Forget juega al despiste

Llodra será un fijo aunque no figura en la lista inicial de cuatro que dio el capitán

Francia va a jugar al despiste. Es la ventaja principal que tiene ser la selección con más recursos del mundo. La Copa Davis siempre se ha caracterizado por grandes grupos sin una referencia individual, aunque, puntualmente, selecciones destacadas basaban sus éxitos en un tenista que marcaba las diferencias.

España es un gran grupo y tiene muchas alternativas. Somos la principal potencia mundial cuando se trata de jugar en tierra batida. Desde que la Brasil de Meligeni y sobre todo Kuerten nos ganará en nuestro propio feudo, nadie le gana una elminatoria en esta superficie a España.

Sin embargo, la selección española tiene muchos jugadores del mismo perfil. Jugadores de fondo de pista. Y con pocos recursos cada vez que hay que jugar en pistas indoor, moquetas o muy rápidas. Claro que España tiene a Nadal. Y eso es una amenaza para cualquier jugador de cualquier selección en cualquier superficie. Y España puede sobrevivir sin Nadal en pista rápida, como quedan los ejemplos de Mar de Plata y Austin. Pero el potencial de España sin Nadal es otra cosa.

Francia, por el contrario es un grupo tremendamente homogéneo que puede cambiar su potencial dependiendo de la pista en la que jueguen y la velocidad que les interese. Forget lo sabe y lo va a emplear en su favor. Posiblemente, la única selección capaz de partir favorita contra Serbia o España es Francia. Ayer, el capitán francés dio una citación en la que nombraba a sus dos Top 10s, Gael Monfils y Jo-Wilfred Tsonga y a sus dos hombres que les siguen a continuación en el ranking, Gilles Simon (12) y Richard Gasquet (13) , y dejó en el olvido la figura de Michael Llodra, su mejor doblista.

Las cuentas de Forget

Claro que Forget es perro viejo y conoce bien la competición. Sus cuentas son claras. El doble es un punto vital en esta eliminatoria y el único en el que su equipo es claramente favorito. Además, Llodra, que podría ser una alternativa en los individuales si no se jugara en tierra batida, va a ser el único fijo y el único que Forget, Costa, los españoles y Francia, desde Luis XIV hasta Sarkozy, saben que estará el sábado a las 15.00 horas en la plaza de toros de Córdoba formando el doble.

Forget con su doble. Foto:lainformacion.com/Julian Finney/Getty Images

Las incógnitas son con quiénes va a jugar los individuales y quién acompañará a Llodra en el doble. Lo normal es que, esta vez y sin que sirva de precedente, Forget separe a su pareja preferida para el doble, Llodra y Benneteau, para alternar a sus tenistas de individuales con el que acompañe al excelente doblista francés, zurdo, en el partido sabatino.

Forget cuenta con la baza de Monfils, al que alineará, seguro, en un individual contra Ferrer. El capitán francés no va a quemar la baza de un hombre que le ha ganado las tres veces que se han enfrentado contra Nadal. Muy probablemente, si el sorteo reclama que el viernes jueguen los números 1 frente a frente, Forget cambie el orden y le ponga el 'miura' a un hombre que no vuelva a participar. Posiblemente Tsonga. Y deje el partido de Ferrer para el otro.

Como se puede cambiar la alineación una hora antes de los partidos, Francia querrá emparejar a Monfils con Ferrer y a Tsonga con Nadal. Los que mejor porcentaje llevan con los 'individuales' españoles.

En cualquier caso, las cuentas de Francia pasan por ganar el doble y dos individuales. El margen con Nadal es muy estrecho. Sus porcentajes son dramáticos. 5-2 a Tsonga, (que nunca le ha ganado en tierra), 4-1 con Simon, que nunca le ha ganado en arcilla y 8-1 con Monfils... adivinen en qué superficie nunca ha podido el parisino con el balear.

Por el contrario, las cifras con Ferrer son muchísimo más alentadoras para los galos. Monfils le domina 3-0 y dos partidos en Roland Garros. Tsonga 1-1, con el enfrentamiento de Wimbledon reciente. Aunque en su única derrota fue en Roma, (tierra batida) y con una paliza considerable.

Evidentemente sus puntos fuertes son el doble y la ventaja que pueda sacar en sus enfrentamientos con Ferrer, con quien las cosas están muy igualadas. Pero también puede tener sus chances con Nadal si consiguen alargarle mucho el tiempo en pista.

Francia debe ser el único rival, hoy en día, a quien no le importa meterse maratones de 8 horas en la plaza de toros para jugar a 4 y 5 sets con los terrícolas españoles. Forget lo sabe y tratará de buscar su suerte. Claro que Gasquet es un gran jugador en tierra y Simon, será una pieza fundamental en el engranaje galo para esta eliminatoria.

Alea jacta est.

Comentarios recientes