Fernando González se retira del tenis en Miami

Conocido por "Mano de Piedra" por su gran derecha, llegó a ser número 5 del mundo

Fernando González abandona el tenis profesional. Foto:lainformacion.com/EFE
Fernando González abandona el tenis profesional. Foto:lainformacion.com/EFE

Fernando González ha anunciado su retirada después de que una lesión de rodilla le mermó físicamente y estuvo lastrado desde 2010. Finalmente y tras mucho sufrimiento, "El Bombardero de la Reina" acabó por operarse en Nueva York para tratar de evitar estas molestias. Volvió en abril de 2011 con la intención de recuperar su mejor nivel pero ya no lo pudo conseguir. Desde entonces, un hombre que era un Top 10 y que merodeaba los 5 primeros puestos de la clasificación mundial cayó más allá del 200 y no pudo recuperar su estatus. La velocidad de sus desplazamientos es mucho menor y sus golpes no le corren como antes. La edad no le perdona y el desgaste de sus articulaciones ha hecho que, "por dignidad profesional", un hombre acostumbrado a pelear hasta la fase final en todos los torneos haya decidido punto final a su carrera deportiva. Una de las mejores derechas que se recuerda abandona el circuito. El medallista olímpico más importante de Chile (el único que tiene las tres preseas, oro en Atenas 2004 en dobles, plata en Pekín 2008 en individuales y bronce en Atenas 2004 también en individuales) , una eminencia en su país, (las televisiones dieron en directo su rueda de prensa de despedida) y un tenista muy querido deja el circuito. Hasta siempre.

La caída de Fernando

Después de cuatro años consecutivos en la élite mundial, Fernando González, también conocido cariñosamente como Feña, comenzó un retroceso en su carrera en abril de 2010. Las molestias en sus rodillas le apartaron del Top 10 donde había estado colocado, prácticamente de manera continuada desde inicios de 2007 cuando logró su mayor conquista en ATP, jugar la final del Open de Australia. Allí cayó con Roger Federer. González, que siempre ha querido mucho a Chile ha tenido un rendimiento más alto cuando competía bajo la bandera de su país. Así lo demostró en las dos citas olímpicas donde estuvo. En Pekín consiguió la medalla de plata después de caer con Rafael Nadal en la final y su gran año fue en 2004 cuando llegó a semifinales del torneo individual, donde cayó con su compañero y compatriota Nicolás Massú, para conseguir el bronce ante Taylor Dent en un partido agónico y más tarde, y junto a su zurdo colega, hacerse con el oro en los Juegos Olímpicos, en la primera presea dorada de Chile.

Sus problemas físicos le hicieron ir perdiendo puestos paulatinamente, pero tras su vuelta al circuito nunca recuperó las sensaciones. Ahora, González, ha pasado de jugar finales de Grand Slam, conquistar medallas para su país, ser un Top 10 y vivir la gloria de este deporte, a mendigar Wild Cards, perder en primera ronda de todos los torneos a los que acude y encadenar derrotas. Una pena para un tenista de su talento.

La derecha de Fernando González; Mano de piedra

Sin embargo, hablar de Fernando González es hacerlo de un mito viviente del tenis. González tenía en su derecha un arma temida en todo el circuito. Era habitual que todos sus rivales le buscaran constantemente el revés para evitar que su derecha dominadora acabara con ellos. Una vez perfilado de derecha González era letal. La violencia con la que impactaba daba como fruto un golpe plano inalcanzable para cualquier jugador del circuito. Sobre todo, su derecha invertida salía con una velocidad desorbitada. Tremenda.

Además de la final de Australia donde completo dos semanas al un altísimo nivel y donde derrotó a Rafael Nadal en los cuartos de final y sólo Roger Federer pudo ponerle punto final a un torneo impecable del chileno. En su retirada anunció que "agradecía y maldecía haber compartido generación con Nadal y Federer". Agradecido, obviamente por la notoriedad que le daba haber sido uno de sus competidores más feroces y por pasar a la historia en todos sus enfrentamientos, y maldito por no haber podido haber sido aún más grande por el talento de sus oponentes.

Sin embargo, la gloria de ser un tenista más competitivo no le quita el derecho de pasar a la historia como una de las mejores derechas del circuito. Un golpe que le dio los dos apelativos más grandilocuentes; "El Bombardero de la Reina" y "Mano de Piedra".

Miami

González ha decidido retirarse en Miami “porque es un torneo importante para mí. Hay siempre muchos chilenos y viví allí. Es un torneo en el que hace dos años el director me ayudó mucho. Además, me quiero despedir de mis colegas allá mismo”, añadió en una entrevista el otro día.
Fernando no ha querido alargar más su carrera y seguir toda la temporada penando por los torneos menores de la ATP y ha tomado la decisión de retirarse en un grande, como él ha sido.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes