Polémicas declaraciones de Nadal "en desacuerdo" con Federer

"Estoy en desacuerdo con él. Lo ha dicho para quedar como un gentleman"

Nadal se queja durante un entrenamiento. Foto:lainformacion.com/Getty Images/
Nadal se queja durante un entrenamiento. Foto:lainformacion.com/Getty Images/

Nadal ha vuelto a encender la llama de la polémica y lo ha hecho, esta vez, no sólo insistiendo en sus críticas sobre la ATP, si no, además, haciéndolo contra discrepando públicamente de Roger Federer, al que se ha permitido el lujo de lanzar un mensaje poco "caballero", al calificar al suizo de "querer quedar como un gentleman". La polémica se encendió después de que Federer se desmarcara de las quejas y peticiones de cambio de calendario que tantas veces hemos hablado en puntodebreak.com. Nadal, que ha encabezado las quejas contra la ATP, la ITF y la unificación del calendario, habló sin morderse la lengua, como es costumbre en él. "Estoy en desacuerdo con lo que ha dicho Federer", que previamente a su rueda de prensa, había manifestado que no tenía ningún problema con el calendario ATP, que este año junta Copa Davis, las clásicas estrechuras de la ATP y los Juegos Olímpicos. La polémica, sin embargo, se elevó más cuando acusó a Federer de hacer estas declaraciones "para quedar como un gentleman". La explicación tiene una carga mucho más profunda, y Nadal se explicó muy claramente "Es muy fácil no decir nada, todo es positivo y quedo como un "gentleman" y que se quemen los demás. Pero eso tampoco es así. Cada uno tenemos nuestra opinión y a lo mejor a él le gusta el circuito. A mí también me gusta y pienso que es mejor que la mayoría de deportes, eso no quita que se deban cambiar cosas que son malas".

La polémica ha encendido a todo el mundo y enseguida se han posicionado los dos grandes grupos de críticos. Los "Nadalistas" y los "anti-nadalistas", la mayoría de los segundos, grandes fans de Roger Federer en todo lo que haga y diga.

En puntodebreak no nos vamos a posicionar sobre un debate tan baladí. La polémica está ahí, los problemas con el calendario arrastran lesiones tan claras y manifiestas como las que lastró a Nadal, Murray y Djokovic a final de temporada. De hecho, Murray abandonó y Djokovic llegó demasiado justo. Federer, por su parte, es la clara demostración empírica de que el calendario no es tan duro ni agresivo para un tenista y que no es tanto la cuestión del calendario si no de cómo se afronta táctica o técnicamente el mundo del tenis.

Si todo es potencia, resistencia, fuerza física y correr, evidentemente las articulaciones sufren en las pistas duras y 60 partidos jugados a arreones, pelotazos, acelerones y frenazos, son muy agresivos. Los jugadores que juegan así, evidentemente, saben que su cuerpo les acabará penalizando. Otros, elegantes, técnicos y sofisticados, pueden estirar su carrera sin menoscabo de la salud de sus articulaciones. Así que la cuestión no es sólo física, es también técnica. Federer es uno de los tenistas más cuidadosos con su calendario y renuncia a muchos torneos que le gustaría jugar para poder lograr los máximos puntos posibles dentro de las exigencias ATP. Esto le ha llevado a renunciar muchísimas veces a la Copa Davis con la selección Suiza, pero las decisiones las toma cada cuál. Lo cierto es que el calendario reclama tenis de alta competición y que el dinero, más que ingente, que ganan los mejores jugadores es por la cantidad de gente que "compra" tenis, que de alguna manera consume tenis. Comprando partidos en las televisiones privadas, raquetas o ropa que llevan los profesionales y un largo etcétera.

En realidad, está claro que tenista profesional es un privilegiado, y Nadal entiende esto así. Sin embargo, como Vicepresidente del Consejo de jugadores, a Nadal le ha sentado muy mal que Federer se limpie de una polémica por la que muchos pelear, y principalmente el balear, sigue su cruzada.

Nadal amenaza con abandonar la Vicepresidencia del Consejo

La polémica no va a quedar en una simple anécdota. La relación de Federer y Nadal sigue siendo muy buena, a pesar de la disparidad de criterios, pero Nadal empieza a estar muy harto de que siempre se le mire a él como foco del problema y como hombre que encabeza las insurrecciones más importantes. Algunos de los temas como la situación impositiva de Londres para los tenistas que no viven en la capital inglesa, es un tema que afecta directamente al bolsillo del jugador. Y una cosa es que le toquen la salud, y otra el bolsillo. (Los deportistas de elite que participan en algún evento puntual en Londres, (como Wimbledon o el Masters últimamente), deben de pagar no sólo una altísima tasa de lo ganado en este torneo si no también de los beneficios que otorga la competición a la que pertenezca, (en el caso de Wimbledon la ATP) y todos su derivados, (como patrocinios etc). Este tema sigue preocupando mucho dentro del seno de los tenistas profesionales que ya se manifestaron con la intención de hacer un cierre patronal, (como patronato, no pueden hacer huelga, (los tenistas son sus propios jefes)).

Así que Nadal, ha llegado a dejar caer en sus círculos más cercanos, que esto le está condicionando incluso para llegar a presentar su dimisión como Vicepresidente del Consejo de los Jugadores, que Preside Roger Federer. La polémica continúa y el Open de Australia comienza.

Comentarios recientes