Día 9 US Open. Octavos con la vista puesta en semifinales

Partido del día: Andy Roddick - David Ferrer

Roddick enfadado por las críticas a su juego
Roddick enfadado por las críticas a su juego

Hoy se resuelven los octavos de final de la parte baja del cuadro y se decidirá quiénes se unirán en los cuartos de final del US Open 2011 a Novak Djokovic-Janko Tipsarevic y a Roger Federer-Jo Wilfried Tsonga.

Están los que tenían que estar -Nadal, Ferrer, Roddick y Murray- y alguna que otra sorpresa -Muller y Young. Tal y como se han producido los cruces, los favoritos a llegar a las semifinales parece que no van a tener problemas para conseguirlo. Nadal se cruzaría con Ferrer o Roddick en cuartos y Murray haría lo propio con Isner o Simon, por lo que parece que la semifinal Nadal-Murray, está prácticamente servida. Pero aún queda mucho para eso...

ANDY RODDICK - DAVID FERRER

Estos dos jugadores han cumplido, en 2011, los 29 años; esta igualdad en la edad ha propiciado que se hayan encontrado en varias ocasiones y que, según el momento en la carrera de cada jugador, haya ganado uno u otro. 5 victorias para Ferrer por 3 de Roddick, con dos cruces de Copa Davis para el español, el último en casa del americano y sobre pista rápida.

En ese 7-6, 7-5, 6-3 Roddick no estaba tan enfadado como ahora, lo que puede ser una motivación para él. El hecho de que se esté hablando del final de su carrera, por sus bajas en los últimos torneos y su salida del Top 20, no han gustado nada a A-Rod. Además, las críticas a su juego -se ha vuelto muy defensivo y apenas sube a la red, no se la juega- le han llevado incluso a iniciar una "guerra" contra John McEnroe. Sin ir más lejos, el sábado pidió que el ex-tenista saliese de la cabina del canal ESPN antes de acceder a hacer su entrevista.

Esta situación sirve de motivación al americano pero también le puede pesar la presión. Ferrer tendrá que mantener la calma, esperar su oportunidad y aprovecharla. El ganador se enfrentará a Rafa Nadal (aunque primero tiene que ganar a Gilles Muller).

Gilles Simon/Foto: Andrew Ong/usopen.org

GILLES SIMON - JOHN ISNER

Según su perfil en la página de la ATP, Simon decidió jugar a tenis cuando vio al mítico Michael Chang porque entonces se dio cuenta de que no hacía falta tener un físico privilegiado o ser súper alto para ser un tenista del más alto nivel. Así que suponemos que cuando se vea frente a Isner, se va a sentir un poco como si fuera David contra Goliat, por los dos metros y seis centímetros del americano.

John Isner, que llega al US Open tras ganar su segundo trofeo del año en Winston Salem, ha jugado muy bien en este torneo pero tampoco es que haya tenido un rival especialmente complicado. Gilles Simon puede ser ese rival complicado pero la cuestión está en cómo se habrá recuperado el francés del partidazo que tuvo que hacer contra Juan Martín Del Potro y que se resolvió por 6-4, 6-7, 2-6, 6-7. 

Estos dos jugadores no se han enfrentado nunca, por lo que la incógnita es todavía mayor.

Young tras ganar a Stanislas Wawrinka DONALD YOUNG - ANDY MURRAY

Partido con mucho "morbo" pese a que Murray es el claro favorito. Young, a quien la prensa americana se refiere como "prodigio", fue el verdugo del escocés en el Masters 1000 de Indian Wells este año: 7-6, 6-3 para Young en la única ocasión en que estos dos jugadores se han encontrado. Hay recordar, para que no cunda la alarma, que este encuentro se produjo en la época post-Abierto de Australia; como ya le ocurrió el año anterior al británico, tras perder contra Djokovic en esa final, tuvo una temporada malísima, hasta que pudo recuperarse psicológicamente de haber perdido una final de Grand Slam.

Young tiene todas las miradas de sus compatriotas puestas sobre él. Según Patrick McEnroe, tras ganar a Wawrinka, Young se convirtió en un hombre y, tal y como comentaba el propio jugador, hay tenistas que aprenden de la experiencia y él es uno de ellos. Superó a Wawrinka y a Chela, y ya se espera que la mayor promesa americana de los últimos tiempos llegue a lo más alto.

 Nadal y Muller en Wimbledon 2011

RAFAEL NADAL - GILLES MULLER

El luxemburgués Gilles Muller, nº68 del mundo, está pasando por el US Open 2011 como si fuera un jugador de Top 20. Se ha colado en octavos de final casi sin inmutarse, tras ganar a Ernests Gulbis y a Igor Kunitsyn.

Para Rafa Nadal, con calambres o sin ellos, Muller no debería ser un obstáculo pero lo cierto es que tampoco es un jugador cómodo para el mallorquín. El último ejemplo fue en Wimbledon 2011. Estos tenistas no se habían encontrado desde 2005, un año en que jugaron en dos ocasiones con una victoria para cada uno. Este año, en el All England Club, Nadal tuvo que luchar para ganar: 7-6, 7-6, 6-0, el último de regalo pero porque para Muller remontar dos sets en contra hubiera sido una utopía. Casi lo mismo que ganar al español en el US Open.

Publicidad

Comentarios recientes