Indian Wells arranca con muchas incógnitas en la ATP

Djokovic y Nadal tendrán más dificil repetir finales: Sus rivales están muy en forma

Ferrer recupera el número 5 en Acapulco. Foto:lainformacion.co/EFE
Ferrer recupera el número 5 en Acapulco. Foto:lainformacion.co/EFE

Indian Wells es la segunda gran cita del año después del Open de Australia y con la peculiaridad de tener un periodo durísimo en el calendario para los jugadores que aspiran a las más altas cuotas del ATP. O sea, el Top 10, y más concretamente, el Top 4. Si hubiéramos hecho un análisis de qué esperábamos de Indian Wells y de Miami hace un mes, probablemente tendríamos que hablar de mirar el cuadro final para calcular si Djokovic y Nadal iban a jugar la final tras despachar a qué semifinalista, si Murray o Federer y, más adelante, quiénes iban a ser sus víctimas en cuartos de final. Los pronósticos no hubieran cambiado mucho de la realidad. Sin embargo, estas últimas semanas, en las que Djokovic no ha estado activo y sólo ha jugado en Dubai, y donde Nadal ha vuelto a elegir el mes para entrenarse en Manacor y alejado del mundanal ruido de la competición, abren nuevos debates. Federer, imponente, ha ganado los dos últimos torneos que ha disputado. Lo ha hecho con autoridad, sin ceder sets, casi sin ceder juegos y sólo con dos breaks ante Murray en todo el torneo de Dubai. 72 títulos, 102 finales y las nuevas sensaciones de volver a estar en forma de atacar al número 2, y también, ¿por qué no?, al número 1. Junto a Federer la sensación que ha dejado Murray en Dubai, y antes en su trayectoria hasta aquí, es que en pistas duras otdoor, puede perfectamente competir con cualquiera y más a 3 sets. Se sigue mostrando como el jugador más peligroso para Djokovic y sus cifras son espeluznantes. 23 victorias por sólo una derrota, la de la final de Dubai a 3 sets, (como se va a jugar en Indian Wells), y un parcial terrorífico para Novak. El serbio pone en juego 2000 puntos en dos semanas y los Masters 1000 están llenos de pirañas. El rendimiento de Nadal será una incógnita, pero más todavía por la calidad de los adversarios: Ferrer, ha recuperado el número 5. Lleva una racha de 18-1 este año. Tres títulos, Auckland, Buenos Aires y Acapulco, conquistando puntos y lo que es más importante, dando una sensación de poderío enorme. Junto a él, Tsonga, que vuelve al 6, por su eliminación en cuartos de Dubai y Del Potro, también parecen amenazas serias para los cuartos de final. (Todo parece apuntar que su nivel de forma les llevará hasta allí sin problemas). Sólo falta ver cuál es el estado de Berdych, fallón ante los superiores (del ranking). Comienzan dos semanas de infarto.


El top 4 en cifras


La clasificación mundial, la lista de entradas, sigue igual, pero algo hay distinto. Murray y, sobre todo, Federer, se acercan a pasos agigantados a sus objetivos. 1.- Nadal y 2.- Djokovic, por orden de proximidad. Lo hacen a través de torneos ATP 500, que dan muchos puntos pero que no son los que deciden la clasificación mundial a final de año. Lo “gordo” son los Masters 1000 y ahí, Nole y Rafa están siempre para ponerlos en su sitio y ordenados, (detrás de ellos), al menos de momento. Djokovic lidera también 2012 porque sus números así lo dicen; Sólo ha perdido un partido, y esto no puede ser ningún drama, pero la diferencia radica que en 2011, su primera derrota en 2011 fue en las semifinales de Roland Garros. Hasta entonces pleno de victorias y esto le dio muchos puntos el año pasado, pero le exige muchísimo esta temporada. Sólo con su derrota en semifinales de Dubai se dejó 320 puntos. No son muchos porque su ventaja es muy grande, pero en la misma situación, en un Masters 1000, no sólo perdería 640 si no que sus rivales sumarían una cantidad muy importante. El problema para Nole no sólo es que él los pierda, si no que otro los gana.

Nadal tendrá que demostrar todo lo que ha mejorado, aunque él ya lleva dos derrotas este año. La de las semifinales de Doha ante Tsonga y la final de Australia ante Nole. Pero los peligros que le acechan son enormes. Ante un Murray tan en forma y un Federer al 100%, Nadal tendrá que dar su mejor versión, al menos para garantizarse la final y no perder más puntos. Será muy difícil, porque en su camino va a tener a jugadores muy peligrosos. Una eliminación prematura y el título de Federer le podrían dejar contra la cuerdas en su lucha por mantener el número 2.
Roger Federer llega con una sola derrota esta temporada, en la semifinal del Open de Australia y con dos títulos ATP 500 en el zurrón. Además, con una sensación de poderío como hace tiempo que no se le recordaba. Si unimos a esto su última parte de año, donde arrasó en Basilea, Parísn y la Barclays ATP World Tour Finals de Londres, sólo la derrota ante Nadal en Melbourne pone en tela de juicio su favoritismo para estos dos torneos. En la lista de entradas sigue tercero, pero en la carrera de campeones está segundo a escasos puntos de Djokovic. Con un pequeño esfuerzo y ganando a sus dos máximos rivales, pronto podría recuperar el primer escalafón del ranking. Está en el buen camino.
Para finalizar, las estadísticas de Murray no son mucho peores. El británico, por fin dio un paso adelante en lo que se espera de él y venció a Nole en un partido de poder a poder. Lo hizo en buen lid y sometiendo al número 1 en casi todas las facetas del juego. Djokovic, en todo 2011, sólo perdió un partido sin sumar un set, fue en Londres ante David Ferrer, pero en un encuentro en el que estaba muy mermado físicamente. En Dubai no hubo excusas, retiradas, ni malas formas, simplemente un rival superior. Lo que es peor, si cabe.


El número 5 y sus aspirantes


Nadal ocupa el puesto 3 de la carrera de campeones porque una final de Grand Slam da muchos puntos. Se ha permitido el lujo de estar febrero sin competir y “regalar” todos los puntos en liza. Muchos de ellos al alcance de su mano. Probablemente, si hubiera ido a la gira americana de tierra batida, hubiera podido conseguir 1000 puntos más, pero prefirió el descanso y la concentración para Indian Wells. El problema es que en cualquier descuido, y cabe recordar que esto son partidos a 3 sets, la cantidad de puntos que puede perder son tremendos. A priori, caer antes de cuartos de final será muy complicado. Pero, con Del Potro, (sexto en la Carrera de Campeones), fuera del Top 8, es un posible rival en octavos de final para cualquiera del Top 4. Un peligro latente.

Ferrer llega lanzado tras dos títulos y 18-1. Foto:lainformacion.com/EFE

En fuerza de juego Ferrer y Del Potro parecen estar, más o menos al mismo nivel. Ferru, viene durísimo y con un balance 18-1 en 2012. Ganador de dos ATP 250, Auckland y Buenos Aires y un ATP 500, Abierto Mexicano Tecel, en Acapulco, su moral está por las nubes y su nivel muy por encima de todos los jugadores que se va a encontrar por su camino hasta los cuartos de final de Indian Wells. Lo que no se ha encontrado Ferrer en Buenos Aires y México es ningún sacador que le gane 6 juegos por set sin respuesta que medie, porque no se puede hacer nada ante los gigantes sacadores si a ellos les entra el servicio. Habrá que ver a Ferru en pistas rápidas cuando los saques vengan todos, primeros y segundos, por encima de 200 km/h.
De todos modos, hablamos de uno de los mejores restadores del mundo y está acreditada su gran efectividad contra los jugadores de este perfil. Los Isner, Tomic, Karlovic y compañía es a uno de los rivales que no quieren cruzarse.

El otro tenista que llega con el aval de gran amenaza para todos es Juan Martín Del Potro. Aunque, en honor a la verdad, más que para todos, podríamos decir para todos menos para Federer, que ya le ha tumbado tres veces esta misma temporada. Sin embargo, es el único. Del Potro, muy centrado en el circuito, ya ha conquistado un título, en Marsella y ante una pléyade de franceses de gran nivel, y sólo ha perdido este año ante Roger Federer y ante Baghdatis en su debut en la competición, (todavía frío), en Sydney. Pero sus estadísticas son buenísimas. Cuartos de final en Sydney, y cuartos en Australia, (cruzó con Federer….): Final en Rotterdam, otra vez con Roger como verdugo, ganador en Marsella y semifinalista en Dubai. Ha ascendido hasta el puesto 9 del ranking, pero su potencia de juego es 5 ó 6 como mucho. Si sigue sacando al mismo nivel, va a ser un martirio para cualquiera eliminarlo. Y defiende semifinales en Indian Wells. Mucho cuidado con él.
Para finalizar hay dos opciones más a los grandes. Dos alternativas que pueden complicarle la vida a cualquiera de los jugadores anteriormente mencionados. Por un lado Jo-Wilfried Tsonga. Baste decir que fue el jugador que mantuvo a raya a Federer en dos torneos consecutivos y quien dio un nivel más alto en sus enfrentamientos con el Top 4 el año pasado. Ganador en Viena, finalista en París y Londres, ante Roger y ganador este año en Doha. Parece estar un peldaño por debajo y, aunque su puesto actual es el 6, cediendo el 5 una semana después de alzarse a él ante Ferrer, su verdadero nivel está por detrás de Del Potro, que le ha derrotado consecutivamente en Marsella (semis) y Dubai (cuartos).
Para finalizar habrá que ver cuál es el papel que puede desempeñar Berdych. Al igual que Tsonga, partía en una posición privilegiada a principio de año y sus números son muy buenos contra todos los rivales que le siguen en el ranking, pero muy malos con los que le preceden.
Berdych ganó en Montpellier ante Monfils en la final y se mostró superior a todos sus rivales en un ATP 250, pero en Melbourne no pudo con Nadal, con quien cayó en 4 sets y en Rotterdam y en Dubai no pudo ni con Del Potro, (por detrás de él en el ranking, pero con más potencial de juego) y con Murray en Dubai en los cuartos de final.
El checo parece un rival complicado, pero siempre cae ante sus predecesores en el ranking.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes