"La Mafia" Nadal y el "Capo" Tío Toni

Se denuncia en foros de tenis que Toni tenga influencia en el arbitraje, los cuadros, la ATP... ¡Basta ya!

Toni Nadal  llorando en Roland Garros tras el 7º de Rafa. Foto:twitter.com
Toni Nadal llorando en Roland Garros tras el 7º de Rafa. Foto:twitter.com

Uno de los temas más comentados en los foros más importantes de tenis del mundo es el que hace alusión a que Toni Nadal, (el Tío Toni), gestiona algunos de los elementos más importantes de la competición del tenis y de la ATP como si fuera una Mafia, con cuadros amañados, árbitros corruptos, influencias en los directores de los torneosel fanatismo llevado a grado sumo y la inconsciencia de unos cuantos que ensucian la buena imagen de un deporte considerado como uno de los más limpios.

 

Contra el tenis, contra la deportividad y contra el trabajo limpio. Nadal sigue creciendo y sigue ganando. Las explicaciones de sus victorias quedan para los analistas. Los fanatismos llegan a buscar la parte más sucia y asquerosa de deportes muchísimo más burdos como el fútbol. Hay que poner fin a esta desgracia.

Deporte elitista o fanático

Lo más lamentable de todo esto es que, después de 15 años siguiendo el deporte de élite como profesional y compaginando mi trabajo entre el fútbol y el tenis, he decidido dar un paso hacia el tenis porque me gusta más la gente que lo rodea. Gente más inteligente con la que se puede hablar en un perfil medio alto. Son conocedores de su deporte, de política, de economía. Gente con inquietudes. Con cultura. Gente que puede leerse un mínimo de 10 libros al año. En el fútbol es muy difícil encontrar esto. Casi imposible. El perfil del jugador de fútbol profesional es un chico con una base cultural de perfil baja o muy baja y muchos de ellos analfabetos. Incapaces de construir una redacción de 500 palabras sin una falta de ortografía. Se lo digo completamente en serio. El tenis es otra cosa. Sin embargo, cada día más, parece que el periodismo tenga que ser el medio de transmitir los fanatismos. Bandera pintada en los mofletes, bufanda en mano y a ver quién chilla más. Mi paso definitivo al mundo del tenis fue una huida del ruido. Después, leo este tipo de post y me desmoralizo.
Hay dos deportes que son considerados por muchos como los dos grandes ejemplos de técnica, superación, trabajo y limpieza. El tenis y el golf. El golf, una disciplina especialmente individual, también ha buscado fórmulas para encontrar grandes vías para la promoción al combinarlo en competiciones por equipos, pero su principal atractivo es la superación de los límites de un profesional. Es muy raro que un golfista dominante, un número 1 del mundo, gane siquiera el 50% de los torneos donde participa. Hay ciertos paralelismos entre el golf y el tenis. Para empezar, la cabeza manda. Nadie puede jugar bien a ninguno de estos deportes sin una concentración máxima y sin saber estudiar tácticamente qué es lo que está ocurriendo. A pesar de tener la posibilidad de tener más o menos cerca a un asesor, un orientador, un entrenador o un “caddie”, al final a la bola le pega una herramienta conectada a tu mano, pero en realidad todo lo ordena todo lo manda la cabeza. El ejemplo más claro se puede ver en Tiger Woods, el hombre que dominaba con una contundencia casi desconocida este deporte hasta que varios incidentes en el plano personal han acabado por hacer de él un jugador vulgar.
Hace muchos años, en una eliminatoria de la Copa Federación, una mujer cuya hija competía con las mejores de España se preguntaba en voz alta cómo podía ser que una niña dos años más joven que la suya le ganara a su hija con suma facilidad, (la utilizó de “sparring” para calentar). Del nombre de la chica española no me acuerdo, de la austriaca que competía con las mejores con 16 años y era parte del equipo de Fed Cup sí: Tamira Paszek. El entrenador de su hija le dio dos claves: “Esa chica con 16 años ya ha desarrollado el cuerpo de una profesional, a tu hija todavía le queda mucho por trabajar. Y ella ya se comporta como una profesional. Todo está en la cabeza”.
Al lado, otra persona comentó: “Mi hija podría ser mejor que ellas dos, pero no tengo medios económicos para pagarla. Esto es un deporte de pijos al que sólo se puede jugar con dinero”.
La frase, como no podía ser de otra manera acabó en bronca. Al acabar la pequeña trifulca hablé con el entrenador. Su reflexión se me quedó clavada. “No es que al tenis sólo puedan competir los niños cuyos padres tengan mucho dinero. El dinero hace falta, pero no es la base del éxito. Al tenis sólo pueden competir los jugadores con talento y con una cabeza amueblada. Para jugar al tenis se necesita un 30% de talento y un70% de cabeza. Esto es todo mental y, evidentemente físico”, apuntó.
No recuerdo exactamente las palabras, pero al final, lo que quiero explicar es que hablaba de élite.

Nadal vence en París por 7º año. Foto:twitter.com

Para jugar al tenis hay que ser una persona coordinada, equilibrada y con una gran base psicológica. Es un deporte para listos. Seré más cruel. ¿Cuántos jugadores profesionales conoces ustedes que no sepan escribir correctamente? ¿Cuántos jugadores conocen que no sepan hablar, al menos, dos idiomas perfectamente? La mayoría de jugadores son personas cuerdas y equilibradas con una buena formación. Otros, con un entorno más complicado, son más excéntricos y problemáticos. El talento también se sabe abrir paso en este deporte. Ya hemos hablado de esto, pero sin entrar en este tema tan profundamente: Los casos de Tomic o Gulbis, los ejemplos de Dimitrov (algo más matizado) o de Marion Bartoli en la WTA, nos dan las muestras de cómo se puede triunfar sin ser ninguna lumbrera. En todos ellos el entorno familiar hacen complicado un análisis sin un psicoanálisis suyo y de su entorno.

El entorno de Nadal

Sin embargo, en el caso de Nadal, la formación y el entorno han sido base principal de sus éxitos. Dicho así, el concepto de “Mafia”, como ejemplo de organización de poder jerarquizada en la figura de su tío, sí es válida. Los padres de Nadal conocían el deporte de élite porque su tío Miguel Ángel ya había sido una persona relevante en el mundo del deporte en España. Jugador profesional y de élite, muy querido en su isla, Mallorca y reconocido en todo el país porque fue internacional y un baluarte de la selección española de los 90.

Familia Nadal. Foto:twitter.com

Cuando Rafa se destacó como un deportista superdotado, la familia tomó una decisión. Toni, el hombre más ilustrado y más inteligente del “clan” sería quien se haría cargo de él. Desde muy pequeño el Tío Toni ha sido tremendamente exigente y meticuloso en su formación en todos los aspectos. Rafael ha sido un deportista ejemplar y es más, hoy en día la familia olímpica y casi toda España pide que sea el abanderado del equipo español en los Juegos Olímpicos. El Comité Olímpico Español tiene una legislación al respecto. El abanderado debe de ser el deportista que vaya a participar con más galardones olímpicos. En este sentido Rafa está detrás los regatistas Iker Martínez y Xabier Fernández. El debate es algo complejo y lo abordaremos en los próximos días, pero todo parece apuntar a que será el tenista el elegido.
Sí, Toni manda y dirige muchísimo con “todo lo que rodea a Rafa”. Le asesora y orienta sobre su calendario, su preparación e incluso su relación con los medios de comunicación. También Carlos Costa se preocupa de todo lo que tiene que ver con su relación con la ATP, la ITF… aunque Rafa tome sus propias iniciativas y haga sus propias declaraciones. El grupo de trabajo, con Francis Roig también como entrenador, orientan y ayudan a Rafa. La élite es muy sufrida, aunque pueda parecer que todo son parabienes. De su relación con la ITF, la ATP, los árbitros, (de los que el español Enric Molina es el máximo responsable), etc… es muy probable que Toni Nadal tome las riendas en muchas ocasiones. De ahí a argumentar que tiene el poder para organizar cuadros de los principales torneos y Grand Slams, control sobre las decisiones arbitrales o dominio por encima del de Djokovic o Federer en los altos estamentos del tenis mundial, me parece una pérdida de rumbo lamentable.

Los favores a Nadal

Las principales acusaciones que se pueden ver en el foro: “Menstennisforums”, http://www.menstennisforums.com/showthread.php?t=203732 se vierten sobre todo a la “suerte” que ha tenido en los últimos cuadros de Grand Slam o Masters 1000, (casi siempre ha eludido a Federer como el cabeza de serie que le correspondería para la semifinal), se le acusa de tener “cruces asequibles” y de favores arbitrales. Como favor arbitral se llegó a denunciar, y esto lo hizo el mismísimo Roger Federer en la rueda de prensa previa a Indian Wells, que su tardanza en poner la bola en juego es consentida por los jueces de silla con una tolerancia que sería imposible aceptar si no fuera Rafael Nadal. En esta misma web, estábamos de acuerdo que el reglamento es para todos y no se debería consentir que, como regla, Nadal tardara casi 30 segundos entre punto y punto en servir. También se dice que si Nadal no quiere que le pite un árbitro, éste no tiene acceso ni a saludarle. No es cierto.
Con respecto a la final de Roland Garros, se comenta que la ganó por la suspensión del partido. El juez de silla, Stefan Fransson, demoró la suspensión del partido con la lluvia cayendo sobre la Philippe Chatrier. La potestad sobre cuándo se debe o no se debe suspender un partido es total y completamente competencia del “umpire”. Así lo contempla el reglamento. El director del torneo tiene la potestad de suspender también, pero anduvo varias veces sobre la pista y “no se mojó”. (¡Con la que caía!). La situación perjudicaba claramente a Nadal que llegó a encajar un 8-0 de parcial. Inaudito.
Los detractores de Nadal querían que se siguiera jugando bajo cualquier situación. Lloviera, fuera resbaladiza la pista o cayeran rayos y truenos. Lo importante era la derrota del español y no la imagen del torneo, el estado de la pista o la situación de seguridad de los jugadores. (Djokovic también patinó y estuvo cerca de lesionarse). En el foro se habla de la presión de Toni Nadal o que fue el Tío Toni quien paró el partido. ¿De verdad?
Evidentemente las suspensión le benefició. Pero la pista y sobre todo las bolas, estaban realmente impracticables. ¿Tienen fuerza Nadal o Toni para presionar a un árbitro para la suspensión de un partido? Pues seguro que mucha más que Guillermo García López, Pablo Andújar o Rubén Ramírez. Pero estamos hablando de una final de Roland Garros. La organización quería que se acabara el domingo. Era lo mejor. Jugar la final el lunes es un desastre en todos los sentidos. Afluencia de público, problemas con las entradas, cobertura de televisión… El partido se suspendió porque las condiciones no eran aptas para jugar al tenis con garantías. Punto final.

Esto no es óbice para que hayamos visto a Toni Nadal hablar de intereses económicos en la tierra azul de Madrid, cuando su sobrino tiene como patrocinador a una compañía de seguros, competencia de la Mutua Madrileña, (color azul), que curiosamente tiene un emblema rojo. Temas puntuales, con los que no hemos estado a su favor.

Nadal es el mejor

Alguno de nuestros lectores, como Eduardo, también llegó a criticar todo esto como un contubernio de las casas de apuestas, el manejo de los cuadros o distintas facilidades para que Nadal ganara Roland Garros. Respetamos a todo el mundo y con mucho cariño a nuestros lectores. Nuestra web pretende ser un foro abierto a opiniones y críticas. Las compartamos o no. Mi opinión es que Nadal es el mejor sobre tierra batida. Mucho mejor que Federer al que tiene sometido en esta superficie y al que gana constantemente sobre polvo de ladrillo y mejor que Djokovic al que le ha metido un parcial de 3-0 este año con 7-1 en sets. La única manga que ha cedido fue la de la lluvia y las bolas mojadas.
Sólo Ferrer y Almagro han conseguido, siquiera, forzar un tiebreak con Rafa. Llegar a 5 juegos ha sido todo un mérito para sus rivales. Les ha ganado a todos. No hay cuadro que valga. Rafa ha derrotado en menos de un año natural a Federer, Del Potro (Copa Davis), Berdych, Ferrer, Tsonga (también en Davis) y Djokovic. A todos con amplitud. A todos con contundencia. Sin necesidad de irse al quinto. Ganando fácil.
Si Rafa tiene que jugar 7 partidos en un Grand Slam, es imposible que los siete sean contra los mejores del mundo. Las tres primeras rondas, como cabeza de serie número 2 que es, no se encuentra con ninguno de los 32 primeros. Así que… si tritura al número 3, al 4, al 5, les mete roscos, le hace dos breaks por set a Djokovic y no cede ni bolas de break con los mejores, ¿qué nos hace pensar que un cuadro diferente evitaría su victoria?

Cuando hablamos de ponerle un cuadro difícil a Rafa, quizá deberíamos preguntar también a quienes vayamos a ponerle por delante si están de acuerdo en hacer primera o segunda ronda con Nadal en Roland Garros. Lo más normal es que Berdych, Del Potro, Tsonga o Isner no quieran jugar primera, segunda o tercera ronda con Rafa. Lo normal es que allí mismo acabara su torneo. Lo normal es que fuera en tres sets. Nadal tuvo que jugar contra Mónaco, Almagro y Ferrer camino de la final y contra el número 1 del mundo y campeón de 3 Grand Slams consecutivos en París. O lo que es lo mismo, y quitándose a sí mismo del palmarés, los últimos ganadores de Houston, Viña Del Mar, Buenos Aires, Acapulco, Sao Paolo, Niza, Madrid y Roma. Si esto es un cuadro regalado, que venga su Dios y lo vea.
Para los seguidores de Federer, recordar que el suizo vino por un cuadro con Kamke, Ungur, Mahut, Goffin y Del Potro antes de caer con Nole. Se dejó 5 sets en el camino hasta ceder los tres consecutivos con el serbio.
Para los seguidores de Djokovic, explicarles que su camino fue: Starace, Kavcic, Devilder, Seppi y Tsonga antes de Federer y Nadal.
Pues eso, que sumen ustedes y los conspiradores los títulos acumulados en tierra batida de todos los rivales de Federer y Djokovic y los de los rivales de Nadal.

Conclusión

En los últimos 3 ó 4 años, cuando se ha producido la gran eclosión del Fútbol Club Barcelona en España y Europa, la prensa española ha encontrado rápidamente una justificación a las victorias de este equipo y a las derrotas del Real Madrid. Los árbitros y un contubernio mundial, con Platini, Villar y la UEFA a la cabeza. No escribo sobre esto porque los necios y las necedades me dan mucha fatiga. Este año el Real Madrid ha ganado la Liga. Se acabaron las polémicas arbitrales. Ahora las encontramos en los periódicos afines al Barça.

Los estúpidos se fomentan a través de las estupideces. Se escriben, se creen y una mentira dicha muchas veces acaba pareciendo una verdad. El Real Madrid ganó este año en España porque fue mejor. El Barcelona dominó España y Europa los años anteriores porque fue superior.
Djokovic ganó el año pasado porque hizo un 2011 sublime y fue muy superior a Rafa, a Roger y a todos. Nadal ha ganado este año en Monte Carlo, Roma, Barcelona y París porque ha sido el mejor. A los estúpidos del fútbol sin argumentos y sin más consuelo que cortinas de humo no les presto más atención que al segundero de mi reloj. Los ignorantes del tenis, con oposiciones hacia la estupidez sí. El tenis no es un deporte de idiotas. Es tenis es un deporte de élite. No ensuciemos algo que está bien. Si hay algo que corregir o que denunciar: adelante. Cojan todas las pruebas que tengan y aquí tienen su plataforma. Puntodebreak irá contra todo lo injusto. Sin piedad. Con vehemencia. Pero no denunciaremos tonterías sin base.

Publicidad

Apuesta del día

Llegamos al quinto día de competición en el Masters 1000 de París Bercy. Nos centramos en este duelo de españoles para nuestra apuesta del día.

Ver todas las apuestas del dia

Comentarios recientes