Serena Williams: "me habría gustado ser olímpica por gimnasia rítmica"

Serena se destapa como una coleccionista 'friki' de pins y una auténtica enamorada de la gimnasia rítmica

Serena en el Open de Australia 2012. Fuente: lainformacion.com
Serena en el Open de Australia 2012. Fuente: lainformacion.com

Serena Williams no es una de esas jugadoras herméticas que no deja que los medios de información hablen sobre ella, pero no por eso nos va a sorprender menos que a estas alturas nos sigamos enterando de algunas cosas suyas que le dejan a uno helado. Ahora resulta que lleva desde siempre siendo una auténtica fan y coleccionadora compulsiva de pins; eso sí, no de cualquiera, sino de los oficiales de los países olímpicos.

La norteamericana, de ya 30 años de edad, descubre esta pasión en una entrevista a USA Today centrada en el tema olímpico, a través de una entrevista realizada por Douglas Robson, en la que Serena dice estar deseando ampliar su colección, no de trofeos sino de pins, en los próximos Juegos Olímpicos de Londres 2012.

Serena tiene en su haber 13 campeonatos de Grand Slam individuales, cuatro de ellos sobre la hierba de Wimbledon (2002, 2003, 2009 y 2010), superficie sobre la que se disputarán los Juegos Olímpicos del próximo verano. Y Serena, más sobre esta superficie, se conjura en busca de una medalla olímpica individual que aún se le resiste y mucho. Se ha declarado enamorada de los Juegos Olímpicos y el hecho de no haber podido subir al pódium en el 2004 debido a las lesiones y en el 2008 por caer en cuartos de final ante Elena Dementieva, a la postre campeona olímpica, es algo que no se perdona y que dice ha de aprovechar para motivarse aún más en este 2012. Quizás Río de Janeiro 2016, y esto es ya mi opinión, sea demasiado tarde y tenga que ganar en Londres sí o también, aunque uno nunca sabe con las Williams.

Serena, eso sí, tiene en su vitrina medallas olímpicas en dobles, pero medallas en definitiva. Tanto en Beijing 2008 como en Sydney 2000, Serena junto a su hermana Venus se coronó en la disciplina olímpica de dobles femenino. Para esta próxima edición aun todo está en el aire y aunque parece que su dobles junto a Venus defendiendo el oro está casi confirmado, queda por ver cómo termina la lucha por el mixto si finalmente participa y si lo hace en su caso con Isner o con Roddick; ambos dos ya se han postulado.

En la entrevista con Douglas, Serena también ha comentado una de sus recientes costumbres. Tiene en twitter algo más de 2,5 millones de seguidores, es decir, es una de las deportistas femeninas mundiales más seguidas y con mayor número de fans. Eso a Serena, le gusta mucho; y como agradecimiento ha decidido cada viernes (siempre que pueda) hacer los ‘Serena-Friday’, que no son otra cosa que responder durante una hora a todas las preguntas que le dé tiempo, es decir, un chat permanente viernes tras viernes, en el que Serena alcanza casi siempre el trending topic norteamericano sin dificultades con lo que eso implica. Para bien o para mal, al empezar el fin de semana en Estados Unidos se habla de tenis femenino o, más bien, de Serena Williams.

Cuando le preguntan sobre eso responde: “Lo cierto es que me gustan mucho las redes sociales. Pero hay que tener cuidado. Yo, definitivamente, prefiero enviarme los mensajes de texto de siempre con mis amigos. A veces, si estoy haciendo el tonto, pues escribiré un tweet o contesto porque me hace ilusión a algún fan y ellos me mandan luego otros tres o cuatro como: 'Oh, me respondió'. Pero obviamente creo que los mensajes de texto son mucho mejores para hablar con mis amigos, no quiero que todo el mundo se pueda enterar de mis intimidades”. “Sobre lo de los viernes, paso un buen rato y me río mucho con bastantes de los mensajes. Nunca sabes lo que la gente va a decirte ni lo que te van a preguntar, a veces te anima y a veces te disgustas. En cualquier caso es divertido. ¡Qué más da!”.

Cuando le preguntan sobre los Juegos Olímpicos, un tema sobre todo lo del dobles que lleva la mayor de las Williams muy oculto, dado que aún está por decidir qué hará dijo: “para mí una medalla de oro es una medalla de oro. No hay comparación. Y aunque pueda sonar raro si tuviera que elegir sólo una medalla elegiría volver a repetir en dobles un oro con Venus. Hemos compartido grandes momentos juntas por todo el mundo. Sí, definitivamente, creo que no lo cambiaría por un oro en individual. En serio, realmente no lo haría. Quizás para muchos eso no ‘pegue’ con la Serena que se imaginan pero es así. Ni siquiera os puedo describir la sensación de ganar un oro olímpico junto a tu hermana, no os lo imaginais; de verdad que no”, espetó casi emocionada.

“Sin embargo, sí te diré que si no soy de oro en individual, yo no me conformo con un bronce. Créeme. Yo quiero el oro y punto. Eso es así", cambiando de registro y dominando ella la entrevista como le gusta hacer. "Tengo muy buenos recuerdos de las olimpiadas de Sydney. Fue increíble. Era una superdeportista más, rodeada de superdeportistas como yo; por momentos pasaba casi desapercibida. Eso se hace muy raro. Fui a ver diferentes deportes. Vi a Venus. Recogí muchos pins. Fue muy divertido francamente. En Beijing, hice un mal partido y se me atragantó el individual, pero terminé ganando en dobles. Me divertí mucho allí, también”, confesaba una Serena distinta y más abierta de lo normal.

Me convertí durante los Juegos Olímpicos en uno de esos ‘frikies raretes’ coleccionistas de pines extraños (se ríe). Era un coleccionista de pins de esos acosadores (vuelve a reír). En Sydney, incluso estuve negociado pines comerciales con Johnnie Cochran (famoso abogado norteamericano, que llevó el caso de O. J. Simpson). Fue un momento gravado en mi memoria, te lo juro. Como los niños pequeños intercambiando cromos, fue realmente genial”. “Quería el pin olímpico oficial de Sierra Leona y fue muy difícil conseguirlo; sólo había cuatro deportistas de ese país en las Olimpidas y aunque me costó, al final tras arduas negociaciones, lo logré”.

"La experiencia de ser olímpica es fantástica, si no pudiera llegar por el tenis me habría gustado conseguirlo en gimnasia rítmica, sobre todo, me apasionan los ejercicios de cinta... (entonces los que entrevistan se ríen). Oigan no se rían ¿qué otra cosa voy a hacer? Yo qué sé, ¿atletismo?, es que me llama más la atención la gimnasia rítmica, mucho más. ¿Qué puedo decir? No soy predecible”, divertida Serena.

Cuando le preguntan sobre qué espera de estos Juegos Serena se muestra emocionada y dice “creo que es impresionante cómo va a estar Londres, ciudad, y respecto al tenis, serán las mejores pistas de césped de la historia. Por ese lado, será estupendo pero por otro todo vamos a estar atrapados en Wimbledon todo el día, así que no voy a poder salir y ver el gran ambiente y otros eventos. Lo cierto, es que estoy un poco desanimada por eso”. “Pero nunca me quedo en el club siempre, siempre me muevo, así que habrá que dar algunos paseos y disfrutarlo. Pasear por la Villa Olímpica y que otros deportistas se emocionen al verte, también te hace descansar y motivarte; estar allí en la Villa es como un sueño, te cruzas una estrella de la NBA al salir de tu casa, luego un nadador increíble, seguido de la mejor gimnasta y después te topas con una atleta impresionante. Se ven medallas brillando en cada calle de la Villa y eso ta hace querer luchar más por una para ti. Eso es que no se puede explicar, yo no me lo pierdo”.

Conclusión

Esto es todo lo que dio de sí la entrevista a la menor de las Williams sobre los Juegos Olímpicos, seguro que hoy conocen algo más a esta campeonísima del tenis: le divierte el twitter, es una coleccionista compulsiva de pins, casi confirma que jugará el dobles en Wimbledon con su hermana si pueden y adora pasear por la Villa Olímpica. Todo muy interesante y si me permiten dar mi impresión es que no dejo de sorprenderme porque haya confesado preferir mucho antes una medalla junto a su hermana que ella sóla, esta Serena no es tan mala como la ‘pintan’ o nos la han 'cambiado'; así, aunque siembre respeto a borbotones por todo el circuito con esa mirada y esos gestos de tanta concentración y desafío durante sus partidos, no le cuesta sonreír al terminar ni ‘hacer el bobo’ cuando toca. Hoy vimos la cara amable de Serena, espero que les haya gustado.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes