Nadal y Murray acaban con el sueño americano

Se completa el Póker de Ases en semifinales con los cuatro primeros del mundo

Murray venció en un partido duro. Foto;lainformacion.com/EFE
Murray venció en un partido duro. Foto;lainformacion.com/EFE

Nadal y Murray no han dado a los dos americanos que hoy defendían el pabellón estadounidense en la catedral del tenis de su país, Flushing Meadows.

El balear le ha pegado un repaso de arriba a abajo a Andy Roddick que el texano tardará en olvidar. Desde la primera bola, desde el primer juego, Nadal ha impuesto su juego, rapidísimo desde el fondo de la pista y con unos golpes de fondo absolutamente inalcanzables para Roddick.

El espectáculo ofrecido por Nadal ha sido digno de ver. Con un nivel de juego descomunal y con una carta de presentación para las semifinales realmente temible. Rafa ha vuelto.

Nadal jugó a lo campeón. Foto;lainformacion.com/EFE

No hubo más historia en el partido que la que escribió con cada golpe el balear. Imponente. Roddick, asumió su inferioridad pero quiso pelear cada pelota y desde todas las posiciones donde tenía opción. Se fue a morir a la red, y allí lo ejecutaron con una serie de pasantes... sencillamente delicioso.

El resultado no da lugar a la duda. 6-2 6-1 y 6-3.

Murray lo tuvo más duro

Sin embargo, y por su parte. Andy Murray tuvo que emplear más de tres horas y media de partido para derrotar al combativo Isner. El partido lo jugó el escocés de una manera muy seria y muy profesional. Rompió una sola vez en los dos primeros sets, suficiente para imponerse 7-5 y 6-4. Conservó el suyo sin muchos problemas y atacó a Isner con solvencia.

El tercero lo ganó el americano, muy concentrado. Logró romper por primera vez en todo el partido al británico y aguantó los envites de Murray sobre su servicio. El cuarto estuvo ajustadísimo y a punto estuvo Isner de llevarse el partido al quinto. Murray no pudo romperle ni una sola vez e Isner tuvo dos bolas de break, que salvó con maestría el número 4 del mundo.

Al final, el partido se resolvió en un tiebreak donde Murray aprovechó las facilidades que le dio Isner con una doble falta en el segundo de sus servicios. De ahí hasta el final, sólo conservar y ampliar su ventaja.

Los cuatro mejores jugadores del mundo han demostrado porqué están ahí y porqué lo son. Ahora les toca batirse el cobre para ver quién es el mejor en Estados Unidos. Hagan apuestas...

LA APUESTA del día

Comentarios recientes

¡No te pierdas ni una publicacion! X

Dale a "me gusta" en Facebook
Siguenos en Twitter