Masters 1000 de Roma: Análisis del cuadro ATP

Análisis previo de los Internazionali BNL d'Italia 2012

Nuria Llagostera nos muestra el Foro Itálico. Foto:twitter.com
Nuria Llagostera nos muestra el Foro Itálico. Foto:twitter.com

Roma ha tomado una trascendencia mayor aún si cabe después del enorme bocado que le ha pegado a la clasificación ATP Roger Federer con su victoria en la polémica tierra azul de Madrid y que le ha valido para colocarse como número 2 del mundo. El asalto de Roger Federer al número 1 pasa inevitablemente por robarle puntos, como ha hecho en Madrid a Rafa y Nole. Evidentemente, no puede incidir en la suerte de que, como en el Masters 1000 de la tierra azul, caigan eliminados antes y dejen de sumar 1000 y 600 puntos entre el serbio y el español, pero siempre puede recortar a través de la victoria en los Masters y en un Grand Slam. En el estado de forma que está, todo es posible en Roland Garros. Sin embargo. Parece difícil, primero que él pueda mantener siempre este nivel, y segundo  sobre todo, que Nadal o Djokovic no jueguen las semifinales en Roma. Esta vez, tierra batida de toda la vida, pistas en condiciones ahí, son los dos mejores. La batalla de Roma comienza:

 

Parte alta del cuadro

Por la parte más alta, de nuevo, las malas noticias en cuanto el sorteo se refiere le han tocado mayoritariamente al número 1 del mundo. Djokovic va a tener que pasar exámenes muy complicados hacia la final. Para empezar ya vemos en el horizonte nuevamente a Federer, lo que no son buenas noticias. Pero ya antes de este partido, que se prevé dificilísimo va a tener que sortear jugadores muy complicados. Su debut será ante el ganador del Santi Girado vs Bernard Tomic. El australiano está decepcionando en su gira de tierra batida por Europa y no se le nota nada cómodo en la superficie.

En cualquier caso no será, ni mucho menos un debut fácil. El colombiano es muy aguerrido y el australiano, con nada que perder, muy peligroso. Su segundo partido apunta hacia Juan Mónaco. El argentino tiene unos números este año espectaculares en tierra batida coronados con dos títulos, Viña de Mar y Houston. Sin temor a equivocarnos podemos decir que estamos hablando del hombre con mejores números en tierra, dado que su derrota en Monte Carlo se produjo por una caída que le hizo un esguince y tuvo que retirarse con el partido encarrilado.

El tobillo de Mónaco es una incógnita. Si no está bien, puede no haber problemas, pero si está completamente sano, será un rival peligrosísimo para Novak.

Al siguiente cruce, y por si esto no fuera suficiente, el camino le lleva al cruce, presumiblemente con Del Potro.

Esta parte del cuadro es la que comanda Tsonga, pero como hemos venido advirtiendo Tsonga es mucho menos peligroso en tierra batida y su potencial de juego en esta superficie no es la de un Top 10. La de Del Potro sí. Con unos números que asustan Delpo es una amenaza más que seria, aunque es verdad que en cada gran torneo, cada vez que ha cruzado con un rival de campanillas lo ha tirado. Cuando cruza con un Top-5 o un Top-6 pierde, salve sea la excepción de la victoria contra Tsonga en Dubai y Marsella, así que el pronóstico, si es que el francés aguanta hasta octavos, es claro.

El cuadrante de Federer

Como decimos y hemos podido comprobar el cuadrante de Djokovic es un campo de minas. Durísimo por donde se mire y con rivales durísimos en todos los cruces. Para el suizo las cosas son bastante más sencillas hasta semifinales, donde tendría que estar sí o sí recuperando los puntos que no ganó el año pasado en Roma. Sólo defiende 90, así que es muy probable que pase lo que pase saldrá muy beneficiado de la capital italiana, pero su golpe puede ser no sólo efectivo en puntos sino terrible en moral.

Roger comenzará probablemente ante Carlos Berlocq que está completando la mejor temporada de su vida y que ha llegado este año por primera vez a una final de ATP, en Viña Del Mar. Sin embargo, parece un hueso demasiado difícil de roer el suizo para el argentino.

En adelante la principal amenaza se llama Gael Monfils, pero en el momento de forma que se encuentran uno y otro parece difícil pensar que el parisino va a poder tumbar a Roger. Claro que los problemas los encontrará en los cuartos de final. Por allí llegan el gigante Isner que ya le derrotara en Friburgo en la Copa Davis en un partido sobre tierra batida. Habrá que ver cuáles son las prestaciones que puede tener e norteamericano, que no tuvo suerte en Madrid. Si se maneja al nivel de sus primeros partidos en tierra y en Davis, puede ser una amenaza más que firme.

Si no llegara Isner a estas alturas, no parece que nadie más pueda incomodar a Federer, Wawrinka o Tipsarevic serían su cruce a estas alturas.

La parte baja

La parte media baja la marcan David Ferrer y Tomas Berdych, que deberían cruza en cuartos de final si no ocurre nada raro. Para Ferru el cuadro viene cerrado desde el primer cruce, donde se las podría ver con su amigo Verdasco o el anárquico y peligrosísimo Dolgopolov.

En su segundo partido, octavos de final, lo normal es que cruzara con Simon y da la sensación que en esta superficie sí más lenta, Simon es uno de los mejores del mundo. Partidazo a la vista.

Por allí también transita Murray. Ausente en Madrid a última hora parece que su espalda ha mejorado y sí estará en Roma. El problema es descifrar a qué nivel llegará. En este sentido, Murray, que defiende semifinales, también puede que no llegue tan lejos, sobre todo con el desolador panorama que se le presenta por esta parte y con estos rivales.

Murray debutará contra el ganador del Albert Ramos vs Nalbandian. En principio debería de ganar a cualquiera de los dos, para seguir progresando, pero al cruce de octavos se le presenta un Gasquet qu el año pasado ya dio la gran sorpresa al eliminar a Federer y más adelante espera Ferrer.

Algo más abajo acaba la aparición de Berdych. Tomas aparece, como en Madrid, por la parte de Nadal y ya se saben las matemáticas. Que Nadal no llegara a las semifinales en Roma sería no sólo una gran sorpresa sino un vuelco general al status quo de la ATP. Federer se marcharía muy lejos y pensar en derrocar a Djokovic sería poco más que una quimera.

Con un Rafa metido en competición y rodado, no cabe duda que llegaría a cruzar con un Berdych que no es que ya no falta a ningunos cuartos de final sino que se está aficionando a semifinales y finales. Dos Masters 1000 sobre tierra y una semifinal perdida contra Nole y la final de Madrid. Sus números impresionan y no parece haber rivales por su parte del cuadro que le tengan que inquietar. Quizá Almagro o Cilic que van a jugar una de las primeras rondas más duras del cuadro. El que pase tiene muchas opciones de llegar a debatir el pase a los cuartos de Berdych.

Para Nadal, las cosas no pueden empezar peor. Muy probablemente, su debut será contra Raonic, que dijo una de las frases más importantes que se ha oído esta temporada en ATP, tras su derrota contra Federer: “Al entrar en la cancha pensaba que tenía opciones de ganarle. Al salir estoy completamente convencido”. Y a fe que tiene razón el canadiense. Si hace los deberes y cumple contra Mayer, le va a pedir la documentación a Nadal de gran campeón sobre tierra batida. Esperemos que Rafa haya cuñado todos los papeles y los lleve en regla porque un descuido contra Milos, un break, es perder un set. Y dos, a lo mejor, el partido. Así que, tras un debut de terror, todo se le puede ir aclarando. A lo mejor, vemos el mismo papel que hizo Roger. A punto de perder con Raonic en primera ronda y finalmente… campeón del torneo. Esperemos.

 

 

 

Comentarios recientes