La ATP y la WTA cobrarán por los datos de sus "livescores"

ApS Enetpulse será el único servidor autorizado por los organismos

La ATP y la WTA han tomado una decisión durísima para algunas webs que aprovechaban para actualizar los resultados que se producen en las competiciones organizadas por estos organismos y que eran aprovechados, especialmente por el negocio paralelo que está inherente al tenis en la última época, las apuestas, en este caso, a las que se dan en vivo.

La información es poder y en este caso se puede materializar en dinero fácilmente. Conocer en directo el resultado de un partido puede ser muy lucrativo si se sabe cómo utilizarse, y la ATP y la WTA van a poner remedio a ese manantial de dinero que se les está escapando a su control a través de esta medida.

Los dos organismos que regulan los jugadores del circuito masculino y femenino han decidido que haya un solo servidor válido para todas las webs que publican los resultados de los partidos que se disputan organizados por ATP y WTA. De este modo los partidos de los Grand Slams y la Copa Davis, (torneos organizados por la ITF (Federación Internacional de Tenis), quedarían exentos de esta nueva normativa.

Las dos Asociaciones se han gastado más de 10 millones de dólares en un servidor que es riguroso con el resultado exacto que se está disputando en cada partido bien del circuito masculino o femenino. Las cifras son espeluznantes. A lo largo de un año se pueden producir más de 19000 partidos, 400.000 juegos y más de dos millones y medio de puntos.

El servidor autorizado, con sede en Copenhague es el Enetpulse ApS. El servidor danés lleva operativo desde 2000 y da servicio a más de 160 clientes entre los que cuenta con los resulados de más de 60 deportes.

La venta de datos sobre una competición no es una novedad en el deporte, pero sí en el tenis. A partir de ahora las casas de apuestas y las publicaciones que quieran hacerse eco de los resultados en vivo de las competiciones de tenis tendrán que comprar el producto que venden APT y WTA.

La velocidad de los distintos servidores era clave para estas casas dado que la diferencia entre el tiempo real en que se transmitía un punto y el momento efectivo en que se conseguía podía rondar los 8 segundos. En las apuestas en vivo, una de las prácticas más atractivas de estas salas, se produce un delay, (retraso), de entre 5 y 10 segundos con respecto al momento en el que su cliente, el usuario, compraba una cotización. Esto podía ser una ventaja para aquellos apostadores profesionales que enviaban a las canchas a “courtsiders”, espectadores presenciales que daban la información en el mismo momento a través de dispositivos móviles o de ordenadores.

La presencia de dispositivos móviles operativos y de ordenadores en las pistas está completamente prohibido hoy en día, pero sigue siendo práctica común buscar ventaja en los apostadores. El mercado de las apuesta deportivas se calcula que maneja unos 85 millones de dólares aproximadamente, y las apuestas en vivo son una parte muy importante del mismo.

El portavoz de la WTA, Andrew Walker, ha comentado que los ingresos que esto produzca serán muy beneficiosos para WTA y ATP, pero sobre todo evitarán problemas y resultados fraudulentos.

Comentarios recientes