Rafael Nadal entevistado por Ana Pastor en Televisión Española

Rafel Nadal ha afrontado todos los temas polémicos; Hacienda, calendario ATP, rivalidad con Novak Djokovic, Roger Federer...

En una época de máxima tensión informativa donde la corrupción y la crisis en España están al orden del día, los héroes y los ídolos nacionales tienen que dar un paso al frente. Allí ha estado Rafael Nadal en Televisión Española en uno de los programas de más audiencia de la televisión pública; "Los Desayunos de TVE" con Ana Pastor, después del escándalo que se había generado, otro más entorno al jugador menorquín, con respecto al millón de euros que una auditoría había cifrado que le había pagado el canal público por sus entrevistas en exclusiva para el ente público. Nadal negó que hubiera cobrado por esta ni "por ninguna entrevista". Afrontó incómodo y casi emocionado el tema de sus obligaciones tributarias. Fue el momento más áspero de una entrevista cargada de contenidos y donde se afrontaron todos los temas importantes en la carrera, presente, (rivalidad con Djokovic de quien dijo: "Es mejor tenista que yo y mejor que todos; Así hay que reconocerlo"), pasado como sus victorias en Roland Garros; "El de París es el público que menos me ha apoyado", o Wimbledon; "la final de 2007 ha sido el peor momento deportivo de mi carrera. Estuve llorando media hora en el vestuario. Estuve destrozado", o; "La final de 2008 ha sido el mejor partido de mi vida y el más cargado de emociones", así como de futuro: "Los Juegos Olímpicos son lo máximo para un deportista. Hay que vivirlos en la Villa Olímpica". A falta de poder seguir más entrevistas con Rafael Nadal, transcribimos gran parte de lo que ha manifestado públicamente el tenista balear:

Aspectos deportivos; Presente. Novak Djokovic

Cuando se habla del tenis de hoy en día se hace desde la perspectiva de que hay un 'statu quo' en el que los cuatro primeros están a un nivel inalcanzable para el resto. Aunque en realidad, da la sensación que hay más escalones y que todos ellos son imposibles para los que están por debajo. En la misma pirámide, Nadal está sometido por Djokovic, aunque él tenga dominados al resto de jugadores del circuito. Las siete finales consecutivas, (tres de Grand Slam y cuatro de Masters 1000), con derrota ante Djokovic marcan la cima mundial. Nadal considera que sigue dando pasos adelante y sigue encomendándose a su espíritu de superación. La lucha, la mejora y el desconocimiento de la palabra rendición marcan su lenguaje. El espíritu de superación. El trabajo diario. El positivismo... y un límite, Novak Djokovic. Un objetivo; vencer a Nole.

Australia pudo ser un punto de inflexión. Así lo notó también el propio Rafa; "Mejoró mi actitud. Tuve la energía y concentración necesaria", aseguró. Ganar a Djokovic no es una obsesión pero se ha convertido en el principal objetivo: "El objetivo es el día a día. Lo importante es estar preparado por si te llegan las oportunidades poder conseguirlas". Sin embargo, la derrota volvió a cruzarse en su camino: "Había ido un paso más allá. Le había llevado a él más al límite. Podía haber perdido en el cuarto set. Seguí creyendo la victoria. Pero igual que podría y debería haber perdido en el cuarto, podía debería haber ganado el 5º".

"La reflexión que hice es que me iba satisfecho de lo que había hecho. Me fui de la pista satisfecho y emocionado con haber jugado un partido como el que había jugado".



Para Nadal, después de muchas derrotas desde la impotencia, la del Open de Australia en la Rod Laver Arena, tras casi seis horas de partido fue completamente diferente. A la pregunta de Ana Pastor, sobre si se le podía ganar a Djokovic respondió: "Siempre se puede ganar a Djokovic. Al fin y al cabo esto es un juego. Lo que hay que hacer es intentar superarse a uno mismo".

"La experiencia de haber perdido 6 finales seguidas contra él, te da una cierta tranquilidad de saber que lo normal es que vuelva a pasar. Pero encaré el partido con la decisión de querer ir un poquito más lejos. "Estaba mejor preparado, física y mentalmente", comentó el número 2 del mundo. "Creía que con lo que yo me sentía mejor era suficiente para ganarle. No pudo ser, pero hay que seguir por el mismo camino. Djokovic es el rival a batir para todos. Pero antes de comenzar un torneo yo lo veo arriba del todo y yo voy por abajo del todo. Me quedan muchos rivales por delante hasta volver a jugar contra él", así que Nadal no se mostró para nada obsesionado.

Djokovic, límite o objetivo de Nadal. Foto:lainformacion.com/Getty Images

Ante la pregunta de la entrevistadora de si pensaba que Djokovic es actualmente mejor tenista que él, Nadal no dudó en reconocer la superioridad del serbio: "Hoy es mejor tenista que yo y mejor tenista que los demás. Es justo reconocerlo. Hay que felicitarle. Lo que ha hecho es muy complicado de repetir y conseguir. Máximo reconocimiento para él. Hay que aceptarlo pero también tratar de llegar a él. El tenis es un deporte duro físicamente y anímicamente para todos", aceptó el balear.

Pasado y Lesiones

El tema de las lesiones y de las exigencias del calendario también ocuparon una parte importante de la entrevista; "En 2009 empecé muy bien, parecía que iba a ser un gran año, porque venía de hacer un 2008 espectacular, empecé a tener problemas en las rodillas y fue uno de los peores años de mi carrera", comentó Nadal.

Al respecto de sus molestias constantes con las rodillas y el pie comentó: "Yo muchas veces entreno y no termino entrenamientos. Me duele mucho el pie. La primera lesión importante la tuve en Estoril 2004, (fisura por estrés). Las previsiones o lo que me decían los médicos eran muy negativas. A día de hoy llevo muchos años conviviendo con esto y sin embargo me ha ido muy bien".

La clave para superar las constantes molestias ha sido su educación. Lo que mencionó varias veces como "cultura del esfuerzo": "La preparación de pequeño me han ayudado muchísimo. Sigo sufriendo mucho, sobre todo en entrenamientos cuando hace mucho frío. He pasado dos semanas muy malas de entrenamientos en Manacor, pero la verdad es que estoy feliz". Superar las molestias y esquivar lesiones más graves, le mantiene en la cima. "Con las previsiones tan malas de 2005, poder competir con buenas condiciones siempre, me siento un súper afortunado de la vida".



"La educación del esfuerzo, de la superación y de ir al límite"

"Siempre pienso que puedo dar un poquito más. El entorno es el que me ha llevado hasta aquí. Los entrenamientos de mi tío", comentaba Nadal.

Ana Pastor se solidarizó como madre de la visión de ver a un hijo sufriendo. "Yo creo que aprendes a disfrutar sufriendo. Claro que sufro. Son partidos durísimos y también sufro cuando pierdo; Claro que me duele perder otra vez más. Pero al fin y al cabo es un reto es parte de mi espíritu de superación. Yo nunca en mi vida he tenido que retirarme". También aprovechó para compararse en este sentido con Federer que tampoco se ha tenido que retirar nunca: "Es mejor que yo. Lo es y lo ha sido. Tiene un juego diferente al mío, un juego de menos esfuerzo. A la hora de valorar o de tener riesgos de lesiones, su riesgo es menor que el mío. Cuando se habla de lesiones, todo el mundo que sabe cómo funciona el mundo del tenis… pero las lesiones me han respetado mucho. Llevo más de 7 años entre los dos mejores del mundo y si hubiera estado 4 ó 5 meses parado no hubiera podido estar entre los 2 primeros tanto tiempo".

Rutinas



Muchas veces se le ha criticado a Rafael Nadal las rutinas que sigue en cada partido. En cada punto. Su metodología para concentrarse. El largo tiempo que se toma entre punto y punto. Los constantes botes de pelota, el acomodo de su ropa, cómo bebe agua, el orden de sus botellas... "Son rutinas, estúpidas si quieres. Manías que se te van pegando. Rutinas de concentración que no te ayudan, pero te da la sensación que cuando las haces estás focalizado en lo que estás. Estás concentrado al 100%".



A la pregunta de si escucha lo que pasa a su alrededor en un partido de tenis, no negó que así es: "Yo siempre escucho todo. Pero estoy a lo mío. Oírlo lo oigo todo. En el mundo del tenis está en silencio y cualquier comentario lo oigo. Incluso si voy ganando y el partido es relajado me río. Si no, voy a lo mío".



El dinero de Televisión Española y las entrevistas de 1 millón de euros

Es curioso que después de que la semana pasada apareciera una filtración de la empresa que hizo la auditoría de Televisión Española en la que aparecía una derrama de un millón de euros en concepto de exclusividad en las entrevistas de Rafael Nadal cuando acababa sus partidos en algunos torneos que televisaba el ente público a través de su canal temático deportivo; Teledeporte, Ana Pastor tocó el tema de soslayo: "No has cobrado por esta entrevista". Nadal se descolgó con seguridad: "No he cobrado por hacer ninguna entrevista. Vaya por delante".



El tema sigue siendo controvertido y peliagudo. Televisión Española ha sido un pozo de malversación de recursos económicos. Sin embargo, faltaría conocer toda la realidad y todos los datos sobre el coste de las retransmisiones y de sobre qué impacto económico real han tenido y si han sido de interés general o no. Si el concepto sobre el cual se factura este tipo de eventos es la entrevista en exclusiva; evidentemetne, las palabras de Nadal no justifican un desembolso similar. Como habíamos analizado e nuestro artículo de opinión, sobre el millón de euros en las entrevistas a Nadal, cabría preguntarse muchas cosas más. Si Televisión Española debería designar más recursos al tenis desde la base, al torneo de El Espinar o al torneo WTA de Marbella. O si el dinero que produce el mejor producto español del momento para Televisión Española, (a parte de la selección masculina de Fútbol), es o no rentable y en torno a qué precio. En PuntodeBreak, no entraremos a estudiar el rendimiento económico de cada producto televisivo ni a criticar, (positiva o negativamente las labores de producción y dirección ejecutiva de ningún otro medio), pero lanzamos una pregunta al vuelo: ¿Qué es más caro; los derechos de un Masters 1000 con los deportistas españoles que allí militan o el seguimiento de la ACB, o la Liga de Campeones de Balonmano?



Roland Garros. Francia y el público de París;

Con respecto a la reciente polémica por los vídeos que ha emitido Canal + Francia con los guiñoles, ha surgido el debate sobre si hay animadversión del público francés contra el deporte español, contra Rafael Nadal o contra el dopaje en España. Para Nadal, el público francés no es el más amable con él en la pista, pero... "Mi sentimiento real es que soy muy querido en Francia. Sobre todo cuando voy por la calle. La gente me anima, me desea suerte. Cuando salgo a jugar a la pista es los sitios del mundo donde el apoyo es menor. Ha pasado alguna vez. El público se ha suavizado algo más. En Roland Garros es el público que menos me ha apoyado", comentaba el hexacampeón de Roland Garros.

"Cuando he ganado la gente está contenta, pero el público local quiere ver ganar a gente diferente. Para los franceses, en sus dos eventos principales, el Tour y Roland Garros hay muchas victorias del país vecino. No creo que nos odien pro eso , pero quieren ver ganar alguno de los suyos o uno diferente. Les cuesta aceptar que en un país más pequeño que el suyo les ganen en las principales competiciones que ellos organizan".

A la pregunta de Ana Pastor sobre si el deporte español tiene un problema con el dopaje Nadal respondió así: "No lo sé. No te lo puedo decir. Yo no estoy informado de estos temas y estoy muy al margen. Creo que no. El dopaje existe en España, en Francia y en cualquier sitio del mundo. Siempre hay gente dispuesta a hacer trampas. Lo que stoy seguro es que no hay ningún deportista de élite que esté dopado".

El Dopaje y los guiñoles

Al tema del dopaje, Nadal se enfrentó sin miramientos y sin tapujos: "Tenemos un régimen de controles antidoping que es una barbaridad. Una hora al día, todos los días del año tengo que reservarla para la gente del control antidopaje": (la AMA, Agencia Mundial Antidopaje).

"Yo tengo mi control antidopaje de 7 a 8 de la mañana. Te pongo un ejemplo; Ayer estuve de cena con mis amigos de Manacor. Yo vivo en Puerto Cristo, pero tengo un apartamento en Manacor. Cuando acabó la cena, me hubiera apetecido quedarme a dormir allí, pero de 7 a 8 de la mañana tengo que estar en mi residencia habitual o informar a la gente del control antidopaje. A las tres veces que no estás en tu sitio… te ponen un año de sanción. Yo creo que esto va contra la privacidad de las personas, pero es lo que hay", comentó Nadal.

Con respecto a la polémica con los franceses y los guiñoles concluyó: "Lo de los guiñoles es un tema pasado. Se han excedido. Porque es un ataque contra el deporte español en general de manera injusta y queriendo dar una explicación a algo que no es. El deporte español triunfa por unos valores que no son esos que ellos comentan, pero tenemos que estar por encima de ellos", comentaba Nadal algo harto del tema. Sin embargó añadió: "Si hay federaciones que se han sentido atacadas por ellas pues nada, que sigan adelante".



Hacienda y sus obligaciones tributarias:

El tema tributario fue el que peor llevó Nadal en toda la entrevista. Ana Pastor se mostró especialmente contundente al respecto y Rafa quiso cortar la hemorragia que empezó a incomodarle claramente. "Yo no he controlado estos temas. Tengo un equipo que se preocupa de estas cosas. Debido a las informaciones claro que me he preocupado. Me he informado de toda la información y sé cómo está".

"Yo empecé a jugar al tenis cuando era muy pequeño. Mi carrea empezó cuando era muy joven y vinieron asesores a decirme que fuera a vivir fuera de España y decidí que no. Pero tenemos relación con gente de San Sebastián desde hace muchos años. A través de ellos se nos ofreció la posibilidad de domicilizar las sociedades en Guipuzcoa. Había ventajas fiscales dentro de la legalidad. Mal aconsejado las sociedades se domicializaron allí, las ventajas no han sido tales y las sociedades se trasladaron a Mallorca. Entiendo la polémica porque sé que España está pasado una mala época", comentó Nadal.

Sin embargo apuntilló: "Rafael Nadal siempre ha tenido su domicilio fiscal en Mallorca. Las sociedades sí han estado en Guipuzcoa. Pero el tema fiscal de un tenista es complicado; Mis mayores ingresos, son de fuera de España. Los ingresos tributas en el lugar de origen y luego tributas en España".



Sobre la pregunta de cuánto había pagado, tras conocerse que a penas había pagado algunos miles de euros; Nadal fue tajante: "Yo he pagado 20 millones de euros en los últimos años, y sigo pagando. Es lo que me toca como ciudadano. Y me duele mucho verme involucrado en estas cosas. Yo también tengo amigos y familiares cercanos que lo están pasando mal y me siento sensibilizado con todos".

"La situación es complicada para todos. Para solucionar el problema uno tiene que aceptarlo. Soy un súper afortunado. No puedo hacer nada más que darle gracias a la vida".

Nadal también se mostró sensible a la crisis en España: "Este país vive en una situación crítica. También tengo amigos y familiares que lo pasan mal. Yo creo que vamos a salir adelante porque creo que somos un gran país. Lo haremos desde la cultura del esfuerzo. Mentalidad positiva en el día siguiente. El único mensaje que yo puedo dar es la cultura del esfuerzo y el positivismo".



Wimbledon. El torneo de sus mayores emociones



Para concluir, se acabó hablando de deporte y de emociones. Para Nadal, esto se focaliza en Wimbledon y en los Juegos Olímpicos. Ana Pastor le preguntó que cuál había sido su derrota más dolorosa. Y lejos de hablar de las 7 consecutivas contra Djokovic, para Rafa, la final de Wimbledon en 2007, "fue una derrota dura porque me sentía preparado para ganar aquella final. Sí es verdad que Federer me había ganado el primer set y el tercero con dos tie-breaks. Con 4-1 en el cuarto me dio un pinchazo en la rodilla. Terminé mal porque me reproché el quinto set. Cuando me hizo el primer break me fui del partido. Se puede dar que me haga un break, pero el segundo fue culpal mía. Estuve media hora llorando en el vestuario".

Pero si la Final de 2007, enmarca su peor recuerdo como profesional. La Final de 2008 es la de su mejor victoria. "Fue muy emocionante. Es el mejor partido que he jugado en mi carrera. Para mí Wimbledon ha sido el sueño de mi vida. Hacía muchos años que un español no ganaba allí y era mi ilusión poder cambiar eso", comentó.

"Ganar allí, después de ganar los dos primeros sets, ver cómo te remontan los dos siguientes y acabar casi a oscuras fue increíble. No suelo recordar muchas cosas, pero sí de cómo me oía a mí mismo gritando en el suelo al acabar el partido", añadió.

Además de Wimbledon, la otra gran pasión de Nadal a nivel deportivo son los Juegos Olímpicos. Otra de sus grandes ilusiones es ser el abanderado; "Ojalá", exclamó al mentarle la posibilidad. "Sería otra de las ilusiones de mi vida. Abanderado en los Juegos Olímpicos de Londres representado a mi país".

Ante la sorprendente frase de Federer en la que anunció que podría participar en los Juegos de Río de Janeiro 2016, él dijo que "nunca sabe si pueden ser mis últimas Olimpiadas. No tienen porque serlo. Pero en el mundo del tenis nunca se sabe".

Con respecto a las opciones de medalla de los españoles comento: "Nos han puesto una pista complicada. La hierba no es la que se me da mejor, pero los españoles hemos avanzado mucho en todas las superficies y ahora somos competitivos en todas las pistas", añadió.

Sobre el evento de los Juegos Olímpicos en sí, dijo: "Es muy especial por toda la experiencia que se vive en la Villa Olímpica. Pekín fue inolvidable. Nosotros tenemos la gran suerte de tener un deporte muy seguido. Pero allí ves la grandeza del deporte", dijo admirado. "Por muy estrella que seas de un deporte muy mediático hay que vivir lo que se siente en la Villa. Ahí si que encuentras los valores del deporte. Vivencias que puedes encontrar en torneos". Los más grande es "el hecho de estar defendiendo a tu país y sentirte parte de un gran equipo".

Comentarios recientes