Un Masters 1000 descafeinado

El Masters de Shanghai comienza el sábado con muchas bajas

Qi Zhong Tennis Center de Shanghai
Qi Zhong Tennis Center de Shanghai

Llega el que ha sido votado dos años seguidos como mejor Masters 1000 de la ATP, un título con el que los jugadores del circuito han honrado a este torneo chino desde que cambiase de categoría en 2009.

Antes de que el actual Rolex Shanghai Masters se convirtiese en uno de los nueve eventos Masters 1000 del calendario ATP -uno de los ocho obligatorios-, la ciudad más moderna de China era sinónimo de Copa de Maestros. Pero la Masters Cup se trasladó a Londres, se convirtió en ATP World Tour Finals y Shanghai se quedó sólo con el Masters, y parece que este año ni eso.

Andy Murray declaraba tras el Abierto de EE.UU. que los jugadores estaban pensando reunirse en Shanghai para discutir las reivindicaciones que quieren hacer a los responsables de la ATP y ITF pero, al paso que van, va a ser una reunión muy poco concurrida.

Las bajas/renuncias confirmadas para Shanghai son: Roger Federer, Robin Söderling, Gael Monfils, Richard Gasquet, Juan Martín Del Potro, Juan Ignacio Chela, Nikolay Davydenko, Philipp Kohlschreiber o Marcos Baghdatis entre otros. Son duda: el número uno del mundo, Novak Djokovic, que por el momento no está en China aún, o John Isner, que no se presentó a su partido de debut en Pekín ante Ivan Ljubicic. Un panorama bastante desolador.

El máximo atractivo del Masters 1000 de Shanghai será sin duda el escocés Andy Murray: no sólo defiende título y los mil puntos de la victoria de 2010 sino que los necesita para poder superar a Roger Federer y acabar el año como nº3, que es su objetivo más inmediato. Por el momento, y sin empezar, ya lleva ventaja puesto que Federer perderá los 600 puntos de su final de 2010.

Es curioso que junto a Murray vaya a estar el otro jugador que, junto a él, más se ha quejado últimamente del calendario de la ATP: Rafa Nadal. A ninguno se le puede acusar de inconsecuente porque aunque se quejan, juegan; otros han preferido quejarse menos y simplemente decir que no al torneo.

El Masters de Shanghai es un torneo decisivo antes del ATP World Tour Finals de Londres que podría haber servido para que algún jugador de los que todavía no están clasificados diese la sopresa y se colase entre los ocho mejores del año. Sin embargo, tras lo visto esta semana en Tokio y en Beijing, parece que esa posición número 8 va a ser definitivamente para Tomas Berdych. Nicolás Almagro, Gilles Simon -que alcanzó la semifinal de Bangkok la semana anterior- y Alexandr Dolgopolov cayeron en primera ronda de Beijing, Janko Tipsarevic -que ganó en Kuala Lumpur- ha sido eliminado en primera ronda de Tokio, y el resto de aspirantes o están de baja o están "reservándose" para otros torneos, cada uno que lo entienda como quiera.

El techo del Qi Zhong Tennis Center

El impresionante escenario del mejor Masters 1000, el Qi Zhong Tennis Center, se va a ver un poco "vacío" este año. Lo que vaya a pasar dentro parece que va a quedar por completo en manos de Andy Murray o Rafa Nadal (que el año pasado cayó en tercera ronda ante Jurgen Melzer) pero nos queda la esperanza de que esos jóvenes que aparecen y desaparecen de la actualidad del circuito den alguna sorpresa sobre la pista rápida de Shanghai para dar algo de emoción a un torneo que ni con sus 3.240.000$ de premio ha logrado atraer a los maestros del tenis mundial.

Comentarios recientes