Azarenka se la juega ante la vieja guardia

Serena, Clijsters y Venus amenazan el reinado de Vika, no en el ranking pero sí en las principales citas

Venus Williams restando ante Kvitova. Fuente: twitter.com
Venus Williams restando ante Kvitova. Fuente: twitter.com

Victoria Azarenka estrenó ayer su participación en el torneo de Miami 2012, derrotando 6/3 7/5 a una difícil rival como Michaella Krajicek, que puso en apuros a la bielorrusa que, según dicen, no hizo un buen partido. No me quiero olvidar de mencionar, una vez más, mi indignación y mi suma sorpresa ante la no retransmisión televisiva de un torneo de este calibre hasta el día de hoy.

Azarenka ha ganado el torneo de Indian Wells derrotando a Radwanska, Kerber y Sharapova, en las rondas finales; tres representantes de esta nueva hornada de tenistas. Pero ocupar el número 1 no es sinónimo de liderar verdaderamente el circuito, si no que se lo digan a Caroline Wozniacki. Para ser la auténtica reina del circuito WTA, Azarenka como si de una partida de bolos se tratara, no es suficiente con ganar al resto de participantes sino que precisa de tirar todos y cada uno de los bolos. Hasta que no hayan caído todos, no será realmente considerada 'en serio' o como una 'Djokovic' del año pasado. ¿Qué quiénes son esos bolos? Se los cuento uno por uno.

El primer ‘bolo’ y desde luego el obstáculo más importante, en mi opinión, es Serena Williams. La campeona de Estados Unidos, tiene un ‘head to head’ favorable de 6 a 1 ante la número 1 actual, y eso la convierte en una rival peligrosísima para Victoria. No cabe duda de que Vika está dominando a su antojo el circuito pero aún no se ha topado con Serena Williams, que desde el Open de Australia no ha jugado (sí en Copa Federación dos partidos), y en Melbourne tampoco rindió a su mejor nivel, ni mucho menos (cayó prematuramente ante la rusa Makarova). Serena ha ganado más, tiene mayor experiencia, le ha derrotado en sus últimos cuatro partidos, y aún no se ha enfrentado a esta nueva versión de Azarenka, por lo que el resultado aún está por ver. A buen seguro que si alguien puede hacer frente al tenis potente, sólido y efectivo que Vika ha venido desarrollando los tres últimos meses esa es Serena Williams. No obstante, el único enfrentamiento que Azarenka le ha ganado a Serena es la final de Miami 2009, casualmente el torneo que tenemos entre manos.

La hermana menor ha vuelto en Miami con victoria sobre la joven china Shuai Zhang por 6/2 6/3, con un muy pobre porcentaje de segundos saques ganados para lo que nos tiene acostumbrados Serena Williams y dado el escaso nivel de la rival (nº171 de la WTA), que se cerró en un 47%. O Serena ha arrancado despacio, cosa altamente probable, o está fuera de forma pues esta temporada sus objetivos son el oro/s olímpico/s y algún nuevo título de Grand Slam. Los esfuerzos se concentrarán ahí, casi única y exclusivamente.

La segunda gran rival de la líder de la WTA, también de la vieja guardia, es Kim Clijsters. La tenista belga ha arrasado cuando se lo ha propuesto seriamente. En su última aparición en el Open de Australia vimos a una Kim Clijsters que no era suficiente ante esta nueva Vika (la bielorrusa despejó a Kim en su camino hacia el Open de Australia 2012 en semifinales por 6/4 1/6 y 6/3), no obstante estamos ante una grande de la historia del tenis femenino, cuyo juego es muy dado a triunfos en este tipo de pistas duras al aire libre, como Miami.

El punto fuerte de Kim ante Azarenka, y que le ha llevado a ganarle 4 de sus 7 enfrentamientos previos, es su táctica, su variedad y el juego de distintos niveles, alturas, efectos. La clave de Kim es volver ‘loca’ a Vika con su enorme calidad y variedad. Si Azarenka le tratas de ganar con potencia y solidez será muy difícil para una jugadora como Kim; mientras que si le hace jugar a distintas velocidades, con muchos efectos y muchos cambios de ritmo, Vika puede sufrir. Kim sabe leer magníficamente los partidos, de hecho, es una de sus mayores virtudes (si es que no se lo estropea con uno de sus célebres vacíos mentales). Victoria no es así, ella tiene un plan único punto tras punto, juego tras juego, set tras set, partido tras partido y torneo tras torneo. No hay más. Da igual la rival y da igual la superficie, ella ha de jugar dominando y de lado a lado sin dejar a la rival funcionar, y cuando la que sirva sea la rival buscando el ganador desde el resto, haciendo a la rival jugarse menos los primeros y por ello permitiendo a Vika dominar también al resto, donde su rival cada vez fallara más debido a la presión. Es el juego de serpiente: ahoga y ahoga muy fuerte hasta que la rival se debilita y cae por su propio peso.

La jugadora que le saque de esta lógica será quien se lleve el gato al agua. Y Kim Clijsters es una de las pocas capacitadas para defenderse a las mil maravillas de los duros y constantes golpeos de Azarenka, y responder después con cambios y alterando el status fijo de la bielorrusa. Kim ganó en su partido de primera ronda en Miami (no es cabeza de serie por lo que no estaba exenta de disputar este partido) a la australiana Jarmila Gajdosova, antes Jarmila Groth, por 4/6 6/1 6/0, en menos de 2 horas dejando buenas sensaciones; que confirmó (más o menos) en segunda ronda, ante Julia Goerges, jugadora alemana que está realizando una buena temporada (finalista en Dubai) y actual 17 de la WTA, a la que eliminó por 6/2 7/5. No obstante el resultado, las estadísticas no nos reflejan a una gran Kim pues marcó sólo un 55% de primeros servicios, con 6 dobles faltas por sólo 1 ace, con un 48% de puntos ganados con el segundo saque y atención permitiendo a Julia disputar 14 pelotas de break, aunque la alemana sólo aprovechó 4. Por lo tanto, Clijsters tampoco demuestra un enorme estado de forma. Que se suma a sus declaraciones de “no voy a la Fed Cup porque ya estoy mayor”, para realizar un cóctel que nos hace dudar mucho de que llegue lejos en este torneo; aunque pudiendo fácilmente acabar con Wickmayer en la próxima 3ª ronda y a Wozniacki en 4ª (la danesa sólo le ha arrancado un set en tres partidos).

En definitiva, Kim tiene el camino trazado, queda por ver sus fuerzas y sus ganas por trazarlo, más el posible factor de que se tope antes con alguien que le cierre el paso. Muchas incógnitas rodean a Clijsters, aunque tiene un cuadro que le es bastante favorable, hasta cuartos de final donde se encontraría con Serena Williams o Samantha Stosur.

Y el último ‘bolo’ a superar por Victoria Azarenka de cara a consolidarse como líder absoluta de la WTA, y no sólo como jugadora con mayor número de puntos, es Venus Williams. Venus ha ganado en los dos enfrentamientos previos a Azarenka, no obstante, llevan ya 2 años sin enfrentarse, por lo que hay mucho desconocido en este posible partido. Venus volvió tras una larga ausencia del circuito por motivos físicos, y derrotó en primera ronda de Miami a Kimiko Date-Krumm por 6/0 y 6/3, en un partido según cuentan, maravilloso ante la histórica japonesa.

Quizás no de cara a este torneo, pero sí veremos cómo se desarrolla el tenis de Venus esta temporada y si enlaza un par de torneos buenos puede ser una peligrosísima rival para Victoria, pues le aplicaría su propia medicina, pero con una diferencia: el saque de Venus es el mejor del circuito actual y uno de los mejores de las historia (comprobado está que el más rápido seguro), mientras que el de Vika, especialmente su segundo, no es digno de una jugadora número 1 del mundo, por lo que probablemente Venus es una de las jugadoras en mejor situación para dejar en evidencia a la bielorrusa en un torneo. Más aún, si es en hierba y si el torneo se llama Wimbledon o Juegos Olímpicos. Esa dos citas serán importantes para toda la WTA, puede ser la última gran ocasión de ver a todas ellas juntas y buscando todas al 100% lo mismo: Venus, mejor de la historia en hierba, Serena, segunda mejor, Kvitova, última campeona de Wimbledon y aspiran al #1, Kim Clijsters, con esta cita olímpica entre ceja y ceja, Sharapova, gran jugadora de hierba, y Azarenka, líder del circuito. Grandes Juegos Olímpicos femeninos nos deparan con 6 enormes jugadoras.

Conclusión

Tres grandes rivales para Victoria. Que sufre el fenómeno que han padecido antecesoras suyas en el puesto como Wozniacki, Safina o Jankovic. No basta con ser la mejor y dominar, algo que ha quedado probado pues aún no ha perdido un solo partido en todo 2012, por ya 24 victorias, con lo que es el mejor arranque de temporada en la historia de la WTA; sino que ahora tiene que derrotar a los elefantes del circuito, esas jugadoras que no se ensucian las manos con torneos como Doha, y que ven el devenir del circuito femenino desde el altar en que les colocan sus títulos y la historia, metiendo mano cuando crean oportuno. ¿Será capaz Victoria, que ha demostrado ser la mejor de esta generación, de superar a las reliquias del tenis femenino? ¿Podrá Azarenka, dar un golpe en la mesa, y diferenciarse de otras números 1 pasadas? En mi opinión lo conseguirá; pero Serena es mucha Serena, Clijsters es mucha Clijsters y Venus es mucha Venus. Como dirían las cartas: “el futuro te lo dirá”.

Comentarios recientes