Federer gana su sexto Masters en Londres

Se embolsa más de 2 millones de $, 1500 puntos y recupera la tercera plaza del ranking

Federer venció en Londres. Foto:lainformacion.com/Getty Images/ J. Finney
Federer venció en Londres. Foto:lainformacion.com/Getty Images/ J. Finney

Roger Federer lo ha vuelto a hacer. La leyenda continúa y el que es considerado por muchos el mejor tenista de la historia, es ya, sin discusión, el que más Masters ha ganado, seis. En todas sus concepciones, Masters, Copa de Maestros o como ahora se denomina, Barclays ATP World Tour Finals. Ha sido en Londres, catedral del tenis, y en el O2 Arena, el Millennium Dome, un marco incomparable: Roger Federer ha ganado el sexto Masters con autoridad, con victorias en sus seis partidos, invicto y con una sensación de autoridad y suficiencia imponente. No tuvo rivales de su altura. Los que podrían haber sido, Djokovic, Murray y Nadal, no estuvieron a la altura. Y los que estaban, Ferrer y Tsonga, no lo eran. Así que el suizo vuelve a reinar a final de temporada y en pista indoor. En esta superficie ha conseguido ganar consecutivamente en Basilea, el Masters 1000 de París y la Barclays ATP World Tour Finals. 3000 puntos consecutivos, y una buena bolsa económica. El Rey ha vuelto.

Roger Federer reina en Londres. Foto:lainformacion.com/EFE

La final

La historia de la final en el O2 Arena de Londre se resume en la supremacía y velocidad de Roger Federer sobre Jo-Wilfred Tsonga. La misma con la que se manifestó en París y la misma con la que ya le había derrotado en la primera ronda, el primer partido del torneo. Inicio y epílogo con los mismos protagonistas y el mismo final.

Federer dominó a Tsonga de la misma manera que lo había hecho en los últimos partidos en que se habían medido en pista indoor. Servicio demoledor y un juego hábil y resolutorio en la red. Tsonga pudo estar en el partido desde el fondo de la pista con su descomunal potencia y sobrevivió a varias situaciones límite. El francés ha sido el segundo mejor jugador sobre esta superficie y en este final de temporada. Sin duda. Llegó a la final de París con autoridad y pudo con todos sus rivales en Londres, menos con el único que estaba en mejor forma que él.

El primer set volvió a resolverse de la misma manera que el primer partido del Millennium Dome. Los nervios de Tsonga le traicionaron en el saque decisivo, con 4-3. Federer rompió y sentenció como lo hacen los campeones.

Tsonga no pudo en la final. Foto:lainformacion.com/Getty Images/C. Brunskill

En el segundo, con el mismo guión y break arriba Federer servía para terminar el partido y el torneo. Pero allí, sin presión y con todo perdido, en una época en la que los muertos vivientes, (vampiros o zombis), están de moda, Tsonga sembró el terror con esta imagen de muerto viviente. Con 5-4 y saque, Federer le dio tres bolas de break y el de Le Mans aprovechó la última para mantenerse vivo. El tiebreak volvió a empezar con el dominio del helvético, pero una doble falta, (inaudita en Federer), un par de errores no forzados y el servicio de Tsonga devolvieron la igualdad al partido.

En el tercero, el tenis devolvió al mejor jugador sobre la pista la ventaja y le dio el título. Roger Federer volvió a sonreír. Consciente de que en plenitud de condiciones y en partidos largos a 3 sets sus opciones han bajado, Roger ha dado un paso adelante en su carrera. Otro más. Más velocidad. Más rápido. Más ofensivo. Roger ha vuelto, con un cheque de más de dos millones de dólares con 3000 puntos en los últimos 3 torneos, Basilea (500), París (1000) y el Masters (1500).

Djokovic, Nadal y Murray van a tener que volver muy finos si quieren estar a salvo de la amenaza del suizo. La temporada 2011 ATP pone punto final. Que viva la temporada ATP 2012.

Comentarios recientes