Gael Monfils no jugará Roland Garros

No podrá defender los cuartos de final por su molestias en la rodilla derecha

Gael Monfils, una de las principales esperanzas francesas en Roland Garros, no podrá estar en el Grand Slam que se disputa en su ciudad natal, París y será un duro revés para el torneo que no podrá contar con uno de sus principales atractivos.

Roland Garros siempre ha ido muy unido a los tensitas franceses, grandes animadores de la competición y del público galo, que está a punto de cumplir 30 años sin ver a un tenista de su nacionalidad levantar la Copa de los Mosqueteros, reclama ídolos como Monfils.(La última vez que ganó un francés fue Noah en 1983. El espectacular tenista parisino ha sido el hombre que mayores éxitos ha cosechado en el Bosque de Bolonia en las últimas temporadas, pero sus molestias en la rodilla derecha le van a mantener alejado de las pistas tres semanas, justo las dos que coinciden con el Grand Slam sobre tierra batida y una más.

Monfils, que viene arrastrando serias molestias en su rodilla derecha a lo largo de toda la temporada y la tendinitis que le ha mantenido alejado de su mejor forma a lo largo de toda la temporada, le va a impedir jugar el segundo Grand Slam del año y su torneo fetiche, allí donde juega como local.

Además, Monfils defendía los cuartos de final a los que llegó el año pasado y esto le supondrá una pérdida de puntos que penalizará con varios puestos en la clasificación.

Francia, sin un referente

Las noticias no pueden ser peores para el público francés. Antes de conocer la noticia, ayer, Jo-Wilfried Tsonga anunció que ningún francés tenía opción alguna de ganar Roland Garros. Las opciones francesas son pocas por la gran calidad de los grandes favoritos a ganar el torneo, pero evidentemente hay dos jugadores que han competido a gran nivel y han podido sumar victorias contra Federer, Djokovic y el gran favorito, Rafael Nadal, aunque no se dé el caso en tierra batida y mucho menos a 5 sets. No obstante, Monfils es un jugador muy competitivo, muy querido y con recursos para haber sido uno de los grandes protagonistas en Francia.

Para los franceses, que el hombre que ha hecho mejor papel en los últimos años, y más concretamente para los parisinos con su vecino, es una noticia horrible.

Ahora, las grandes esperanzas recaerán sobre su cabeza de serie más alto, Jo-Wilfried Tsonga, aunque el de Le Mans no es ningún especialista en la superficie. A pesar de esto, también hay esperanzas fijadas en Gilles Simon, un verdadero especialista de la tierra batida que está jugando en su tierra, en Niza, y ya ha alcanzado las semifinales. Y con Richard Gasquet, un hombre que apuntaba grandes cosas en su época de júnior y que parece estar en un buen momento de forma, aunque, evidentemente, no parte como uno de los favoritos a ganar en París.

Copa Davis

Gael ya no pudo defender a Francia en la Copa Davis y su ausencia fue muy notable tanto en Canadá, donde Francia tuvo que afrontar una difícil visita ni, posteriormente en Monte Carlo contra Estados Unidos. Forget, el Capitán que se despidió en la Costa Azul de su selección había elegido la tierra batida para perjudicar a los norteamericanos en la superficie que se suponía que era la que peor se les daba. Sin embargo, la ausencia de Monfils dejó a Tsonga a los pies de los caballos contra un Isner pletórico.

En principio, Monfils estará recuperado para volver al circuito de hierba. Pero habrá que esperar, al menos, tres semanas.

Comentarios recientes