España-Argentina; titanes de la tierra batida

La tierra batida blinda a España... y a Argentina, cuyas últimas derrotas son históricas

La tierra batida de La Cartuja espera. Foto:lainformacion.com/EFE
La tierra batida de La Cartuja espera. Foto:lainformacion.com/EFE

Duelo de titanes en la tierra batida del Estadio Olímpico de La Cartuja en Sevilla. La Final de la Copa Davis 2011 va a enfrentar a las dos grandes superpotencias de la tierra batida de esta competición. España presenta unos números impecables que la convierten en un equipo legendario. Sin embargo, la leyenda se forja principalmente en los éxitos de la selección española en tierra batida. Con unos resultados, tan exuberantes, el favoritismo español debería ser aplastante, (casi como lo es), pero las estadísticas del rival no le van a la zaga. Argentina perdió su última eliminatoria en esta superficie, precisamente en España, en 2003. Pero no fue nada fácil para un equipo formado por Juan Carlos Ferrero, campeón de Roland Garros ese mismo año, Albert Costa, campeón en 2002, Carlos Moyà ganador en 1998 del torneo parisino y Álex Corretja, finalista en 1998 y 2001. Con este equipo, cargado de títulos y finales en los más prestigiosos torneos sobre esta superficie, España tuvo que acudir al quinto punto para que Moyà derrotara a Gastón Gaudio, campeón de Roland Garros en 2004, y cerrar la eliminatoria con 2-3.

Costa tutela a Nadal. Foto:lainformacion.com/EFE

Argentina, y su historia en tierra batida

Argentina es uno de los mejores equipos de la Copa Davis en la última década. Posiblemente, de este siglo. Y, atendiendo a las estadísticas, el segundo mejor cuando se trata de jugar en tierra batida. Varios datos así lo atestiguan. Ningún rival les lleva a esta superficie, aunque la tierra batida sea su arma favorita. Argentina sólo a jugado en los últimos años en esta superficie en Buenos Aires y la conocida derrota, por la mínima en Málaga.

Juan Carlos Ferrer, único tenista en acttivo del útlimo España-Argentina de 2003. Foto:lainformacion.com/EFE

Si quitamos esta derrota, la última vez que alguien tumbó a los argentinos en esta superficie fue Ecuador en 1983. Hace 28 años de esto. Fue en tierras bonaerenses y con el equipo de Andrés Gómez, que en 1990 ganaría Roland Garros. Por entonces, el equipo argentino, a duras penas se sostenía en el Grupo Mundial y sus jugadores eran, José Luis Clerc, en la última etapa como profesional, Roberto Argüello y Martín Jaite como primera raqueta. Por su parte, los ecuatorianos llegaron con Gómez como principal baluarte, Raúl Viver y Ricardo Ycaza, que conquistó también el punto de dobles con Gómez. Argentina estuvo ausente del Grupo Mundial durante algunos años de finales de los 90, pero tras su vuelta, y la llegada de la nueva hornada, con Gastón Gaudio, Guillermo Coria, Guillermo Cañas o Agustín Calleri, así como Mariano Zabaleta y el eterno David Nalbandian, han sido un grupo muy compacto. Capaces de ganar en pistas rápidas a Rusia, Alemania, Suecia, Australia... y que sólo han perdido en pistas muy rápidas como las moquetas de Minsk, contra Bielorrusia, Moscú en moqueta 'RuKortPro' ante la Rusia de Davydenko, Tursunov y Marat Safin, la pista 'Premier' de Eslovaquia, cuando Hrbaty, Karol Beck y Mertinak, llegaron a la final, (2005), o el 'Taraflex' de Estocolmo contra Robin Soderling, Jonas Bjorkman o Thomas Johansson.

España, individual y colectivo

Por su parte, España llega con un cartel imponente. Presenta a los números 2 y 5 del ranking ATP. Ambos llevan unas estadísticas en esta competición, la Copa Davis que igualan o superan sus prestaciones como jugadores ATP. Rafael Nadal presenta un impresionante 18-1 en esta competición como jugador de individuales. El único partido que perdió, por cierto, fue en su debut en esta competición, en la moqueta de Brno, ante la República Checa y contra Jiri Novak, un especialista en esta superficie. Desde entonces 18 victorias sin fallo, 18 puntos para España, que nunca ha perdido con el balear en sus filas y que lleva 14-0 en tierra batida. Impecable.

David Ferrer muestra sus nuevas zapatillas personalizadas. Foto:facebook.RFET

Ferrer, no le anda a la zaga. El alicantino ha jugado 20 partidos en Copa Davis, todos ellos defendiendo puntos de individuales y sólo ha perdido 4. Todos ellos en superficie dura y en pistas cubiertas. En tierra batida presenta un 11-0. Se supone que los argentinos tratarán de consumar dos victorias en individuales porque conseguir tres en esta faceta sería prodigioso.

Argentina, 1 derrota de sus individuales

Los números de los jugadores argentinos en individuales también son significativamente bajas. Del Potro sólo ha perdido dos partidos como jugador de la selección albiceleste. La juventud de Juan Martín, le permite tener números todavía relativamente bajos, pero las estadísticas son buenísimas. El número 1 del equipo argentino presenta un balance de 9-2. Sus dos derrotas en pista cubierta. La de Mar del Plata, con sus problemas físicos y contra Feliciano López y en 2007 ante Robin Soderling en la pista ultra rápida de Estocolmo. Sin embargo, también llega invicto en esta competición sobre tierra batida. 3-0.

Del Potro echa un pulso a España. Foto:lainformacion.com/EFE

David Nalbandian es uno de los mejores jugadores de la historia de Argentina en Copa Davis. Presenta números impresionantes: 22 victorias y 5 derrotas como jugador de puntos individuales. 10-1 en tierra batida.

El resumen rápido es el siguiente. De los cuatro jugadores que van a participar en la cita. Al menos en los dos primeros puntos individuales, tres de ellos no han perdido nunca un partido en tierra batida como jugadores de Copa Davis. Alguno va a pinchar. Eso seguro. El que sí que ha perdido, tiene un balance 10-1. O sea que su porcentaje está por debajo del 10% de derrotas en esta superficie. Con estas estadísticas el punto de dobles coge todavía más importancia.

Si vemos sus enfrentamientos cara a cara, las matemáticas dicen lo siguiente:

Rafael Nadal ha jugado seis veces contra David Nalbandian. 4-2 a favor del español. El argentino ganó sus dos primeros duelos, en la parte final de la temporada de 2007, uno en la pista dura del Masters de Madrid y otro en la moqueta de París. (Los dos últimos Masters Series, (categoría que luego fue renombrada Masters 1000). En sendas ocasiones en pista dura. En adelante, Rafa Nadal sólo conoce la victoria contra Nalbandian, pero nunca han jugado en tierra batida. Cuando se dio el cruce, en los cuartos de final del Godó de 2009, el argentino se retiró antes de empezar el partido. Las otras tres veces ha sido en superficie dura, en Indian Wells de 2009, 2-1 para Nadal, Miami de 2010 (2-1) y esta misma temporada en el US Open (3-0).

El balear también ha tenido una gran rivalidad contra Juan Martín Del Potro. 10 enfrentamientos con un balance de 7-3 favorable al español. Claro que las tres derrotas fueron de manera consecutiva y sobre la misma superficie; las pistas duras americanas en el circuito de 2009. Allí perdió consecutivamente en Miami, Montreal y el US Open. (Sólo en Miami pudo hacerle un set). 2009, marca un antes y un después en la carrera de Juan Martín Del Potro. Su lesión le mantiene alejado de las pistas hasta muy entrado 2010 y no vuelven a jugar hasta este mismo año. En 2011, la cara de la moneda ha salido siempre para Nadal que le ha ganado en semifinales de Indian Wells y en los octavos de Wimbledon. El último precedente. Antes se había producido su único enfrentamiento en tierra batida, pero data de Roland Garros de 2007. 3-0 en primera ronda con un Del Potro jovencísimo, (19 años).

Ferrer ha tenido lo siguientes balances con los argentinos: Con el número 1, Del Potro, ganó sus dos partidos, ambos en 2008, en Australia por 2-0 y abandono y en hierba, 2-0. Pero ha perdido sus dos últimos partidos. En Tokio en pista dura 2-0 y en Miami en 2009, 2-0. Nunca han jugado en tierra batida.

Por su parte, en su cara a cara con David Nalbandian, David Ferrer sí ha marcado las diferencias en tierra batida. En sus H2H (head to head), Ferrer aventaja 7-5 a Nalbandian, pero la gran diferencia se ha marcado en sus duelos sobre esta superficie. Ahí, Ferrer le ha endosado un claro 4-0. (En Umag 2002, en Sopot 2003 y en el Masters Series de Hamburgo en 2004, así como en los cuartos de final del Godó de 2007). En esta superficie Ferrer sólo ha cedido un set ante Nalbandian. Pero el argentino le domina en superficie dura y en pistas cubiertas, y en la Copa Davis de Mar Del Plata, el único punto argentino lo consiguió Nalbandian, precisamente, en su duelo ante David Ferrer. Una auténtica paliza. 6-3, 6-2, 6-3.

Pero Sevilla será otra historia. La pista, lista y preparada, está lentísima. Al gusto de los españoles.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes