Favoritas del Masters de la WTA de Estambul

La falta de una favorita clara abre la puerta a las sorpresas: Radwanska o Li también tienen opciones

Radwanska es quien mejor ha acabado la temporada/J. Finney/lainformacion.com
Radwanska es quien mejor ha acabado la temporada/J. Finney/lainformacion.com

La WTA Championship comienza en Estambul sin una favorita definida, pero con varios puntos que convergen en algunas jugadoras que no son las mejores en el ranking. La igualdad es la máxima que preside la cita en Estambul.

La ausencia de una verdadera dominadora, que tenga una superioridad manifiesta sobre sus rivales hace muy difícil un pronóstico a priori, pero hay tres tenistas que llegan más en forma. Agnieszka Radwanska, la polaca, ha hecho una gira asiática imponente. Ha ganado todos sus partidos en Tokio y Pekín, e incluso en China, logró vencer consecutivamente a Victoria Azarenka y Vera Zvonareva en la semifinal y la final respectivamente. Cayó en su primer partido en Moscú, exhausta, pero llega en plena forma y con una semana de descanso que se había ganado tras sus partidos en Asia. Maria Sharapova tiene que ser favorita por galones. Es la única jugadora que sabe lo que es ganar una WTA Championship, (el Masters de toda la vida). Sus resultados con las rivales que se va a encontrar en Estambul son favorables, pero hay que ver en qué momento de forma llega. Caroline Wozniacki es la número 1, pero sigue sin ganar ningún torneo importante. Atentos a posibles sorpresas como la revelación de Na Li.

El factor sorpresa se potencia en esta edición WTA Championships 2011, porque el nivel está muy igualado pero también porque falta liderazgo. En esta situación, cualquier elemento, por estúpido que parezca, puede inclinar la balanza hacia uno u otro lado. La distribución de las jugadoras en los dos grupos del campeonato, puede ser mucho más decisiva de lo que pueda parecer a simple vista.

Agnieszka Radwanska es quien mejor ha acabado la temporada/EFE/lainformacion.com

Grupo Rojo

El Grupo Rojo lo comanda como cabeza de serie Caroline Wozniacki. La número 1 del mundo siempre parte como favorita en la previa de cualquier torneo por su rango, pero sigue siendo una mujer que decepciona en cada torneo grande. Su regularidad le mantiene como la primera del ránking, pero sigue sin mostrarse superior a sus rivales cuando los partidos son más importantes y a medida que los torneos ganan en prestigio. Llega a Estambul tras haber perdido contra Pennetta en China, en cuartos de final, contra Kanepi, en el segundo partido que jugaba en Tokio y tras un serio correctivo en las semifinales del US Open donde Serena Williams le humilló 6-2 y 6-4. 

La jugadora que llega peor ranqueada, Radwanska, puede ser, a pesar de todo, la gran favorita de la competición. La polaca, que ha sido la última en certificar su clasificación para Estambul, llega enchufada y con las pilas a tope. Su necesidad de hacer grandes torneos para poder estar presente en la WTA Championship le han llevado a su mejor nivel. Tenía que ganar muchos puntos y sumó todos los necesarios en Tokio y Pekín. Después, tras dos semanas estresantes, se dejó llevar en Moscú y cedió en primera ronda ante Safarova. Pero, puede ser la tenista que se encuentra en mejor forma del circuito femenino.

Por su parte, Vera Zvonareva, no ha acabado de rematar sus faenas este último tramo de temporada. Llegó a la final de Tokio y no pudo con una Radwanska que llegó radiante. Después cayó en Pekín contra Ivanovic en su segundo partido en China y cedió ante Cibulkova también en su segundo partido en Moscú. Su pico de forma no es el óptimo para afrontar una competición de este nivel, aunque su "head to head" es favorable frente a Wozniacki y Kvitova,lo tiene perdido ante Radwanska. A pesar de ser una de las tenistas con más clase, no llega en condiciones de ser favorita.

Para finalizar, Kvitova, parece la rival más débil del grupo, pero viene de imponerse con autoridad en Linz. Allí, en Austria, sólo cedió un set ante Jankovic, pero en Estambul se va a encontrar rivales mucho más difíciles y sólo se ha mostrado sólida en la hierba de Wimbledon, su victoria en Londres ha sido su principal aval para estar presente en Estambul.  

Na Li, en contra de los pronósticos, ganó en Roland Garros 2011/EFE

Grupo Blanco

Una de las jugadoras más decepcionantes de la última mitad de año ha sido, sin duda, Na Li. La súper estrella china ha cumplido por fin su sueño de ganar un Grand Slam (Roland Garros) y de colarse en la élite del tenis mundial femenino a sus 29 años. La actual nº5 del mundo llegó a ocupar el puesto nº4 de la WTA, igualando a Kimiko Date Krumm como la mejor tenista asiática de todos los tiempos. Sin embargo, no ha sabido "dar la talla".

Después de ganar el Abierto de Francia, sus resultados no han sido los esperados, especialmente a partir de la campaña norteamericana previa al US Open, donde no sólo no pudo mejorar su resultado de Wimbledon (cayó en 2ª ronda ante Sabine Lisicki) sino que fue aún peor: cayó en primera ronda ante la rumana Simona Halep. Li se tomó un tiempo de descanso y volvió como hija pródiga al Abierto de China, el último torneo importante del circuito WTA. Una vez más: decepción. La tenista de 29 años perdía en primera ronda contra Monica Niculescu pero, por suerte para ellas, los grandes méritos logrados a principios de año eran suficientes para lograr la clasificación.

Por suerte para Li, ella no ha sido la única que ha fallado a final de temporada, y además, para mayor fortuna aún, le ha tocado en un grupo muy favorable.

Una de las responsables de que Na Li no haya conseguido mejores resultados en los últimos meses es, aparte de ella misma, la australiana Samantha Stosur. La finalista de Roland Garros 2010 y ganadora del US Open 2011 se ha enfrentado en tres ocasiones contra la china este año. La primera fue en mayo, sobre tierra batida, y las dos últimas en los octavos de final de Toronto y Cincinnati. Todos estos encuentros, y dos más anteriores, siempre se han resuelto a favor de Stosur.

Sin embargo, la australiana tiene un balance muy negativo contra el resto de las integrantes de este Grupo Blanco. Nunca ha conseguido ganar ni a Maria Sharapova (9 enfrentamientos) ni a Victoria Azarenka (4 encuentros).

Por el contrario, Na Li ha logrado ganar a Maria Sharapova en las tres últimas ocasiones en que se han enfrentado -la rusa había vencido antes a la china cinco veces pero todas antes de 2009, de hecho, cuatro de ellas antes de 2006. Li eliminó a Sharapova en semifinales de un gran Roland Garros para la rusa pero también, en 2010, en la final del AEGON Classic de Birmingham sobre hierba, una de las mejores superficies para Sharapova. El partido de la china contra la rusa será clave, ya que aunque Sharapova es de las favoritas naturales al título -por ranking y por trayectoria-, una victoria sobre la rusa le puede asegurar la segunda plaza de grupo.

Contra Victoria Azarenka, Li también tiene ventaja: han jugado cinco veces y sólo ha perdido una. La forma física de la bielorrusa es siempre una incógnita y, aunque acaba de ganar este fin de semana el torneo de Luxemburgo, ésto puede ser más una desventaja que una ventaja para Azarenka.

Incluso si Li vuelve a perder contra Stosur, tiene muchas posibilidades de ganar dos puntos contra sus otras rivales y, además, la australiana lo tiene muy difícil en sus otros encuentros. Los números, las estadísticas, la lógica nos dice que Li debería pasar a las semifinales del WTA Championships. El problema es que hace ya unos cuantos meses en los que a Li la lógica no le funciona...

Publicidad

Apuesta del día

Apuesta del día: Real Madrid - Basilea / Champions League

El Real Madrid vuelve a la Champions League con todas sus estrellas y la intención de olvidar su mala racha en la Liga BBVA

Ver todas las apuestas del dia

Comentarios recientes