El nuevo samurái de la ATP

Kei Nishikori, a los 21 años, ya es el mejor japonés de Era Open

Objetivo conseguido: la barrera del nº46 establecida por Shuzo Matsuoka en 1992 ha sido superada. Kei Nishikori avanza 17 posiciones en la clasificación ATP gracias a sus semifinales en el Masters 1000 de Shanghai y pasa del nº47 al nº30, convirtiéndose así en el mejor japonés de la Era Open.

En la academia del afamado Nick Bollettieri en la que Nishikori se ha formado, el japonés era conocido como "Proyecto 45". La meta de este proyecto a mitad camino entre EE.UU. y Japón es, a largo plazo, alcanzar el Top 10 pero, a corto plazo, trataba de entrar en el Top 30 y superar así la marca de Shuzo Matsuoka.

Shuzo Matsuoka

Matsuoka, que ha sido uno de los entrenadores de Nishikori, es una de las muchas personas que vieron el potencial de este joven japonés. Los primeros en ver este talento fueron sus propios padres, Kiyoshi y Eri, que mandaron a su hijo a Florida (EE.UU.) con tan sólo 14 años para que se pusiese a las órdenes de Bollettieri, pese a que no tenía ni idea de hablar inglés y a las dificultades para adaptarse a una vida muy distinta a la que tenía -dos elementos que siempre han sido un lastre en la formación de los tenistas japoneses.

Pese a que el tenis no es un deporte muy popular en Japón y entrenar allí es muy caro, en los últimos años está viviendo una época que no tiene prácticamente precedentes. Además de la influencia que pueda haber tenido la serie manga Tenisu No Ojisama (El príncipe del tenis), la verdadera labor de apoyo a este deporte en Japón la está haciendo Masaaki Morita, presidente retirado de la multinacional Sony, y fundador de la Masaaki Morita Tennis Fund, encargada de patrocinar nuevas promesas del tenis japonés.

En un seminario que Nick Bollettieri, el que fuera entrenador de Monica Seles o Andre Agassi, dio en la Academia de Tenis de Tachibana en 2005, hablaba ya de Kei Nishikori y otros alumnos aventajados arropados por Morita. El objetivo del americano era, primero, conseguir que más gente jugase al tenis en Japón y, en segundo lugar, instaurar un programa de desarrollo de campeones. Decía Bollettieri que pese a que Japón tenía buenos atletas, sus tenistas necesitaban incorporar más elementos a su juego que fuesen más allá de cubrir la pista desde el fondo. Los japoneses necesitan salir y aprender de otros tipos de juego que les ayude a evolucionar como jugadores de individuales. Para Bollettieri, lo que el tenis japonés necesita es más exposición y más agresividad. Algo que puede haber encontrado con Kei Nishikori.

Bollettieri predecía que habría un tenista japonés en el Top 10 en los próximos cinco años a aquella entrevista. Fue quizás demasiado optimista pero no iba desencaminado. Kei Nishikori hace historia para el tenis japonés este lunes al conseguir el puesto 30 de la ATP pero ya en 2008 llenó titulares en los medios de comunicación de su país al ganar su primer título con tan sólo 18 años.

Nishikori fue el jugador más joven en ganar un título ATP desde que Lleyton Hewitt, con 16 años, ganase en Adelaide en 1998. Cuando venció a James Blake en la final de Delray Beach en 2008, Nishikori ocupaba el puesto 244; tras su victoria por 3-6, 6-1, 6-4, subió al nº131. Era la primera vez que un japonés ganaba un título ATP desde 1995, cuando Shuzo Matsouka ganó en Seúl (Corea del Sur).

Kei Nishikori en Shanghai/Foto: Lintao Zhang/Getty Images/lainformacion.com

El japonés no pudo con un Andy Murray en estado de gracia en las semifinales del Masters 1000 de Shanghai pero el simple hecho de haber llegado hasta allí, después de haber llegado a las semifinales del Abierto de Malasia dos semanas antes, es suficiente para superar con creces a Matsuoka. Nishikori está haciendo valer los sacrificios de su peregrinaje de Japón a EE.UU. y las enseñanzas de Bollettieri pero sobre todo una gran mentalidad, una fortaleza que le ha hecho llegar a sus primerar semifinales de un torneo importante después de haber empezado ese mismo torneo perdiendo un set en blanco (en primera ronda ante Robin Haase, 0-6 7-5 7-6).

Kei Nishikori todavía no es el mejor japonés de la historia porque ese título todavía lo ostenta Jiro Sato, un jugador que alcanzó cinco semifinales de Grand Slam entre 1931 y 1933 y fue nº3 del mundo, pero cuya historia acabó de manera trágica al no poder soportar la presión de ser el mejor de su país. Una presión de la también habló la mejor tenista japonesa de todos los tiempos, Kimiko Date Krumm, al anunciar su retirada en 1996. Esperemos que la cabeza de Nishikori pueda con el peso de ser el centro de atención de todo un país cuya esperanza e inversión tenística está en el nuevo nº30 de la clasifiación ATP.

Calendario ATP/WTA

Calendario ATP 2021

Comentarios recientes