El nombre propio del US Open

Da nombre al estadio principal del Abierto de EE.UU. y fue el primero en ganarlo

Arthur Ashe
Arthur Ashe

Arthur Ashe es sin duda el tenista que más ligado ha estado al US Open. Otros jugadores norteamericanos han escrito su historia y la del torneo en este Grand Slam pero la de Ashe está ligada de una manera muy íntima al campeonato norteamericano.

Este tenista nacido en Richmond, Virginia, un 10 de julio de 1943, pasará a la historia de este deporte por mucho más que por ser el primer ganador del Abierto de EE.UU. de la Era Open. Ashe es recordado por su carrera deportiva, de la que se retiró a los 37 años, por su labor social y por sus esfuerzos por profesionalizar el tenis y la situación de los tenistas.

Arthur Ashe en Sports Illustrated cuando aún era un niño

Pese a que Ashe era un auténtico "bicho raro" en el mundo del tenis debido a su color de piel, destacó en este deporte desde muy joven, lo que le valió una beca para jugar en la universidad californiana de UCLA en 1963, el mismo año en que se convirtió en el primer jugador negro en formar parte del equipo Davis de EE.UU., del que años más tarde fue capitán.

Tras servir con el ejército durante dos años, entre 1966 y 1968, Ashe ganó el campeonato de tenis amateur de EE.UU. (United States Amateur Tennis Championships), que se implantó el mismo año que se inició el US Open para complementarlo con jugadores no profesionales y cuyo ganador suele conseguir una wild card para el Grand Slam). Al ganar también la edición inaugural del Abierto de EE.UU., Ashe se convierte en el único jugador de la historia en ganar ambas competiciones el mismo año. Un año que también marcaría el inicio de su lucha por la igualdad.

Ashe campeón del US Open 1968

Ashe se convirtió en profesional en 1969 y fue uno de los impulsores de la ATP, Association of Tennis Professionals. Esta asociación se formó para asegurar un salario para los jugadores pero Ashe también aprovechó su posición dentro de ella para reivindicar otras formas de derechos.

En 1968, por ejemplo, pidió la expusión de Sudáfrica del circuito profesional y se declaró públicamente en contra de las prácticas del apartheid en un país que le denegó el visado para poder jugar sobre su territorio.

ASHE vs. CONNORS

Algo tuvo también que ver en su famosa rivalidad con Jimmy Connors el país africano. Ashe echaba en cara a Connors que prefiriese jugar torneos de exhibición en lugar de acudir a la Copa Davis, y en uno de esos torneos, que se disputaba en Sudáfrica, Connors se quejó del público que apoyaba a Ashe que dijo que le recordaban a Harlem.

Ashe y Connors no se llevaban bien e incluso tuvieron problemas legales por la denuncia que Connors impuso a la ATP, a la que se negaba a unirse, y su presidente, Ashe, por no dejarle participar en Roland Garros. El problema era el World Tennis Team que organizaba el representante de Connors, Bill Riordan. Este torneo chocaba con el Grand Slam francés por lo que, entre 1974 y 1978, se prohibió a todos los jugadores que hubieran firmado un contrato con el WTT participar. Connors y Riordan pedían a Ashe y la ATP, 10 millones de dólares.

El conflicto podría decirse que se resolvió en la pista, en Wimbledon.

Connors y Ashe

En la final de Wimbledon de 1975, cuando Connors defendía el título y era el número uno del mundo, Ashe sorprendió a todos al conseguir su tercer Grand Slam (ganó en Australia en 1970) con 32 años de edad.

Ashe salió al calentamiento del partido con una vistosa chaqueta que decía "USA", seguramente como recriminación a la falta de compromiso de Connors, y desplegó un gran juego de estrategia al romper el ritmo de Connors con dejadas y golpes cortos que impedían que éste pudiera aprovechar la potencia de la bola del contrario como solía hacer. Tras el encuentro, Connors retiró la denuncia a Ashe y la ATP, y el caso se resolvió fuera de los tribunales.

Aún así, no se puede decir que llegasen a ser amigos ni que se tratase de un problema de racismo por parte de Connors, simplemente se llevaban mal. De hecho, en 1997 cuando la pista principal del Flushing Meadows donde se celebra el US Open, se bautizó con el nombre de "Arthur Ashe Stadium", Connors se negó a asistir a la ceremonia.

Arthur Ashe

Poco después del triunfo en Wimbledon, en 1979, Ashe sufre un ataque al corazón que le somete a una intervención quirúrgica que tiene que repetir en 1983.

Tras su vida profesional, Ashe sigue activo pero en campañas por los derechos humanos, por lo que sería arrestado en 1985 y 1992.

Además de luchar por la igualdad racial, Ashe se concienció de manera forzosa con la causa anti-SIDA. En una de las transfusiones necesarias para solventar su problema de corazón, Ashe contrajo el virus del VIH, algo que mantuvo en secreto hasta 1992 pero que no le impidió crear su propia fundación para la lucha contra la enfermedad y desarrollar una campaña para concienciar a la gente sobre las negligencias médicas.

En 1993, una semana después de acabar de redactar sus memorias, Arthur Ashe murió de una pneumonía derivada del virus del SIDA.

El tenista norteamericano es todo un símbolo en su país no sólo del deporte sino como personaje histórico con una relevancia social muy importante. En 1985 se le incluyó en el Hall Of Fame del tenis; recibió a título póstumo la Medalla del Presidente de la Libertad a cargo de Bill Clinton en 1993; en 2005 hicieron un sello con su rostro, y en 1997 se inauguró el estadio del Flushing Meadows que lleva su nombre.

En esa ceremonia se recordó no sólo a Ashe sino a muchos otros campeones de ese torneo. Entre los asistentes no estaba, como ya hemos dicho, el ganador en cinco ocasiones de este Grand Slam -el único en hacerlo en todas las superficies-, Jimmy Connors. Sí estuvo presente otra figura afroamericana muy popular que dedicó una sentida canción a uno de los tenistas más recordados en el US Open: la cantante Whitney Houston.

Comentarios recientes