Thomas Muster se retira definitivamente tras perder ante Thiem

El Rey de la Tierra dice adiós en su casa

Thomas Muster está viviendo sus últimos momentos como tenista. Hoy ha jugado su último partido en casa y ante su compatriota Dominic Thiem. El 'Rey de la Tierra Batida' se retira definitivamente a sus 44 años. El tenista austríaco anunció hace poco más de un mes que se retiraría en el Erste Bank Open de Viena y así acaba de suceder. El que fuera número 1 de la ATP en 1996 comentó que "es posible que juegue algún Challenger la temporada que viene pero nada más". Esta sí es su retirada definitiva, aquí no son ni vacaciones ni un tiempo de reflexión como dijo en su primer amago de retirada allá por 1999, simplemente ha llegado su momento para guardar la raqueta de forma profesional.

El mundo del tenis pierde a uno de las más grandes que se han visto sobre la tierra batida. Muster se ha dejado todo en la pista en cada partido disputado, es un luchador nato. A sus 44 años recién cumplidos (2 de Octubre de 1967), el austríaco ha demostrado que con esfuerzo y entrenamiento se puede lograr cualquier cosa.

Desde sus inicios en el mundo de la raqueta no ha dejado indiferente a nadie. El accidente que sufrió en 1989 hizo pensar que su carrera estaba en peligro pero nada más lejos de la realidad. Muster fue brutalmente atropellado por un conductor ebrio cuando enfilaba los mejores momentos de su vida tenística. El austríaco estaba guardando unas bolsas en su maletero cuando un coche a toda velocidad impactó contra él. Se libró de la muerte de milagro. Al día siguiente iba a jugar su primera final de un torneo largo ante Ivan Lendl. Aquel Masters de Miami de 1989 estará marcado siempre por la historia de Muster.

El, por aquel momento, Top 10 dio una lección de carácter y de superación al tomarse con filosofía lo sucedido aquella trágica noche de abril: "Estas cosas pueden sucederle a cualquiera. Debo estar contento por haber salvado la vida. Sé que va a ser una lesión difícil de curar, pero tengo fe en los médicos y espero volver a jugar muy pronto". El rey no perdió la sonrisa en ningún momento y luchó desde ese momento por recuperarse. La fase de recuperación describe perfectamente de que pasta está hecho este genio de la raqueta. En poco más de cinco meses volvió a empuñar una raqueta en el Club de Tenis de Barcelona.

Cuando todo el mundo pensaba que tras su lesión no volvería a ser el mismo, sucedió todo lo contrario, Muster empezó a mostrar su mejor tenis y su incansable carácter dentro de las pistas. Los inicios de los noventa destacaron por su buen papel en Roland Garros y en el Us Open. Quedó semifinales del torneo galo y cuarto finalista del Open americano en dos ocasiones seguidas sin ser su mejor superficie. Un año después sorprendió al mundo cuando ganó Roland Garros ante Michael Chang.

Muster decidió poner un punto y aparte en su carrera cuando anunció en 1999 que iba a tomarse unas vacaciones. Nadie esperaba que ese periodo se alargara una década en el tiempo. Tras diez años de 'vacaciones', Muster anunció su vuelta para sorpresa de todos. A pesar de que Rafa Nadal era el 'Príncipe de la Tierra' en esos momentos, el Rey todavía no había sido derrocado. A sus 42 años se plantó en el torneo de Braunschweig para hacer lo que más le divertía del mundo: jugar al tenis. Han sido casi dos años jugando Challengers y algún que otro ATP 250 en los que solía entrar por wild card. Como un niño que no quiere desprenderse de su juguete favorito por muy viejo que sea, Muster ha querido apurar todas sus opciones físicas y psíquicas para soltar definitivamente la raqueta e iniciar una nueva etapa. ¡Larga vida al Rey!

Comentarios recientes