Del "Arantxa ¡Vamos!" al drama familiar de los Sánchez Vicario

No quiso conceder ninguna pregunta a la prensa

Arantxa lloró en la presentación de su libro. Foto:lainformacion.com/EFE
Arantxa lloró en la presentación de su libro. Foto:lainformacion.com/EFE

Ya hemos escrito en Punto de Break al respecto, pero hoy sin duda Arantxa y su familia volvían ser protagonistas. Los problemas de los Sánchez-Vicario entre sí pese a que eran notorios han tomado un color distinto en las dos últimas semanas, a raíz de la publicación de las memorias de la campeona española, “Arantxa: ¡Vamos! Memoria de una lucha, una vida y una mujer”. Hoy, en una rueda de prensa, por llamarlo de alguna manera, aunque sería más correcto hablar de ‘presentación’ sin más; Arantxa ha explicado, mínimamente, su visión del asunto al borde las lágrimas.


El conflicto familiar de los Sánchez Vicario


La ex número 1 ha arremetido de nuevo contra sus padres, después de que éstos emitieran un comunicado hace ya varios días en el que lamentaban “haber fracasado” con su hija. “¿Acaso no se han casado ellos con quién han querido?”, “¿Puede alguien pensar que yo no quería que todo esto se solucionase por las buenas y que se quedase en la familia?”, “¿Pueden mis padres o hermanos decidir con qué persona tengo que compartir mi vida?”, “Mis padres han ejercido un control sobre mí que me ha anulado” o "¿Por qué se tienen que buscar culpables en mis decisiones? Soy la misma persona de siempre, solo que ahora decido lo que quiero decir. No quiero esconderme. No soy desagradecida. Siempre he agradecido su apoyo. Necesito recuperar la normalidad. Mis hijos son pequeños y quiero que estén al margen de todo", son entre otras, algunas de las expresiones que Arantxa ha empleado con crudeza y con una voz atemorizada y cortada en el día de hoy.
Hemos visto a una Arantxa rota, que quería que esto pasara más desapercibido, pero no ha podido ser así. Las noticias han corrido como la pólvora y en este momento, la capitana del Equipo de Copa Federación de España, es portada de inmensidad de blogs, páginas web, periódicos, foros y redes sociales.
Arantxa no ha querido responder a preguntas de la prensa, aunque ha sido ella misma quien los ha convocado. Quizás en cierto sentido es comprensible que una persona cuando sufre tanto dolor sobre un aspecto tan importante de su vida, como es la familia, no desea que los demás se entrometan, juzguen ni cuestionen, pero también es verdad que cuando alguien convoca una rueda de prensa es para admitir preguntas, no para hablar y acto seguido marcharse. En cualquier caso, ha sido la propia Arantxa quien ha decidido dotar de relevancia a este asunto, quien lo ha sacado a la luz y quien probablemente se beneficie, pues la publicidad para su libro está llegando mucho más lejos de lo que cualquier editorial hubiera podido prever. Sí es cierto, como ella ha dicho al comienzo de su intervención, que sentía una “necesidad vital” de publicar estas memorias y de no simular más acerca de una relación inexistente, pero insistimos que una vez dado ese paso, se han de aceptar todos los que siguen.
La clave del conflicto
Hoy hemos podido aclarar dudas sobre el fondo de la cuestión. Pese a que la clave en días pasados parecía centrarse en asuntos económicos, hoy ha reflejado en el fondo un problema mucho más duro de llevar. Parece que el centro de los problemas fue que la familia de Arantxa no aceptara el matrimonio de ésta con Josep Santacana; la relación entre ambas partes a raíz de la celebración de ese matrimonio no ha hecho más que empeorar y ser más difícil. Sí es interesante, en este sentido y como analistas de tenis que es lo que somos, reflejar la preocupante influencia en las jóvenes promesas que pueden ejercer los padres hasta el punto de condicionar, como es el caso que nos ocupa, su vida posterior. Al respecto ya escribimos hace unos días, algunos artículos de opinión y reportajes, pero bien vale recordarlo, pues aún hay trabajo que hacer, aunque se ha mejorado notablemente en la última década. Les invito a leer a todos aquellos que no lo hayan hecho ya.
Gran repercusión mediática
También podemos obtener conclusiones como periodistas deportivos, más en concreto del tenis y aún más si cabe del femenino, respecto de la cobertura que la prensa ha dado al asunto. Es evidente que esta comparecencia no abarcaba sólo a la rueda de prensa deportiva, sino también al periodismo rosa (o amarillo, en el mundo anglosajón) y al periodismo general, pues a buen seguro Arantxa Sánchez Vicario mañana protagonizará buenos artículos y columnas en casi cualquier edición escrita, pero en cualquier caso el nivel de medios y la cantidad de los mismo ha sido abrumadora, en cierto punto esperpéntica.
Si se me permite, me gustaría sacar conclusiones y hacer comparaciones al respecto. Es escandaloso que haya más prensa acreditada para esta rueda de prensa que para aquella que convocaron las tenistas españolas en conjunto en septiembre de 2010, en la que amenazaban con no disputar la Fed Cup pues se estaba discriminando llamativamente al tenis femenino español. En aquel tira y afloja entre la RFET y las tenistas españolas, hubo también varios comunicados, declaraciones y protestas, pero la repercusión fue muchísimo menor, pese a que lo que hay en juego en cada caso es bien distinto. En uno los problemas internos de una familia conocida y el morbo de estos asuntos, y en el otro el futuro de nuestro tenis nacional y la discriminación a nuestras propias deportistas. Una pena desde luego. Como bien dice el periodistas Javier Méndez Vega, “no creo que ninguno de los días en los que Arantxa ganó uno de sus Grand Slam tantos flashes iluminasen su cara”. Efectiva y desgraciadamente venden más las penurias que los éxitos, y las peleas que los esfuerzos.
Hoy, 14 de febrero de 2012, hemos visto a una Arantxa muy emocionada durante toda la rueda de prensa. Esos ojos emocionados y llorosos, eran iguales que aquellos que vimos tras ganar su primer Grand Slam, pero el fondo es distinto, por aquél entonces nadie imaginaba que todo acabaría de esta manera. Hoy también paradojas de la vida, fue el sorteo de los play-off de Copa Federación, España luchará por la permanencia ante la dura Eslovaquia, pero a nadie le interesa eso.
Guardaremos en nuestra memoria aquel puño al aire de Arantxa, aquél que levantó conquistando Grand Slams, Copas Federación y alcanzando la cima del ranking femenino; pero también recordaremos esa mirada emocionada, alumbrada por los flashes, que hoy Arantxa tristemente nos ha ofrecido. Si vendemos lágrimas, cosecharemos lágrimas; mas cuando vendamos triunfos y esfuerzos, cosecharemos aún más triunfos y esfuerzos.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes