Además de los premios pertinentes, los ganadores del US Open cobran una prima de 1.000.000 de dólares si, además, ganan el Emirates Airline US Open Series. 500.000 si son segundos en el circuito y 250.000 $ si son terceros.
Los finalistas del US Open, cobran una prima de 500.000 $ si son ganadores de las Series, 250.000$ si son segundos y 125.000$ si son terceros.
Los semifinalistas del US Open cobran una prima de 250.000 dólares si ganan las Series, 125.000$ si son segundos y 62.500 si son terceros.
Los cuartofinailstas cobran 125.000 $ si alguno de ellos ha sido el ganador del Emirates Airline US Open Series, 62.500 $ si alguno es segundo y 31.250 si es tercero.
Para los jugadores que lleguen a octavos de final; si alguno gana las Series cobra 70.000 $, si es segundo 35.000 $ y si es terceo 17.500 $.
Si el ganador del US Open hace tercera ronda cobraría una prima de 40.000 $, si cae en segunda 25.000 $ y si cae en primera 15.000$. El segundo de las Series, cobraría 7.500$ si cayera en primera ronda, 12.500 $ si lo hicera en segunda y 20.000$ si lo hiciera en tercera. Y el tercero de las Series tendía un bono de 3.750 $ si cayera en primera ronda, de 6.250 si cayera en segunda y 10.000$ si fuera en tercera.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes