Angelique Kerber: top10 y...

Con apenas nada que defender en las giras de tierra y hierba, ésta casi desconocida es clara aspirante al top5

Angelique Kerber en Roland Garros 2011. Fuente: lainformacion.com
Angelique Kerber en Roland Garros 2011. Fuente: lainformacion.com

Hace tiempo escribía un artículo sobre Angelique Kerber refiriéndome a su perfil, y señalaba como uno de los lemas que Angy ha reconocido le han marcado toda su vida como ‘Vive tu sueño’. Kerber merodeó por la WTA, se paseó, jugó, por momentos disfrutó y por momentos sufrió, pero hasta el US Open 2011 Angelique no empezó a vivir su sueño. Esta joven alemana se dio cuenta de que no quería ser sólo profesional, que su sueño era disfrutarlo, vivirlo, exprimirlo, pero de verdad, de manera plena.

¿Por qué sufrir entrando unas bolas sí y otras no? ¿Por qué no ser una estrella? ¿Por qué ese miedo a dar el salto y ser una grande? Un enorme cambio de mentalidad que le hizo cambiar el chip. Cuántas tenistas hemos visto cual estrellas iluminarse en un gran torneo para después desaparecer en la oscuridad y volverse opacas como una estrella fugaz. Han sido tantas, especialmente en el loco tenis femenino de los últimos años… Angelique, sin embargo y contra todo pronóstico, se propuso el gran reto de su carrera, aquellas semifinales de Grand Slam eran un paso, sólo un paso; un escalón de su escalera, un verso en su poema, un pequeño fragmento del éxito que estaba por venir. Y lo ha hecho.

Acostumbrados a ver brillar y oscurecerse a tantas estrellas de la WTA muchos, entre los que me incluyo, no supimos ver en Angelique su enorme potencial y su sorprendente fortaleza mental. Angy juega sin complejos, si delante hay una Williams, no hay problema, si está la gran Azarenka tampoco, se puede ganar y se puede perder pero nunca que sea por falta de valentía y pundonor. Una tenista nueva, diferente, fresca, constante y que irrumpe en la WTA siendo una auténtica desconocida hace medio año y ahora casi top10. Es un ejemplo para todas esas jugadoras de gran talento pero inconstantes, para las que viven en un sueño continuo sin acabar de despertarse y comprender que tienen dentro mucho más de lo que muestran.

Según comentan, en el ranking de la próxima semana Angelique Kerber estará si no en el top10 sí muy cerca y además pasará a ser número 1 alemana, una auténtica proeza dado el nivel actual de la flota germana que no obstante se encuentra mermada por los problemas físicos de Andrea Petkovic.

Sigilosamente, poco a poco, cada nuevo lunes que pasaba el ranking nos mostraba a una Kerber superior que primero no era sólo 100, después que bien merecía ser top50, más tarde que tenía un hueco entre las 32 cabezas de serie de Grand Slam, después que tenía tenis de top20 y ahora se antoja como una top10 firme y sólida. ¿Qué más? ¿Después de esta escalera interminable subirá más Angy?

Esto es una opinión, una invención, una apuesta pero veo a Angelique Kerber más arriba aún. Cuando la subida de una tenista no es sólo cosa de su mejora en el tenis sino que va acompañada de un cambio de mentalidad ¿quién puede ponerle techo si ha demostrado poder subir del top50 a los puestos de honor de la WTA en sólo unos meses por un cambio psíquico? El salto de top10 a gran tenista es duro y pocas pueden darlo, pero Angelique cada semana que pasa se presenta como más capacitada.

Ha ganado sus dos primeros torneos WTA este 2012, el Trofeo de Coubertain en París , WTA Premier, donde derrotó en la final a la local Marion Bartoli; y el Caro-Torneo, que dirían, de Copenhague donde dejó a los malacostumbrados danesas con el mal sabor de boca de ver a Wozniacki perder su primera final del año. Dos títulos prestigiosos con duras rivales y con finales ante tenistas locales que son parte del top10. Hoy es la 5 del mundo en la race y realmente, vistos sus resultados, lo es. Sin duda está siendo la gran sorpresa de este 2012 y en Roland Garros y Wimbledon defiende la inmensa totalidad de 0 puntos. Nada, señores, no defiende na-da. Realmente tranquila y con la cabeza en su sitio las opciones de Kerber son atronadoras.

Defiende desde Madrid hasta el torneo de Dallas en la etapa tenística americana de verano, pasadas ya las giras de tierra y hierba, 61 puntos. ¡¡¡61!!! Una chorrada, pues para que se hagan una idea ganando un partido en Madrid ya se lleva 80 puntos. Con una proyección enorme y una capacidad de colarse no ya en el top10 sino en el top5, le queda aprender (y vaya si es difícil pero lo puede hacer) a ganar a las líderes, a Kvitova, Stosur, Azarenka, Sharapova… es el único paso que le queda por dar. Se sabe defender y sabe atacar, pero sobre todo es una jugadora de carácter cabezón, no deja de disputar ni de luchar, le gusta este deporte y por fin está viviendo su sueño en plenitud.

Atención a Angelique Kerber que va directa a lo alto de la WTA y, si sigue a este nivel, cuando llegue el US Open de septiembre les aseguro estará entre las 5-6 primeras tenistas mundiales, por asegurar que creo me estoy quedando corto. Potencial enorme, confianza plena… el techo ha decidido ella misma que no se lo dije nadie. ‘Keep going forward, never look back’ reza en su raquetero, sin duda la alemana sigue adelante y no mira atrás. Cuidado con ella, avisamos desde ya en Punto de Break.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes