Día 8 US Open. La experiencia es un grado

Partido del día: Jo Wilfried Tsonga - Mardy Fish

Roger Federer en el US Open 2011/AFP/Getty Images
Roger Federer en el US Open 2011/AFP/Getty Images

Este verano, a propósito del 30 aniversario de Roger Federer, se ha hablado mucho sobre si es posible o no ganar un Grand Slam con 30 años. Los octavos de final de la parte alta del cuadro del US Open 2011 prueban que la experiencia es un grado y que se puede competir al más alto nivel desde la treintena: Federer, Ferrero y Fish, se enfrentan a jugadores que, con la excepción de Alexandr Dolgopolov, tampoco son unos recién llegados.

ROGER FEDERER - JUAN MÓNACO

El único inconveniente de Roger Federer en este US Open 2011, por el momento, ha sido todo un veterano de 22 años que se llama Marin Cilic. Perdió un set ante el croata pero echó mano de su madurez para no tirar un partido que tenía ganado.

A Mónaco ya le ha ganado en dos ocasiones, la última en el Masters 1000 de Miami de este mismo año, así que esta noche esperamos ver al Roger Federer "abusón", al que juega cómodo y hace regalos a la grada porque se sabe superior.

El argentino de 27 años no jugaba unos octavos de final de un Grand Slam desde 2007 (Roland Garros y US Open), y estará deseoso de superar su propia marca. No lo va a tener nada fácil. Mónaco jugó muy bien ante Tommy Haas pero tiene suerte de haber llegado a esta ronda. En su encuentro contra Radek Stepanek, remontó un break en contra en el primer set pero nunca sabremos qué habría pasado si el checo no se hubiera retirado. Contra Federer necesitará hacerlo, al menos, un poquito mejor.

Juan Carlos Ferrero/Foto: Charlie Riedel/AP

JUAN CARLOS FERRERO - JANKO TIPSAREVIC

Pocos hubieran apostado por Juan Carlos Ferrero cuando empezó el Abierto de EE.UU. Las lesiones han relegado a este finalista del US Open y ex-número uno al puesto 105 del ranking ATP pero su partido ante Gael Monfils ha significado tal inyección de confianza que ahora parece que todo es posible.

A sus 27 años, Janko Tipsarevic está en su mejor momento. Es el número 20 del mundo, la posición más alta de su carrera, y después de tres años, vuelve a disputar los octavos de final de un Grand Slam (Wimbledon 2007 y 2008).

Ambos jugadores se han aprovechado de unas retiradas que Ferrero no entiende -Tomas Berdych se retiró ante Tipsarevic y Marcel Granollers ante Ferrero en tercera ronda. El valenciano de 31 años es un tenista de la vieja escuela, de los que no tira la toalla ni entiende de estrategias a largo plazo. Esta tarde se enfrentará a otro jugador peleón, por lo que, pese a que Ferrero ha ganado en las dos ocasiones en que se han enfrentado (la última en 2007), estamos preparados para otra batalla épica en el US Open.

Djokovic tras ganar a Carlos Berlocq/Getty Images

NOVAK DJOKOVIC - ALEXANDR DOLGOPOLOV

Como se suele decir, Novak Djokovic se está "paseando" por el US Open. Ni siquiera Nikolay Davydenko pudo romper esa fortaleza mental y física que el serbio se ha sacado de la manga este año. Ni una sombra de las molestias en el hombro que le hicieron retirarse de la final de Cincinnati hace apenas una semana.

Alexandr Dolgopolov es un rival desconocido para el serbio, lo cual supone el mayor interés de este encuentro. El ucraniano está a punto de cumplir 23 años, sólo uno menos que Djokovic, pero es la nota discordante de estos octavos de final por su falta de experiencia. Éste es tan sólo el segundo año en el que Dolgopolov logra disputar Grand Slams pero ya ha conseguido alcanzar los cuartos de final en el Abierto de Australia de este año.

Djokovic parece imparable pero todo se acaba y nunca se sabe cuándo será. El talento de Dolgopolov y el exceso de confianza del serbio podrían ser una mezcla letal para el nº1... o no.

Mardy Fish en el US Open 2011/Foto: Julien Finney/Getty Images

MARDY FISH - JO WILFRIED TSONGA

Otros dos jugadores que, curiosamente, no se han enfrentado nunca.

A punto de cumplir los 30 años, Mardy Fish está viviendo una segunda juventud. Ganador de las US Open Series, Top 10, nº1 de EE.UU. Lo que le falta para cerrar el año es hacer una buena actuación en el Grand Slam de casa. Por el momento no se le puede reprochar nada. Contra su rival más difícil, Kevin Anderson, pudo presumir de lo que peor se le da: de estar acertado en los momentos clave.

La suerte de Fish se acaba porque en octavos de final se encuentra con Jo Wilfried Tsonga. El sorteo nos ha dejado en esta ronda un partido que podría ser la semifinal de cualquier Masters 1000. El nº8 del mundo (Fish) se enfrenta al nº11 (Tsonga) en un encuentro igualado y con final abierto donde la clave será si Fish puede o no aguantar la presión de "jugársela" en casa ante un jugador que ha demostrado en más de una ocasión que puede ganar a cualquiera.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes