Tenistas futbolistas y futbolistas que juegan al tenis. Soccer-tenis

Sergi Bruguera y Rafa Nadal han hecho sus pinitos en el fútbol y Forlán juega bien al tenis

Rami y Jonas lo intentan con la raqueta en Valencia. Foto:lainformacion.com/EFE
Rami y Jonas lo intentan con la raqueta en Valencia. Foto:lainformacion.com/EFE

El tenis y el fútbol son deportes antagónicos. Uno es individual y el otro colectivo. En uno conseguir un tanto es facilísimo y en otro complicado. La red es un obstáculo para el primero y el objetivo para el segundo. Una pelota es pequeña y peluda y la otra grande y de cuero. En uno los botes cuentan y en otro se puede jugar por arriba o rasito. En el tenis lo importante son las manos, y en el fútbol es la única parte del cuerpo que no se puede utilizar. Y sin embargo, existe una tradicional tendencia de los tenistas a jugar al fútbol, incluso en sus canchas de tenis, y de los futbolistas a empuñar una raqueta o trazar jugadas en torno a una red. Hay tenistas que juegan muy bien al fútbol, y futbolistas que se defienden bien jugando al tenis. El cambio de deporte es complicado, pero la diversión está servida. 

Bruguera, un pionero

Sergi Bruguera fue uno de los grandes referentes españoles en la época de los 90. Fue el primer brote verde de lo que hoy se conoce como "edad de oro" del deporte español. Por entonces, un catalán de pinta desgarbada, algo pusilánime y con la sensación de fatiga crónica, se plantó en tres finales de Roland Garros para alegría de muchos jóvenes, (las generaciones que nacieron a finales de los 70 y principios de los 80), a los que nos gustaba el tenis. Bruguera fue el primer tenista que miraba a los ojos y de frente a los grandes jugadores de su época. De los pocos que tuvo un "head to head" favorable con Pete Sampras. El norteamericano debatía la hegemonía mundial, casi tiranía, con Agassi, pero nadie se aguantaba de pie para ver unos cuartos de final en Australia en la madrugada español, ni se estaba hasta las cuatro de la mañana para saber qué pasaba en el US Open. No había ni rastro de un español por aquellos lares a estas alturas de estos Grand Slams. Muchos, ni siquiera sabíamos lo que era un Masters Series o si existía la Copa de Maestros. Suerte si veíamos una final de la Copa Davis en la Segunda, que no se llamaba ni La 2, y desde luego no podíamos hablar de tenis con nuestros amigos por teléfono, porque el móvil era eso que llevaban los señores ejecutivos pegado con una cadena a su cartera. 

Bruguera impulsó el tenis desde su victoria en Roland Garros después de superar consecutivamente dos años a Pete Sampras. Sus victorias ante Curier y la final con bandera española ante Berasategui, despertaron el gusanillo del tenis en este país. Como no podía ser de otra manera, las exigencias sobre Bruguera fueron más allá de sus posibilidades, físicas y mentales y el catalán un buen día cortó por lo sano y se dejó el tenis como quien olvida a una novia. 

El doble campeón de Roland Garros se evadió jugando al fútbol. Nunca lo hizo a gran nivel, porque las características físicas y sobre todo táctico-técnicas de un profesional del tenis, en nada tienen que ver con las de un futbolista. Pero lo hizo como afición, incluso, pagando de su bolsillo por practicar fútbol. Jugó en una categoría muy baja, regional, y en el Esquerra de L'Eixample, un equipo de barrio de Barcelona. Lo hacía de lateral derecho, (una demarcación fácil de cubrir y cuyas características técnicas no tienen que ser muy depuradas). 

Nadal, futbolero confeso

Nadal, antes de imponerse como un apellido claramente tenístico, era conocido como un "nombre propio" de fútbol. Miguel Ángel, su tío, fue jugador del Real Mallorca y tuvo grandes éxitos como central y medio centro en el Fútbol Club Barcelona y con la selección española. Sin embargo, el sobrino ha superado todas las fronteras y límites y ha pasado de ser el sobrino de Miquel Àngel Nadal, a que éste sea el tío de Rafa Nadal. No es lo mismo. Su relación con el deporte profesional, por tanto, le viene de cerca. Pero sigue entrenándose, a veces, con la compañía de su tío.

Nadal mandó esta foto en su Twitter

 

Rafa Nadal, sin embargo, y a pesar del pasado barcelonista de su tío es un ferviente seguidor del Real Madrid y muy fan de la selección española. Se le vio claramente emocionado en la final del Mundial de Sudáfrica después de que España se proclamara campeona del mundo en 2010. Su pasión por el fútbol ha sido tal, que en muchas ruedas de prensa oficiales en grandes torneos de tenis, muchos periodistas no se cortan nada, a la hora de preguntarle por cómo ve los partidos del Real Madrid o cómo ve las competiciones de fútbol más importantes, la Liga BBVA o la Champions League.

Pero la pasión por el fútbol de Nadal no se limita a seguir los partidos del Real Madrid y del FC Barcelona o de la Champions, la Liga o las grandes competiciones de "La Roja". También le gusta practicarlo. Hay muchas formas de mezclar el tenis y el fútbol y Nadal lo ha hecho de todas las posible e imaginables. La más sencilla es, que dentro de su hábitat natural, una pista de tenis, se pongan a pasar la bola, en vez de hacerlo con la raqueta, como si fueran futbolistas, con los pies y la cabeza. Y sus rivales y amigos, le siguen en las demostraciones de soccer-tenis:

Lo hace con rivales tenistas, como Djokovic, o en cualquier entrenamiento con su tío y entrenador y sus amigos. Cualquier excusa es buena, para darle a la pelota con los pies:

Pero también lo ha hecho jugando directamente a cualquier modalidad de fútbol. Esta vez, en un campo de fútbol, con balón de fútbol y con compañeros y amigos. En contra de la Malaria, y con su amigo Iker Casillas como colaborador y rival, llegó a juntar en un partido de fútbol indoor, a muchos tenistas, a los que les va la marcha futbolera. 

Las causas solidarias suelen unir también a los famosos para hacer cosas fuera de lo normal. Y que un grupo de tenistas se metan en un campo de fútbol lo es:

Claro que Nadal ha ido más lejos que todo eso, y como ya anunciamos en esta misma web, incluso ha decidido dar un paso adelante y jugará al fútbol algunos partidos con un equipo de su ciudad natal, en Manacor. Es la última evolución del tenista-futbolista.

Otros tenistas juegan al fútbol

Pero la afición por el fútbol no es cuestión sólo de Rafa Nadal. De hecho, casi todos los tenistas del circuito han hecho o hacen sus pinitos con el balón. En marzo, con motivo del terremoto de Japón, los mejores jugadores de la ATP jugaron un partido de fútbol contra un equipo local de fútbol. El resultado fue lo de menos, pero lo mejor fue ver cómo algunos se atrevían con buenas maniobras o con jugadas técnicamente más complicadas. Se puede ver cómo Murray, Tsonga, Ferrer o Djokovic patean un balón sobre un terreno de juego. Desde luego, es mucho más reconfortante verlos jugar al tenis, pero algunos, no lo hacen tan mal.

Casi todos los jugadores del circuito se manifiestan como seguidores del fútbol, aunque una de las mayores aficiones de los jugadores en sus horas de ocio en los hoteles, no es tanto ver partidos de fútbol, como jugar con los videojuegos de este deporte. Se rumorea en los mentideros tenísticos, que las competiciones de ciertos juegos virtuales, en simuladores de fútbol, acarrean más "piques" y malos entendidos que una semifinal de Grand Slam.

... Y futbolistas jugando al tenis

Claro que la cosa empeora gravemente cuando son los profesionales del fútbol los que se pasan al deporte de la raqueta. En general, la habilidad de los jugadores de fútbol con una raqueta en la mano es, comparativamente, mucho menor que la de un tenista con un balón y una portería.  En muchos torneos, la presencia de algunos futbolistas del equipo de la ciudad que alberga el evento, se dejan caer para ver tenis. Pero, la ignorancia es muy osada, y a determinados jugadores, se les llega a ofrecer jugar. Y claro, algunos empuñan la raqueta. No hay grandes imágenes, ni mucha calidad. Carlos Tévez, por ejemplo, se animó en el O2 Arena de Londres a "pelotear" con Juan Martín Del Potro.

Huelgan las palabras. Sin ir más lejos, y como actos promocionales, otros, en vez de bajar a la pista central de juego, directamente, montan algunos movimientos para no forzar "la jugada". Esta misma semana Jonas Gonçalves y Adil Rami participaron en una "exhibición" en Valencia, en mitad del Valencia Open 500.


Claro que en la versión mixta, en la que se trata de pasar la pelota por encima de la red de un campo de tenis, el soccer-tenis, tiene más de soccer que de tenis, y la habilidad con los pies y la cabeza, es más importante que la técnica de pegarle a una pelato con una raqueta empuñada por un brazo. Así que, ahí, los futbolistas dan exhibiciones de mayor calidad. Alguna, entre verdaderos astros del balón, que no le hacen ascos al "soccer-tenis".

Forlán, sí juega al tenis

Uno de los escasísimo casos que se pueden encontrar de tenista que realmente sí saben jugar al tenis es el de Diego Forlán. El uruguayo, estuvo debatiéndose entres lo dos deportes hasta una edad en la que ya sí se tenía que posicionar. Los 14 años. Hasta entonces, Diego Forlán, hijo de Pablo Forlán, un profesional del balompié, leyenda del Peñarol, estuvo durante todos estos años jugando en el Carrasco Law Tenis Club de Montevideo. En su infancia su talento natural para el deporte le llevó a practicar con acierto varias disciplinas. Se comenta en sus círculos privados que podría haber sido profesional casi de cualquier materia, pero acabó definiéndose por el fútbol. Hay pocas imágenes y con calidad de Forlán jugando al tenis, aunque en las que les ofrecemos a continuación, sí se le ven maneras en su drive, por cierto, de zurda. 

Sus compañeros en Villarreal dejaron de jugar "pachangas" al paddle, otro de los deportes favoritos a practicar por los profesionales del fútbol porque Forlán no les daba ninguna opción. 

Su habilidad está más que contrastada y, por lo menos, tiene los mecanismos de los golpes más controlado que cualquier futbolista que osa a coger una raqueta en público.

 

Publicidad

Apuesta del día

Apuesta del día: Atlético de Madrid - Olympiakos / Champions League.

Atlético de Madrid y Olympiakos disputan en el Vicente Calderón un partido crucial para los objetivos particulares de ambos equipos. 

Ver todas las apuestas del dia

Comentarios recientes

¡No te pierdas ni una publicacion! X

Dale a "me gusta" en Facebook
Siguenos en Twitter