ATP Barclays World Tour Finals 2011: El principio del fin

Los jugadores podrían boicotear a Londres como sede del año que viene

El ATP Barclays World Tour Finals 2011 se acerca. Dentro de poco más de veinte días, del 20 al 27 de noviembre para ser exactos, se disputará el torneo de final de temporada en las pistas del O2 de Londres. Un evento que supondrá, sin duda alguna, el principio del fin de la era ATP tal y como la conocemos.

Y es que el ATP Barclays World Tour Finals 2011 pondrá fin a la temporada ATP de tenis, con excepción de la final de la Copa Davis 2011 que se celebrará el fin de semana siguiente. Pero ¿y ahí se quedará? ¿Será un broche de oro a una temporada “ejemplar” y la campaña 2012 amanecerá igual? No, nuestra respuesta es un rotundo no.

Quizás todavía sea demasiado pronto para aventurarse a ofrecer un pronóstico sobre lo que sucederá el año que viene. Por lo que nuestro objetivo, en este mes de noviembre, será el de disfrutar del ATP Barclays World Tour Finals 2011. Un evento para el que ya están clasificados los cinco mejores tenistas del circuito masculino: Novak Djokovic, Rafa Nadal, Andy Murray, Roger Federer y David Ferrer. Y para el que por lo tanto todavía quedan tres plazas más por cubrir.

Se trata de tres posiciones privilegiadas por las que diez candidatos lucharán con su mejor tenis en las próximas semanas. Tomas Berdych, Mardy Fish y Wilfried Tsonga parten con ventaja en esta carrera, sin embargo Nicolás Almagro, Janko Tipsarevic, Gilles Simon y Juan Martín del Potro están a menos de 800 puntos de poder entrar en el torneo, 420 puntos en el caso del jugador murciano. ¡Y todavía queda un Masters 1000 por jugarse!

Pero además, Gael Monfils, Andy Roddick e incluso el espectacular Alexandr Dolgopolov aun tienen posibilidades matemáticas de clasificarse para Londres. Un elenco variado de jugadores entre los que ya no está Robin Soderling por enfermedad. Y es que el jugador sueco no podrá ni defender el título cosechado la temporada pasada en el Masters 1000 de París.

En las próximas semanas viviremos, por tanto, una batalla preciosa por la clasificación para el ATP Barclays World Tour Finals 2011. Quizás la penúltima que se dispute en Reino Unido. Y se tratará, sin duda alguna, de un evento final de temporada precioso. Con su correspondiente glamour y derroche económico. Con emoción hasta el final. Y, probablemente, con algunos de los mejores puntos que nos dejará la temporada que ya acaba.

Todo muy bonito. Todo muy perfecto. Incluso antes disfrutaremos de eventos espectaculares como el Open 500 de Valencia 2011, el Masters 1000 de Paris y de una final de Copa Davis 2011 entre España y Argentina que nadie querrá perderse. ¿Pero qué sucederá después? ¿Por qué se acerca el principio del fin?

El tenis, tanto ATP como WTA, está en franca decadencia. Se trata de un proceso lento y paulatino del que ya estamos observando las primeras consecuencias. Rafa Nadal es contundente en sus declaraciones y afirma de la ITF (Federación Internacional de Tenis) que “solo piensan en el dinero”.

Una afirmación que no debemos tomar como simple anécdota. Pues un “lockout” al más puro estilo NBA podría estar gestándose entre los jugadores del circuito profesional. Claro está que el ATP Barclays World Tour Finals 2011 se va a disputar según lo previsto. Otro tema será lo que vaya a pasar la próxima temporada.

Los jugadores se quejan sobre el calendario. El dinero también es un problema. Qué decir de los impuestos a los que se someten las cuentas de muchos de los tenistas. Pero ahí no queda el tema.

La clave de todo esto es la audiencia. Algunos directivos de la ITF están optando por “el que no corre vuela”. Hay que sacar beneficio absolutamente de todo, y es por eso que en 2012 se va a cobrar por el servicio de Livescores. Éste es tan solo un ejemplo.

Algunos ya le han visto las orejas al lobo. Se trata de un momento de crisis. Una etapa en la que hay que agarrarse la cartera y mirar solo y exclusivamente por lo personal. Y es que las audiencias no responden. Están en franca decadencia. Tanto en la pista como en televisión. Y lo peor de todo es que no tiene pinta de mejorar.

Poco a poco, algunos de los iconos mundiales del tenis caen de la clasificación por puntos de la ATP. El suizo Roger Federer o el norteamericano Andy Roddick parecen tener los días contados al más alto nivel. Está claro que es algo inevitable. Pero sin duda alguna traerá consecuencias nefastas al negocio de la ATP.

Y de esta forma vamos a terminar el artículo por hoy. Tan solo pretendemos ofrecer al lector unas pequeñas ideas de lo que está por venir. Para que recapacite, para abra lo ojos, y sobre todo para que opine.

En los próximos días, analizaremos aquí, en Punto de Break, parte por parte lo que hay y lo que puede venir en la nueva era del tenis ATP. Esperamos que los disfruten.

Comentarios recientes