Federer se ve bien en Roland Garros

Llega como en forma y muy ambicioso a la parte decisiva de la temporada

Roger Federer suele adelantar su éxito o fracaso en un torneo en las primeras comparecencias públicas ante la prensa, y falla poco en las impresiones que deja, así que, ¡ojo!, porque adelantó que se encontraba muy bien en Roland Garros. Y arrancó con victoria y con declaraciones preocupantes.


Federer suele ser un jugador que se muestra muy claro y es muy fácil prever en un torneo. Roger llega a Roland Garros con los siguientes números sobre tierra batida; El título en Madrid, aunque en la polémica superficie de la tierra batida azul, y semifinales en Roma, donde cayó con Novak Djokovic que se mostró superior al helvético en el Foro Itálico.
Roger llegó a Madrid sin hacer una declaración altisonante y jugó la final contra Berdych, que curiosamente, tampoco se había pronunciado de manera negativa sobre la superficie de la tierra batida azul. Djokovic y Rafa, que han sido los dos grandes dominadores de todos los torneos donde han participado en tierra batida en los años anteriores, llegaron con quejas, se mostraron muy poco cómodos desde el primer día y acabaron abandonando el torneo prematuramente. Ante su eliminación y la ausencia de Murray, Roger sólo lo pasó mal en el debut ante un cañonero como Milos Raonic y en la final ante Berdych. Título y 1000 puntos, segunda plaza en el ranking mundial y a casa.
Sin embargo, al acabar Madrid, habló de que se encontraba cansado y con molestias, después del torneo. Confirmó su presencia en Roma el mismo día de su debut, a menos de 24 horas para saltar a la pista y no se mostró cómodo en ningún momento. Llegó el primer partido de verdadera exigencia y lo perdió. Antes, ya había tenido problemas, incluso contra Juan Carlos Ferrero. No se le veía muy metido en el torneo y acabó por caer en semifinales.
Sin embargo, nuevamente y como ya hiciera en Indian Wells, Federer ha llegado intimidando a París y lo ha hecho a través de una enorme fe en sus posibilidades. Un cuadro bastante limpio que no le debería resultar muy limpio y sin grandes exigencias hasta cuartos de final, (Del Potro, su principal amenaza hasta allí y el cruce que se proyecta a octavos de final, ayer ganó con problemas y parece que sus molestias en la rodilla le podrían lastrar mucho al de Tandil, al que, de cualquier manera, esta temporada le ha endosado un parcial durísimo de 4-0, con victorias en Australia, final de Rotterdam, cuartos de Final de Indian Wells y semifinal de Dubai. Además, en todas sus victorias no le ha cedido ni un set. Así que parece improbable que Roger perdiera contra el argentino.
Para Roger se viene, por este segundo cuadrante, la amenaza más real de Tomas Berdych. A quien ya tumbó en Madrid, aunque no sin dificultades.


Los Grand Slam


Federer está siendo el jugador más regular y más rentable desde finales del año pasado, cuando volvió en Basilea, pero sobre todo ha sido dominador en pistas rápidas, y más allá, diremos que en partidos al mejor de tres sets. Sin embargo, su rendimiento en los Grand Slams ha sido algo peor. La temporada pasada, por ejemplo, fue la primera en la que no ganaba a una final después de 8 años. En definitiva, y esto son teorías sin una base científica, parece que a Roger, lo de disputar dos Masters 1000 de forma consecutiva le resta opciones. Y también da la sensación que, a dos semanas, Roger baja sus prestaciones.
No obstante, en Roland Garros, él que es de los pocos jugadores capaces de liquidar rápidos los puntos por su facilidad para sumar winners y minimizar errores no forzados, suele llegar más descansado que algunos de sus mayores rivales a las rondas finales.
Federer es, detrás de Nadal, el hombre que presenta un palmarés en Roland Garros más impresionante. El suizo tiene un balance espectacular en los últimos años y sus derrotas, sólo se cuentan contra Rafa y contra Soderling. Además, se le incluye un título: 2009. Además de llegar motivado, parece que llega en forma y sin ningún problema. Su anuncio a los cuatro vientos de su óptimo estado de forma es una verdadera amenaza. Así que cuidado con el suizo.

Para poder dar el salto en la clasificación, Federer sabe que tiene que ganar a Rafa y/o Nole en un Grand Slam o conseguir mejores resultados que ellos. Su forma física, (la de sus dos principales rivales, le hace muy difícil conseguir mejores resultados que ellos, pero si hace un esfuerzo en Roland Garros, va a dejar a Nole muy tocado y le podrá atacar en la hierba. Su especialidad). Arrancó el suizo y lo hizo con la voz por delante...

Comentarios recientes