Kim Clijsters no jugará en Indian Wells

Su vuelta está llena de problemas físicos y podría estar cerca de su retirada definitiva

Kim Clijsters/lainformacion.com/Getty Images
Kim Clijsters/lainformacion.com/Getty Images

"Estoy muy decepcionada porque mi lesión en el tobillo me impida también participar en el BNP Paribas Open de este año 2012. Indian Wells ha sido un torneo muy especial para mí, lo gané en 2003 y nuevamente en 2005 cuando volví de la lesión. Tengo muy buenos recuerdos de Indian Wells y siempre he contado allí con gran apoyo de los aficionados. Me gustaría que este año el torneo sea un gran éxito igualmente".

Estas son las declaraciones que nos llegan de la tenista belga. Kim, la “mami” de la WTA, no podrá participar en uno de los torneos que mejor se le daban. Además perderá los puntos de los octavos de final alcanzados el año pasado, donde cayó ante Marion Bartoli por retirada. Parece que Indian Wells se disputaba demasiado pronto como para acortar su nueva recuperación. En principio, sí está previsto que acuda al torneo de Miami, donde defiende cuartos de final del 2011 cuando cayó ante Victoria Azarenka, hoy nueva número 1 del mundo, campeona del Open de Australia, y por aquel entonces 8 de la WTA y campeona de Miami y Marbella.

Su vuelta en el 2009 y sus objetivos en este 2012

El 10 de agosto de 2009, con 26 años, Clijsters vuelve a jugar un partido válido en el circuito WTA. El 6 de mayo de 2007, Kimmie anunció su retirada del tenis, lo hizo en el Abierto de Australia donde cayó en semifinales ante Maria Sharapova, debido a las continuas lesiones que había sufrido durante sus últimos años de competición, y con el objetivo de crear una familia con, su hoy marido, Bryan Lynch, y tener hijos (hoy es madre de una preciosa niña llamada Jada, y a la que hemos visto presenciar y celebrar asustada los títulos de su madre).

Confirma así su vuelta a las pistas y con gran sabor de boca apenas unas semanas después ganando el US Open, segundo Grand Slam de su carrera, imponiéndose a la sorpresa Caroline Wozniacki por 7/5 6/3 en la final. Después llegarían en el 2010 los títulos de Brisbane, Miami, Cincinnati, US Open y el WTA Championships (Qatar); y cierra, por ahora, su nómina de títulos el Open de Australia del 2011. Desde la final del WTA de París, que perdió ante Petra Kvitova, Kim no ha alcanzado ninguna final, algo llamativo en una jugadora de una calidad tal.

Clijsters ya ha anunciado varias veces que sus únicos objetivos para esta temporada 2012, última que jugará en el circuito, son Roland Garros y los Juegos Olímpicos. La nacida en Bilzen, está dispuesta a sacrificar todo lo que sea necesario para poder rendir al máximo en esas dos grandes citas marcadas en rojo en su calendario. Coronarse en tierra, es algo que le falta a Clijsters (que lo rozó en los años 2001 y 2003, cayéndose en sendas finales de Roland Garros ante Jennifer Capriati y Justine Henin), y que le trae de cabeza; al igual que convertirse en medallista olímpica (el otro gran objetivo). Sin embargo, Kim no menciona, cuando se trata de grandes metas, que pretenda ganar Wimbledon (algo que le es francamente difícil ante duras jugadoras como las Williams, Sharapova, Azarenka o Kvitova) o que quiera volver a triunfar en el US Open o en el WTA Championships 2012, torneo que pondría punto y final a su carrera si se clasificara.

Cada vez nos queda menos Kim

Llega el momento de no quedarnos sólo en la superficie de la noticia sino adentrarnos en el fondo de esta ‘no participación’ en el torneo de Indian Wells que, aunque quizás de forma algo aventurada, considero una nueva ‘escusa’ de Kim, que pretende seguir mimando su maltrecho físico para esos dos grandes objetivos, que ya anunciamos en el párrafo anterior, centran su temporada 2012.

Animo a sus seguidores a que disfruten de ‘mama Kim’ al máximo, porque no creo que la veamos en más de 10 torneos más. Cijsters, aunque parece que les cueste reconocerlo a muchos seguidores, no está preparada ya para afrontar físicamente una temporada entera y plagada de torneo. Lo consiguió hacer en el 2010 y le pasó factura. La segunda mejor jugadora belga en la actualidad, y quizás una de las mejores de la historia de su país, no entremos en un debate que podría llevarnos otro artículo entero, tiene una capacidad muy demostrada, y su nombre y su fuerte mentalidad le ayudan a sacar duros partidos adelante, valga recordar su enfrentamiento a Na Li en cuarta ronda del último Open de Australia donde levantó un partido prácticamente imposible (4-6 7-6(6) y 6-4). Sin duda, su presencia impone a las rivales y eso le supone una gran ventaja, nadie se imagina a la china Li desperdiciando tal cantidad de oportunidades ante una rival distinta.

Kim exprime sus últimos cartuchos al máximo, y me parece algo muy loable y meritorio, pero cada vez le queda menos que exprimir. Su objetivo es terminar la temporada 2012 en condiciones, veremos a ver cómo anda de ‘gasolina’ tras terminar los disputadísimos Juegos Olímpicos. Es una pena tener que ver a esta jugadora como va ya de torneo en torneo sin la motivación y la capacidad de hacerlo tan bien como antaño, o como hace sólo dos primaveras. Mas no deja de ser admirable cómo una tenista que está dos años fuera del circuito es capaz de volver, lograr ganar 3 títulos de Grand Slam más, convertirse en una de las referencias del circuito y estar coqueteando con el número 1 del mundo, pese a haber disputado casi 10 torneos menos que muchas de sus rivales en ese objetivo.

Además ‘Aussie Kim’, ya ha comentado en varias entrevistas que su motivación ya no es la misma y que ahora no desea viajar, conocer mundo, gente y torneos, sino que lo que en este momento desea con más ahínco es cuidar y aumentar su familia, viviendo como una madre normal que, como ella dijo en tono de broma, “haga galletas para los amigos de su hija”.

Conclusión

Kim Clijsters es una de las grandes tenistas que ha disfrutado la WTA, y creo una de las más completas. Jugadora valiente, constante, decidida, flexible, con un gran saque, potentes golpes y muy competitiva, que volvió al circuito para mostrar su valía (y lo consiguió); pero que a día de hoy, se va apagando poco a poco. Tendremos que aprovechar para disfrutar de ella y de su juego en los pocos torneos que le quedan por disputar. Nos quedará la duda de saber si Kim tendrá aún fuerzas para poder alcanzar la gloria terrícola y olímpica que ocupa sus últimos sueños. ¿Seguirá siendo capaz de todo la ‘mami’ de la WTA? Si me hacen apostar, les diría que ha demostrado sobradamente que cuando se propone algo saca energía de donde haga falta para, como poco, disputarlo hasta el final.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes