Dos ex-números uno en la final de Cincinnati

El regreso de Ricardo Sánchez a la vida de Jelena Jankovic empieza a dar resultados

Maria Sharapova están a punto de disputarse, si la lluvia lo permite, la final del WTA Premier 5 de Cincinnati; un torneo que ha puesto de manifiesto, de nuevo, la falta de capacidad de decisión de las jugadoras más jóvenes del ranking, la falta de liderazgo del Top 5 y que a las "veteranas" nunca se les puede descartar para ganar nada, especialmente cuando se trata de jugadoras que han alcanzado el número uno. La semana pasada, en Toronto, Serena Williams se llevaba el título de la Rogers Cup; hoy será Maria Sharapova o Jelena Jankovic quien se quede con el de Cincinnati.

El año pasado la rusa Sharapova ya estuvo a punto de hacerse con este campeonato pero se encontró con una sólida Kim Clijsters que acabó arrebatándole el título en un encuentro que se cerró con un 2-6, 7-6, 6-2 para la belga. La reciente finalista de Wimbledon no tuvo mucho acierto en Toronto pero en Cincinnati ha demostrado una vez más lo peligrosa que es y la gran calidad de la que dispone incluso, tal y como ocurrió en las semifinales contra Vera Zvonareva, cuando sufre esas molestias físicas que han mermado una carrera que podría ser mucho más grande.

Los problemas de Jankovic han estado ligados, sin embargo, a su inconstancia y, parece ser al cambio de entrenador. Después de que la ayudase a alcanzar el número 1 en 2008, la serbia cortó su relación con el entrenador español Ricardo Sánchez pero ahora han vuelto a reencontrarse y parece que los resultados están siendo más que positivos. Jankovic vuelve a disputar una final en Cincinnati después de que en 2009 ganase a la Dinara Safina y se hiciese con el título.

Jankovic y Sharapova son dos jugadoras con mucho carácter que se conocen a la perfección, ya que se han criado en Florida donde han aprendido a desarrollarse como tenistas profesionales. La rusa lidera el marcador de victorias por 5-2 por lo que, aunque que no han jugado desde 2008, es favorita para lograr por fin un título en Cincinnati.

Comentarios recientes