Lara Arruabarrena; Más madera de campeona

¿Quién es Lara Arruabarrena? Creo haber leído y escuchado ya esta pregunta muchas veces, pero sin duda el número se ha ampliado enormemente en los últimos dos días. La respuesta es muy sencilla a la vez que muy difícil. En PuntodeBreak, hoy informamos sobre otra de nuestras grandes promesas, que ya es más bien toda una realidad.

La historia de Lara

Lara Arruabarrena Vecino nació el 20 de marzo de 1992 (sólo 19 años), en la Tolosa (Guipuzcoa). Desde que empezó a competir, Lara ha ganado el 70.3%; supera así, en una etapa de crecimiento que ha llegado hasta este último torneo de Bogotá, esa mágica barrera del 70%. Muchas veces se traza esa línea para distinguir a los grandes jugadores.

Lara ha crecido como jugadora en el Centro de Alto Rendimiento de Sant Cugat en Barcelona. Siendo muy joven, ante la propuesta de la RFET, decidió dar un vuelvo a su vida y dedicar todos sus esfuerzos a convertirse en una gran profesional del tenis. Ha sido un gran acierto de los responsables del CAR, pero sin duda Arruabarrena ha llegado donde está gracias a esa humildad y ese esfuerzo incansable que siempre le ha caracterizado.

Lara es una tenista de mucha movilidad. Si tuviéramos que buscarle un parecido más o menos conocido para que nuestros lectores se familiaricen con su juego, sería David Ferrer. Aún le queda mucho por crecer y mejorar a Lara para ser una ‘David Ferrer’ en la WTA; pero estoy seguro de que la comparación les sirve para situar el estilo de la tolosarra. Con un gran drive y un revés profundo y solvente, Lara tiene su punto débil en el saque. Llega a casi todas las bolas y su fuerza está en su gran capacidad defensiva y de contraataque.

Ya en 2008 Arruabarrena avisaba a navegantes que era capaz de hacer grandes cosas imponiéndose en el ITF de Oviedo, apenas con 15 primaveras. Después han llegado más resultados y una enorme racha que arrancó a finales del 2010 que le sirvió para coronarse en 4 torneos ITF consecutivos: Mallorca-3, Mallorca-4, Vallduxó y Vinaros. El 2011 no empezó nada mal sumando otros títulos como Mallorca-2 y Madrid entre sus cuatro primeros torneos de la temporada. Y en abril del año pasado ante jugadoras top100 aprovechó la WC que le otorgó el torneo WTA de Marbella y pasó la qualy, ganando dos partidos también en el cuadro principal, por lo que firmó sus primeros cuartos de final de un WTA cayendo derrotada en esa ronda por, la campeona de Roland Garros, Svetlana Kuznetsova.

Ya estaba dentro del top200. Tras mucho esfuerzo Lara entraba en el grupo de las profesionales, generalmente considerado como aquel que ocupan las 200 primeras jugadoras de la clasificación WTA. Eso te permite viajar a los Grand Slam y disputar las clasificaciones. Lara viajó por primera vez, aunque ya lo había hecho a Roland Garros donde fue subcampeona junior junto a Tita Torró, a un Grand Slam senior. Estaba ilusionadísima y todos albergábamos grandes esperanzas en esta joven jugadora vasca de aún 18 años, sin embargo, el destino fue esquivo y Lara tuvo que jugar su primer partido oficial de Grand Slam ante la alemana Sabine Lisicki, que un par de semanas después alcanzó semis en Wimbledon, y que tuvo que jugar la qualy del slam francés por estar en plena recuperación del ranking a raíz de una lesión. Perdió 6/3 y 6/2, pero sólo estábamos ante el comienzo de una gran historia.

Las claves de su éxito

Lara Arruabarrena ha llegado donde está gracias a una humildad y a un trabajo constante y esforzado que no tiene parangón. Tanto suyo como de su entrenador Antonio Capella. Ha querido ir poco a poco, paso a paso, pero sin dejar de mejorar. Prácticamente nunca ha bajado en el ranking, todo ha sido ascender y subir cada vez más. Su mejor ranking hasta ahora era el 161 de la WTA, pero este lunes superará, por mucho, su propia cima. Se quedará al borde del top100 tras ganar su primer título WTA en Bogotá, algo por lo que muchas tenistas han luchado toda su carrera sin alcanzarlo.

Lara es un ejemplo para todas aquellas jugadoras jóvenes que quieren convertirse en profesional. A la de Tolosa se le nota que ama este deporte, que lo lucha y que lo disfruta en la pista. Es un modelo a seguir, y no llegaría donde está si no hubiera tenido esa capacidad de sacrificio y superación tan grande. Prueba de ello ha sido este torneo WTA de Bogotá 2012 donde muchos han descubierto a Lara, pero que pocos saben que la española tuvo que remontar un 5/2 abajo en el tercer set de su partido de primera ronda, donde finalmente se impuso en un ajustado tiebreak final. Si no hubiera luchado hasta la última bola, hoy Lara seguiría en la sombra esperando su momento y muchos no se habrían sumado ‘al carro’ como ahora han hecho.

También han surgido algunas ‘pegas’ a este gran torneo, título incluido, que Lara se ha marcado en Bogotá, basadas en que sus rivales han sido de bajo perfil y que estamos ante uno de los torneos WTA más fáciles de ganar. En primer lugar, valga decir que este es un torneo WTA porque consigue el apoyo suficiente en su país y porque tiene la capacidad de disputarse, un aspecto no baladí pues en España no olvidemos que el torneo WTA de Marbella se ha cancelado, y el WTA de Barcelona es de propiedad extranjera. En segundo lugar, si Lara ha derrota a rivales más o menos ‘fáciles’ para ser un nivel WTA es porque esas rivales habían superado previamente a grandes jugadoras de tierra como Erakovic, Dulgheru, Oprandi, Dokic, Dulko, Domínguez-Lino, Shvedova o Johansson, y especialistas en este torneo como las locales Castaño o Duque-Marino. Y en tercer y último lugar, quien afirme que estamos ante un torneo fácil de ganar es que jamás ha visto un partido ni ha leído acerca del WTA de Bogotá, pues la ciudad colombiana situada en plena Sabana de Bogotá, se encuentra a algo más de 2.600 metros de altitud, lo que hace de ella la metrópoli más alta del mundo, con todo lo que eso conlleva para la disputa de un deporte como el tenis, en el que el bote de la pelota y la preparación para el golpeo son tan claves y tan cambiantes; estas circunstancias tan especiales han hecho siempre del torneo colombiano, algo único y especial que ha llevado a que las jugadoras locales rindan a un nivel muy alto fruto de las dificultades que representa adaptarse para las extranjeras. Lo conseguido allí por Lara tiene un gran mérito y no hemos de hacer caso de oportunistas que lo pongan en duda.

Gran torneo el de Lara, que es de aquellas tenistas que han tenido que luchar todo aquello que han logrado conseguir. Desde PuntodeBreak te deseamos la mejor de las suertes para el resto de la temporada y que todos tus objetivos se cumplan. ¡Vamos Lara!

Comentarios recientes