Homenaje para ayudar a Andrés Gimeno

Tenistas de ayer y de hoy se unen para recaudar fondos para el ex-jugador

El 22 de octubre se celebrará el homenaje a Andrés Gimeno, uno de los grandes tenistas del tenis español, para recaudar fondos y ayudar así a un hombre de 74 años que ha reconocido públicamente estar en una situación económica delicada. Ninguno de los jugadores más destacados del tenis español actual podría haber dicho que no a semejante muestra de solidaridad con uno de los responsables de que el tenis haya llegado a sus actuales cuotas de popularidad en España.

Falta Nicolás Almagro pero, en el minitorneo que se celebrará en el RCT de Barcelona-1899, estarán Rafa Nadal, David Ferrer, Fernando Verdasco, Feliciano López, Tommy Robredo, Marcel Granollers, Albert Montañés y Guillermo García López. Además, Albert Costa se encargará, junto a otros jugadores retirados, de compartir la jornada con los más pequeños, unos 100 niños y niñas de 20 clubs catalanes.

Todos los participantes coinciden en declarar su admiración por Gimeno, mientras, el ex-tenista ha estado apareciendo en los medios de comunicación para explicar cómo unas malas inversiones para ayudar a sus hijos, le han llevado a estar pasándolo "realmente mal". El objetivo del homenaje es recaudar dinero para, paradójicamente, un jugador que se profesionalizó para poder jugar por dinero.

Andrés Gimeno se perdió la gloria de otros jugadores como Manolo Santana porque decidió hacerse profesional. Mientras que Santana ganaba en Roland Garros en 1961 y 1964, Wimbledon en 1966 y alcanzaba dos finales de Copa Davis en 1967 y 1968, la elección de Gimeno de jugar torneos profesionales, le impidió participar en los Grand Slams hasta que la llegada de la Era Open en 1968 permitió a los profesionales competir con los amateurs.

El catalán no jugó en Copa Davis entre 1960 y 1972, y tendría que esperar a ese mismo año para conseguir su único Grand Slam: Roland Garros. Con 34 años se convirtió en el jugador más veterano en lograr el título en París y, todavía a día de hoy, sigue siéndolo.

Tras la retirada de las pistas vendrían los torneos de exhibición y su labor como entrenador y como comentarista. Fue la voz que nos narró en TVE cómo Sergi Bruguera recogía el testigo que él mismo había dejado en París en 1972: cómo en 1993 Brugera se convertía en el primer español en ganar Roland en 21 años.

Le perdimos un poco la pista tras su mítico paso por televisión junto al periodista Ángel Orte pero ahora reaparece para contar su historia más reciente. Un relato que nada tiene que ver con las glorias de otros tiempos y que ha despertado la solidaridad del mundo del tenis, pero no la de todo el mundo.

En tiempos de crisis e indignación, el homenaje a Gimeno no ha generado únicamente simpatías. La página de Facebook creada para el evento, "Tots amb l'Andreu", es un reflejo de las críticas de quienes opinan que la situación del ex-tenista se debe a una mala gestión de sus bienes y por lo tanto la salida a esa situación está en su propio esfuerzo y no en la solidaridad del resto.

Las palabras en contra del homenaje parecen algo duras, ya que en realidad se trata de una reunión de viejos amigos que ponen un bote para comprarle el regalo de cumpleaños a otro. Sólo que en el tenis, evidentemente, los botes son más grandes. Aún así seguro que, ahora mismo, a muchos miles de personas en España les encantaría haber sido un gran tenista en el pasado para que les ayudasen a pagar la factura de la luz.

Comentarios recientes