Las Pliskova: dos mejor que una

Las jóvenes hermanas gemelas checas Karolina y Kristyna Pliskova, de 19 de años de edad, se intentar abrir camino en el circuito WTA. 

Krystina Pliskova/Foto: Hamish Blair/Getty Images/lainformacion.com
Krystina Pliskova/Foto: Hamish Blair/Getty Images/lainformacion.com

En el circuito WTA ya estamos acostumbrados a ver hermanas que compiten juntas o una contra la otra; el ejemplo más conocido es el de Venus y Serena Williams pero también encontramos a Agnieszka y Urzula Radwanska o a Anastasia y Arina Rodionova. El caso de las checas, Karolina y Kristyna Pliskova, es más cercano al de los hermanos Bob y Mike Bryan porque estas jóvenes de 19 años son gemelas.

Las hermanas Pliskova pertenecen a esa nueva generación de jugadores de la República Checa, especialmente mujeres, que se está colando en los mejores puestos del ránking mundial. Hoy en día, en el Top 100 de la WTA hay 9 jugadoras checas. Karolina y Kristyna están, por el momento, entre las cien siguientes, aunque su carrera en el circuito profesional no ha hecho más que empezar.

Las gemelas empezaron a jugar a tenis a los cuatro años, compartiendo club en Praga y entrenador, Jan Bedan. Las niñas parecían destinadas a jugar al tenis, aunque sólo fuera por el nombre de sus padres: Radek y Martina. El 21 de Marzo de 1992 nacieron estas jugadoras que han compartido torneos con otras tenistas de su misma nacionalidad y edades similares como Petra Kvitova, dos años mayor que las gemelas y actual número 6 del mundo.

En 2010, en el primer Grand Slam del año, Karolina ganó el Abierto de Australia Júnior ante Laura Robson. Unos meses más tarde, en Wimbledon, su hermana ganaba en la misma categoría ante la japonesa Sachie Ishizu.

Hoy en día las hermanas, a sus 19 años, están intentando hacerse un hueco entre las cien mejores del mundo. Karolina suma 5 títulos ITF y Kristyna 1 pero ambas cuentan con cualidades para empezar a subir en los circuitos WTA. Ambas son muy altas -Kristyna 1'84, Karolina 1'86- y poseen gracias a ello un buen saque; buenos golpes pero cierta falta de movilidad y actitud que tendrán que mejorar para codearse con las más mayores. En definitiva, necesitan algo más de trabajo y maduración pero es posible que dentro de poco sumen dos más al total de jugadoras checa en el Top 100 de la WTA.

Esta semana, Karolina ha subido del puesto 198 al 189, mientras que su Kristyna ha bajado del 208 al 210; la culpa de este descenso la tiene precisamente su hermana. Las gemelas Pliskvova se enfrentaron la semana pasada en la primera ronda en el torneo Ningbo (China) de la ITF con derrota de Kristyna; Karolina empataba así a 2 victorias para cada una de las 4 veces en que han jugado una contra la otra.

Además del potencial que les otorga su pasado en el circuito júnior y el apoyo de la, hoy en día, muy poderosa federación de tenis checa, las gemelas también cuentan con un innegable atractivo físico y una marcada personalidad que las hace destacar sobre el resto de jugadoras. Las checas comparten una página en Facebook donde se pueden ver muchas fotografías de las hermanas pero para más información lo ideal sería entender checo y saber qué pone en su página web. Para potenciar mejor su valor mediático y no complicarnos la vida a los espectadores, las hermanas han tenido la gran idea de tintarse el pelo como si fueran Zipi y Zape: la rubia es Kristyna y la morena Karolina.

Comentarios recientes