Garbiñe Muguruza elimina a Zvonareva, protagonista en Miami

Garbiñe sorprende a una top10 Vera Zvonareva, en segunda ronda de Miami, con 18 años

 

Garbiñe Muguruza. Un nombre a tener muy en cuenta. Hoy ha vivido uno de sus mejores días. Ha pasado a tercera ronda en Miami, sorprendiendo con un juego brillante y demostrando que la Armada femenina española, como nos dijo el otro día en una entrevista en exclusiva Lara Arruabarrena, tiene presente y tiene futuro. Como si de un sueño se tratara para Paula García, responsable de tenis femenino en la RFET, Arantxa Sánchez Vicario, capitana de Copa Federación, Mico Margets, antiguo capitán e histórico del tenis femenino español, Xavi Budó o Alejo Mancisidor, clásicos entrenadores de tenis femenino españoles, y actualmente entrenadores de Garbiñe; las nuestras han dado la campanada, y por fin, España vuelve a ser noticia en el tenis femenino.

Era ya mucho tiempo esperando grandes noticias, desde que María José Martínez ganara el torneo de Roma en el año 2010. Y aquí llegan de nuevo grandes victorias, que levantan el ánimo del público español. Las nuestras también reclaman su sitio.

Garbiñe Muguruza ha ganado a Vera Zvonareva por un contundente 6/4 y 6/3, sorprendiendo a propios y extraños. Garbiñe viene de una buena racha; hace algo más de dos semanas le anunciaron que disfrutaría de una WC en este importante torneo, y desde entonces se traslado a Florida para irse acomodando. Jugó dos torneos ITF 25.000$, torneos de promesas que tenían mucho nivel dada la cercanía al WTA de Miami, lo que llevaba a que jugadoras WTA también lo disputaran. En el primero Garbiñe cedió por un doble 7/6 ante una promesa americana más, y en el segundo torneo sumó grandes victorias ante jugadoras WTA para acabar alzando el título ante la local Grace Min a la que derrotó con un contundente 6/0 y 6/1. Victorión, motivación al máximo y rumbo al WTA de Miami.

Como escribí en Punto de Break hace un par de semanas, Garbiñe estaba a un nivel altísimo, era nuestro gran diamante en bruto y cada día que pasaba se demostraba aún más. El otro día lo demostró ganando a Ayumi Morita, una dura rival japonesa, 6/3 2/6 3/0 y retirada. Ya estaba en segunda ronda, ya había cumplido más que de sobra. Pero la vasco-venezolana nos tenía guardada una gran sorpresa ante toda una top10 como Vera Zvonareva, hasta hace poco gran aspirante el número 1 ante Wozniacki.

Garbiñe tiene una combinación explosiva: mentalidad española pero juego de potencia y precisión ruso o checo. Se ha quedado con lo mejor de las dos casas. Estas dos características le podrían dejar sin seña de identidad, haciendo que ni sea una cosa ni la otra, perdiéndose en su juego y fallando más de la cuenta pero no ha sido así. Garbiñe ha sabido ser fuerte mentalmente, peleona; algo que aprendió durante su travesía por los duros ITF femeninos españoles de tierra batida. Eso es algo que es muy de nuestras españolas WTA, no bajar nunca los brazos y hacer grandes remontadas (hoy Garbiñe perdía el primer set 4/0*, es lo que tienen los nervios y 4*/1 40/0 para Zvonareva). Pero a eso suma una gran calidad, una jugadora de potencia y altura.  A todo esto añadir también, que es una especialista de las pistas duras y rápidas, no de las lentas, aunque éstas no se le dan pero que nada mal; lo que supone una gran novedad en nuestro escaparate de jugadoras, donde priman generación tras generación las terrícolas. Probablemente estemos ante la mejor jugadora española desde Arantxa Sánchez Vicario y Conchita Martínez, preparada para dar un salto enorme que le aúpe hasta el top10. Una perfecta combinación que en algún momento tenía que explotar y qué mejor que en el torneo de Miami, donde ha conseguido WC, gracias a ser una jugadora IMG, empresa propietaria del torneo.

Con un buen saque, en el que aún tiene que mejorar, una derecha y un revés muy buenos y siempre agresivos, y sin miedo de irse hacia adelante, aunque aún tiene mucho que mejorar ahí en la red, Garbiñe tiene un techo que se desconoce por completo. Nadie sabe si será top10, top15 o top30, pero es indudable que su futuro promete y mucho. Tiene 18 años, estaba al borde del top200 (que iba a superar seguro con los 50 puntos del ITF 25.000 de la semana pasada, que se suman siempre una más tarde de lo que debían), y ahora añadirá, de momento que todo está por ver, 80 puntazos (más los pertinentes 21.000$). Todo esto le llevará en breve al puesto 158 aproximadamente, si es que no sigue sumando aquí en Miami. Algo que le garantiza acceder a muchas más previas WTA.

Aún Garbiñe no se ha desplazado a ningún Grand Slam, más allá de su etapa junior; pudo hacerlo en el Open de Australia pero se considero adecuado que no se descentrara y siguiera mejorando. Ahora irá seguro a Roland Garros, y veremos cuál es el límite de esta jugadora vasco-venezolana afincada en Barcelona. ¡Grande Garbiñe!

 

 

Comentarios recientes