Fin de temporada para Robin Söderling

El sueco no podrá defender el título en el Masters 1000 de París

Robin Söderling ganó el Masters de París 2010/Michael Steele/Getty/lainformacion
Robin Söderling ganó el Masters de París 2010/Michael Steele/Getty/lainformacion

Robin Söderling, el actual nº6 del mundo, tenía previsto volver al circuito ATP en el Abierto de Estocolmo que se está disputando en Suecia esta semana. Sin embargo, el anuncio este verano de que el jugador padecía mononucleosis, hacía presagiar que esta reaparición no iba a ser posible. En efecto, no lo ha sido.

A la baja de Estocolmo se une ahora también la del Masters 1000 de París. La organización ha confirmado que el ganador de la edición 2010 y, por lo tanto, actual defensor del título, no podrá disputar el último de los Masters 1000 del año.

El tenista de Tibro (Suecia) ya dejaba el viernes pasado, en vísperas de la celebración del ATP 250 de Estocolmo, un mensaje en su Twitter que no era nada halagüeño: "Estimados todos. Estoy extremadamente decepcionado y triste ahora mismo. Jugar en Estocolmo es muy especial para mí y es un título que me falta y que sueño conseguir [Söderling ha sido finalista en dos ocasiones pero nunca lo ha ganado]. He intentado entrenar pero, sencillamente, mi cuerpo no ha podido hacerlo. Me he sentido peor tras el entrenamiento y por eso he tenido que tomar la difícil decisión de no jugar en Estocolmo. Tengo que pensar a largo plazo y planear cómo jugar al tenis en los próximos años. Creo que los mejores días aún estar por llegar. Haré todo lo que pueda para superar esta difícil época y volver más fuerte y más motivado que nunca".

El año pasado el palacio polideportivo de París-Bercy vivió una fantástica final que cerraba el circuito ATP y daba paso a las ATP World Tour Finals. Söderling se impuso a un Gaël Monfils que había hecho las delicias del público durante toda la semana pero que no pudo rematar como hubiese deseado un torneo en el que jugó en todo su esplendor: de manera espectacular en todos los sentidos.

Robin Söderling perderá los 1000 puntos que defendía del título del año pasado, además de que también perderá la puntuación que obtuvo en el ATP 500 de Valencia, donde alcanzó las semifinales. Por lo tanto, no sólo se queda prácticamente sin opciones para jugar la Copa de Maestros (ocupa el puesto nº11 de la Carrera a Londres) sino que incluso peligra su posición dentro del Top 10.

La mala suerte del sueco llega en el peor momento, ya que este año, pese a no haber tenido una actuación muy destacable en los Grand Slams, ha conseguido cuatro títulos ATP -en toda su carrera ha ganado 10- y además se pierde la temporada de pista rápida cubierta, una superficie que se le da especialmente bien. En cualquier caso, esperemos que se recupere lo antes posible y que en 2012 podamos volver a ver esa gran derecha en acción.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes