España, República Checa y Argentina en cuartos; Estados Unidos rompe el sueño de Federer

Suiza protagoniza la mayor sorpresa con la debacle de Roger Federer y Argentina, gran favorita

La Copa Davis tendrá que esperar. O Roger Federer. El binomio sigue sin encontrarse y el mejor jugador de todos los tiempos sigue sin poder alzarse con la competición por equipos más importante del mundo del tenis. El traspié de ayer con las derrotas de Stanislas Wawrinka ante Mardy Fish y el propio Roger Federer ante John Isner en la tierra batida de Friburgo se completó con la caída esta tarde en la modalidad de dobles, donde la pareja americana formadad por Mike Bryan y Mardy Fish, doblegaron a los helvéticos ante el estupor de su propio público. Ha sido la mayor sorpresa de la competición. Adelante siguen España, Argentina y la República Checa que han solventado por la vía rápida sus respectivos compromisos antes Kazajistán, Italia y Alemania. Quedan en ventaja, Serbia, Croacia y Austria. Canadá y Francia, van 1-1.

La caída de Suiza y el futuro de Roger

La derrota de Federer deja al suizo en una difícil situación enfrente de esta competición. El helvético ha puesto por primera vez todo su interés en esta competición. Era la primera vez que jugaba la primera ronda defendiendo a su país desde 2004. La sensación era que el hombre que lo ha ganado todo más veces en este deporte quería completar su currículum en 2012 con la consecución de la Copa Davis y el Oro Olímpico. Sin embargo, en la primera jornada, la del viernes, ya las cosas se empezaron a torcer en el partido de Wawrinka. El lacayo de Federer en esta competición, conocedor de su rol, acusó la presión del debut y jugó un partido francamente malo ante Mardy Fish. No pudo en ningún momento con el norteamericano y cometió más errores no forzados de lo que permiten conquistar un punto en Copa Davis. Fish, sólido con el saque y más consistente desde el fondo de la pista, jugó esta vez más relajado que su último partido en el Grupo Mundial, cuando perdió en Austin contra David Ferrer. No lleva bien Mardy la presión y el favoritismo con el peso de un país a sus espaldas, pero jugó desatado en la superficie donde menos partidos ha jugado como profesional, la tierra batida. Al final, aunque estuvo a punto de dejar escapar el partido cuando servía con 5-4 en el quinto para cerrarlo, acabó imponiéndose por 9-7 ante un Wawrinka desorientado y demasiado presionado.

La pelota quedaba en el tejado de Federer, pero si cualquier aficionado al tenis tuviera que poner la vida de su hijo en la raqueta de algún tenista en los últimos 10 años, lo hubiera hecho en la del suizo. Ayer hubiera perdido a su retoño. Federer no encontró la fórmula para restar a Isner y el gigantón no se enredó con sus enormes pies en el barro. Más bien todo lo contrario. Con paciencia, Isner hizo en tierra batida todo aquello que puso al mismísimo Nadal contra las cuerdas en la primera ronda de Roland Garros. Paciencia para defender y palazos a las líneas para atacar. Si las bolas tocas línea el rival se puede despedir, y defendiendo con su revés cortado y sus zancadas de mil leguas, aguantó a un Federer más fallón de lo normal. Al final, victoria en cuatro sets levantando el primero en contra para un Isner que será, en adelante, el referente de este equipo.

La puntilla la puso el gemelo Mike Bryan junto al propio Fish. El hermanísimo estaba de permiso en casa con su hijo recién nacido. Por lo visto, Bob había decidido dejarlo en manos de su hermano, Fish e Isner y acertó más que aquellos que creíamos en el amor a primera vista, el encanto de los Reyes Magos y Papa Noel vestido de Roger, con el mismo rojo helvético que el perro de Heidi trotando por las montañas para que un día todos fueran felices y la Davis encontrara en Federer unos brazos sólidos que la abrazaran. No será así. Al menos no en 2012.

En Friburgo, Estados Unidos, por primera vez en mucho tiempo, como víctima propicia, tiró todos sus galones, sus barras y sus estrellas, y desde la humildad, el sacrificio y el esfuerzo de tres héroes, levantaron en Suiza la eliminatoria más improbable de los últimos años. Como no sabían que era imposible. Lo hicieron.

España, República Checa y Argentina; Por la vía rápida

Al igual que Estados Unidos, otras tres selecciones ya tienen su billete para los cuartos de final. España, actual campeona, presentó su nuevo proyecto con Álex Corretja y salió limpia del problema de jugar sin los cuatro jugadores que presentaban un currículum invicto en la competición, Rafael Nadal, David Ferrer, Feliciano López y Fernando Verdasco. La final de Sevilla del año pasado dejó claro que, al menos en 2012, Nadal y Ferrer, los verdaderos artífices de todas las rondas, todas las copas y todo el cava que se está sirviendo sobre las Ensaladeras, (con la rúbrica del increíble Feli), han cambiado de objetivos y esta temporada, todo lo que tienen que hacer bajo bandera española será, probablemente, defender los Juegos Olímpicos. Sin embargo, la Federación ha estado astuta. Costa ha dado un paso al frente para dejar el banquillo a Álex Corretja, gran capitán, pero sobre todo, mejor amigo de muchos de los pilares de la España campeona. Hay dos eliminatorias trampas que, con total seguridad, no jugará ninguno de los actores principales, pero en el reparto, Juan Carlos Ferrero sigue siendo este hombre al que los años no le quitan un papel de protagonista. Al más claro estilo Clint Eastwood, levantó un partido agónico con Kukushkyn en el quinto set bajo el paraguas de la inmortalidad. Salió vivo del tiroteo al que le sometió el kazajo y dejó la eliminatoria lista para el estoque de Almagro. El murciano, armado con su raqueta, liquidó a Goluveb empeñado en demostrar que al tenis, además de saber pegar palazos, hay que ser más efectivo y meter otras pelotitas en cancha contraria que no solo cañonazos. Las malas noticias para el resto de los grandes favoritos a la competición es que España, además, ha decidido que no va a regalar ningún punto más en el doble. Esto de jugar eliminatorias y empezar 0-1, con el doble perdido antemano se acabó. Corretja apostó por la mejor pareja nacional. No es mucho, pero es algo. Feli y Verdasco quedan estupendos en las portadas de las revistas, pero empezaban a sonar a mal gusto los humillantes resultados en contra. De repente, con Marcel Granollers y Marc López, España ha encontrado una pareja en el más amplio sentido de la palabra. Comprometida, coordinada y con argumentos clásicos de una modalidad de especialistas. Un alivio. Si España quiere ganar esta competición tiene claro que tendrá que contar con sus primeros espadas. Nadal dijo no, pero su amigo Marc y su admirado Álex, igual se lo piden con ojitos. Y claro, no es lo mismo. Ni parecido. Si España va sobreviviendo, a lo mejor alguno de los mejores se anima. Y con Nadal y Ferrer en liza y la nueva pareja…

Corretja con Granollers y Marc López; la nueva cara de España. Foto:lainformacion.com/EFE

Su rival en cuartos de final será la vencedora del Austria vs Rusia. Los centroeuropeos parten con ventaja. Cogieron 2-0 el viernes, pero hoy han perdido el doble. Jurgen Melzer, el heredero de Thomas Muster ha bajado mucho su rendimiento de un año a esta parte, pero parece que ha vuelto a tomarse en serio la competición. Melzer, que se está especializando en jugar dobles y lo hace habitualmente en el circuito ATP con Petzschner, ha dejado el punto para sus compañeros Peya y Marach que no han podido con la vieja guardia rusa, Davydenko y Youzhny. Shamil Tarpischev, si ha tomado buena nota de lo ocurrido hoy, le dará una vuelta a su propuesta del primer día donde los menos experimentados en esta competición, Kunitsyn (31 años) y Bogomolov (29), dejen paso a los ilustres veteranos que han salvado los muebles in extremis. Youzhny y Davydenko son tan buenos como irregulares, pero después del baño de ayer, muy probablemente, Melzer y Haider Maurer, no se encuentren con las facilidades que les pusieron ayer Kunitsyn y Bogomolov. La eliminatoria parte con ventaja austriaca, pero esto no está cerrado, hay punto en Wiener Neustadt.

El que gane, sabe que tiene una visita a la tierra batida española de segundo plato.

Por cuestión de horario, Canadá aún no ha disputado su partido de dobles ante Francia, pero se antoja decisivo. Tsonga abrió la eliminatoria con una fácil vitoria ante el barbilampiño Vasek Pospisil. Mejor que le vayan cortando las alas, ahora que pueden, porque tiene pinta el joven de que será más difícil cuando eche a volar. Por su parte, quien no hace prisioneros ya hace unos meses es Milos Raonic. Se deshizo de Benneteau como si le hubieran puesto un cono enfrente y amenaza con hacer lo propio con el francés que le pongan por delante. Si Llodra y compañero no pueden hoy con la pareja canadiense, aunque son claros favoritos, Francia puede pasar un fin de semana de terror en Vancouver.

El ganador del cruce, jugará con Estados Unidos los cuartos de final

Más abajo, la República Checa ya espera rival para cuartos de final tras deshacerse de una Italia inofensiva en pista dura cubierta. Berdych y Stepanek fueron demasiado para Seppi y Bolleli en los individuales y para Bracciali y Starace en el doble. Como se preveía, sólo Seppi sostuvo el tipo, pero Stepanek acabó con su resistencia en el quinto y puso las cosas más sencillas. Equipo durísimo y peligrosísimo.

La lógica invita a pensar que serán los serbios quienes pasen por el carril de los cuartos, aunque Suecia ganó el doble haciendo gala de una tremenda dignidad. Un equipo muy joven que no puede sostenerse con Prpic y Ryderstedt en los individuales, pero que ha alargado la eliminatoria hasta el cuarto punto con un partido vibrante en el doble.

De lo que queda por jugar, Croacia está haciendo un trabajo muy limpio en Japón. Karlovic y Dodig no han dejado ni un minuto sobre la pista a sus jóvenes y novatos compañeros de viaje y en un partido completísimo se han desecho de la pareja nipona formada por Ito y Sugita. El papelón ahora será para Kei Nishikori y Go Soeda, que tendrán la misión de no fallar en ninguno de sus partidos ante Dodig y Karlovic respectivamente. Ivan llegaba como número 1 del equipo, pero está claro que el hombre a batir es Ivo. Nishikori batallará bajo la bandera del Imperio del Sol en primer turno contra Dodig para resarcirse de la derrota ante Karlovic, pero, aunque gane, el papelón le queda a Soeda que tendrá que tratar de sobrevivir a los morterazos y cañonazos del gigante Karlovic, invicto en Hyogo.

El ganador del enfrentamiento ya tiene billete para Buenos Aires. Allí estará Argentina que avanzó con paso firme en su encrucijada de Alemania. En Bamberg, Martín Jaite propuso lo mejor que le quedaba con la ausencia de Juan Martín Del Potro y fue más que suficiente. Mónaco rindió como un número 1, y Nalbandián se reafirmó como tal. No lo tuvo fácil el cordobés ante un Mayer que opuso más resistencia de la que su estado hace unas semanas preveía. Pero el gran David tiró de veteranía y con más ganas que nadie de alzar la Ensaladera encarriló una eliminatoria que definió en el doble con Schwank.

Ahora el panorama se aclara definitivamente para los argentinos que tienen el resto de eliminatorias como locales. Más que nunca. Argentina cobra el favoritismo que esta competición le debe.

Comentarios recientes