Vuelve la calma al circuito WTA

Después del Premier Mandatory de Beijing, los torneos internaciones de Osaka y Linz

Tras dos semanas de torneos Premier (Tokio y Beijing) en los que se han vuelto a ver sorpresas con favoritas eliminadas en las primeras rondas y todo ese tipo de emociones a las que el circuito WTA ya nos tiene acostumbrados, a partir del lunes la acción se traslada a dos torneos internacionales en dos lugares muy distintos: Linz (Austria) y Osaka (Japón)

GENERALI LADIES de LINZ

Este torneo de pista rápida cubierta lleva disputándose en la ciudad austriaca desde 1987. Tiene categoría de Torneo Internacional WTA y, por lo tanto, ofrece 280 puntos a su ganadora, además de repartir 220.000$ en premios.

La defensora del título es Ana Ivanovic. La serbia, que ya había ganado en 2008 en Austria, se impuso el año pasado en la final a la veterana Patty Schnyder. La suiza, que fue en su día nº7 del mundo, disputó la última final de su carrera en este torneo de Linz.

Pese a todos estos datos, lo que más se recuerda de la última edición del Generali Ladies es la anécdota que protagonizó Ivanovic en su partido de octavos de final ante la checa Barbora Zahlavova Strycova. Tras ganar el primer juego del partido con su servicio, Ana Ivanovic pidió permiso al juez de silla para poder ir al baño. Cuando volvió, vio que el marcador señalaba un 1-1. Resultó que se le había descontado un punto por cada 20 segundos de ausencia (en total 4 puntos); Ivanovic fue penalizada porque los descansos de este tipo se tienen que hacer antes del servicio del jugador que los solicita y no antes del de su oponente. La tenista sólo dio una explicación a su comportamiento: yogurt. Al parecer no es buena idea comer yogurt antes de jugar un encuentro. Esta es la retransmisión del momento.

Este año no se espera que Ivanovic defienda su título. La serbia, que ayer venció a Vera Zvonareva, todavía está en Beijing y dentro de dos semanas tiene que estar en Indonesia, donde disputará el Commonwealth Bank Tournament of Champions de Bali.

Entre las jugadoras que sí se espera que jueguen en Linz: Andrea Petkovic, Jelena Jankovic, Anastasia Pavlyuchenkova, Sabine Lisicki, Julia Goerges, Roberta Vinci, Dominika Cibulkova, Maria Kirilenko, Daniela Hantuchova y la jugadora local, Tamira Paszek, entre otras.

HP OPEN de OSAKA

Kimiko Date Krumm y Tamarine Tanasugarn

El torneo que se celebra en Osaka justo dos semanas después del Premier de Tokio, es de muy reciente creación y sirve para cerrar la gira asiática. Este Torneo Internacional, igual que el de Linz, también se juega en pista rápida pero al aire libre.

En 2009, año de su inauguración, el HP Open de Osaka tuvo una final que se repetiría unos meses más tarde en Roland Garros: Samantha Stosur contra Francesca Schiavone, aunque en la ciudad japonesa se impuso la australiana.

La final del año pasado tuvo un aire mucho más oriental. Pese a que Stosur partía como cabeza de serie nº1, seguida por Marion Bartoli y Shahar Pe'er, las finalistas fueron Kimiko Date Krumm y la tailandesa Tamarine Tanasugarn, que acabó llevándose el título.

Estas dos jugadoras dieron una auténtica lección al mundo del deporte, especialmente el femenino, donde parece que una deportista empieza a retirarse a los 25 años. Date Krumm tenía el año pasado 40 años y Tanasugarn contaba con 33; combinadas estas edades, el partido se convirtió en la final de mayor edad de la historia. Si Date Krumm hubiera ganado, sería la jugadora más mayor en ganar un título (hasta ahora es Billie Jean King con 39 años y siete meses).

Este año Kimiko tiene otra oportunidad de convertirse en la ganadora más mayor de la historia. Seguramente este será uno de los últimos torneos de la japonesa y sería un final muy bonito a una gran carrera. Le acompañarán jugadoras como Samantha Stosur, Jarmila Gajdosova, Petra Cetkovska, Ayumi Morita, Christina McHale, Tamarine Tanasugarn, Angelique Kerber y las jóvenes Misaki Doi y Sloane Stephens entre otras.

Comentarios recientes