Victoria Azarenka se enfrenta a la WTA

Ya avisaba Azarenka ayer a la tarde noche que hoy habría novedades sobre su retirada en Roma por lesión. Tras debutar con victoria en el WTA Premier5 de Roma sobradamente lograda ante Shahar Peer, a la que endosó un rápido 6/1 6/2, Azarenka anunciaba, apenas un rato después, que se retiraba lesionada del torneo.

Batacazo para los organizadores y para los espectadores. La explicación formal era una lesión en el hombro derecho, pero hoy se ha conocido la explicación real gracias a mensajes de twitter de Vika. “Estoy triste y decepcionada por haberme tenido que retirar en Roma, lo he intentado con todas mis fuerzas pero no era bueno para mi salud seguir jugando. Tal vez si las reglas de la WTA fueran diferentes me habría podido centrar en recuperarme, pero no se me permitía tener otro ‘0’ en mi ranking. Espero que en el futuro se recojan mejor los derechos de las jugadoras”.

Con estos mensajes Victoria lo dejaba claro. Ha jugado mucho esta temporada, alcanzando en todos los torneos que ha jugado hasta Roma la final, excepto en Miami. Lleva muchos partidos en sus piernas y ahora mermada físicamente no puede seguir jugando en Roma al más alto nivel cuando Roland Garros, la hierba y los JJOO están a la vuelta de la esquina. Ha llegado el momento en que se ha planteado que no podía ir tan lejos en su calendario, no quiere ser otra Wozniacki.

Quizás lo lógico habría sido no jugar Stuttgart, torneo de menor categoría que Roma, que como WTA Premier5 paga por tener a las mejores en pista y bien lo merece. La WTA tiene reglas muy concretas para las jugadoras que acaban la temporada en el top10 y en el top20, y por ello Azarenka tiene que cuidarse mucho al seleccionar su calendario. Los WTA Premier Mandatory son obligatorios, como Madrid o Indian Wells, los WTA Premier5 son cuasiobligatorios pudiendo faltar sólo a uno. Ya faltó a Dubai, y ahora no podía faltar en Roma; por eso acudió, jugó, ganó y se retiró.

Una pena que las reglas traigan como consecuencia este tipo de noticias, pero también es cierto que la WTA y la ATP deben regular qué torneos son casi obligatorios, pues Roma no apostaría por ser un WTA Premier5 y otorgar por ello más premios (y más dinero a las cajas de la WTA), si es más fácil ser un WTA Premier normal como Stuttgart con la mitad de presupuesto y después pagar a las top para que acudan. Resultado igual con menor esfuerzo.

Ya hubo conflicto esta temporada sobre la asistencia no permitida de Wozniacki a Charleston, y la cosa siga ahora con Azarenka. No olvidemos que este año es excepcional pues los Juegos Olímpicos de Londres aprietan más aún un calendario que, no obstante, está mucho más pensado a favor de las jugadoras que el de la ATP. Vika se puede enfadar, pero la WTA debe contemplar no sólo los derechos de las jugadoras sino también de los torneos y no puede permitir que torneos como Roma sean considerados secundarios sobre otros como Stuttgart. Las categorías son las categorías.

Se calienta la WTA, al igual que viene ocurriendo con la ATP. Hablaremos más de ello en el futuro.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes