La preparación de Argentina para la Copa Davis

Primero Del Potro, y ahora Nalbandian, renuncian a sus intereses personales por la final España-Argentina

David Nalbandian se lesiona en Estocolmo/Kiyoshi Ota/lainformacion.com
David Nalbandian se lesiona en Estocolmo/Kiyoshi Ota/lainformacion.com

Juan Martín Del Potro volvía esta semana a jugar en el circuito ATP por primera vez desde su participación en el US Open. El tenista argentino, nº15 del mundo, renunció a la campaña asiática, incluido el Masters 1000 de Shanghai, pese a tener todavía opciones de clasificarse para la Copa de Maestros que se celebrará en Londres la última semana de noviembre. Según declaró el jugador, el motivo de esta renuncia era poder descansar para llegar en la mejor forma posible a disputar la final de Copa Davis que enfrentará a Argentina contra España.

David Nalbandian, sin embargo, optó por la opción contraria. Quiso aprovechar el buen nivel demostrado en el Abierto de EE.UU. y siguió jugando luego en Tokio y en Shanghai. Ahora el actual nº58 del mundo está jugando en Europa. Participaba, igual que Del Potro, en Estocolmo y ganó en primera ronda a Xavier Malisse, barrió a Ivan Dodig en segunda y se tenía que enfrentar en cuartos de final a James Blake, un jugador a quien no ha ganado nunca. Nalbandian no se ha presentado a este encuentro porque ha sufrido una contractura en los isquiotibiales izquierdos.

El tenista expresaba en su cuenta de Twitter su tristeza por tener que abandonar en Estocolmo y por la lesión, otra que sumar a la serie de problemas físicos que ha sufrido este año. "Pensando en lo que viene, con mi equipo consideramos que era mejor parar y no arriesgar [...] Espero recuperarme rápidamente y seguir con mi preparación, para poder llegar de la mejor manera a la final de la Copa Davis".

Mientras que Del Potro, que cayó en su debut en Estocolmo precisamente ante James Blake, tiene una apretadísima agenda hasta principios de diciembre -cuando se disputará la final de Copa Davis-, la participación de Nalbandian en los torneos que le quedan -San Petersburgo, Valencia y el Masters 1000 de París- es ahora dudosa.

Las de Davis, que ahora descansa, y de Juan Martín, que aún tiene que jugar en Viena, Valencia y París (e incluso puede que en Londres), son dos estrategias opuestas de preparación pero ambas tienen en común la omnipresencia de una final de Copa Davis muy importante para Argentina, que ha llegado a disputar tres finales de esta competición pero nunca ha conseguido el título.

El compromiso de los dos principales jugadores de Argentina, independientemente de su supuesta enemistad, es innegable.

Comentarios recientes