Cincinnati hierve. Sólo Tsonga quedó fuera de los favoritos

El cuadro se ha puesto muy punzante. Todos los grandes adelante. Hoy comienzan en Cincinnati los octavos de final y entre los mejores tenistas del mundo

La única sorpresa negativa
La única sorpresa negativa

Hoy comienzan en Cincinnati los octavos de final y entre los mejores tenistas del mundo sólo dos no se han apuntado a esta magnífica fiesta del Western and Southern Open, Tsonga y Soderling.

La jornada de ayer completó el cuadro de los 16 mejores en el Masters 1000 de Cincinnati y entre ellos estarán los 10 mejores jugadores del mundo. (A excepción de Soderling, lesionado y Tsonga, que se ganó su condición de Top 10 en Montreal y ayer la tiró a la basura), y los 10 primeros cabezas de serie. Así que los octavos de hoy van a ser de órdago.

La jornada de ayer

No hubieron grandes novedades. Djokovic se quitó de enmedio a Harrison en dos sets sin contratiempos, 6-2 y 6-3. Stepanek, en un partido serio y profesional, sin grandes alardes, pudo con Golubev; 6-3 y 7-6. Kohlschreiber derrotó sin oposición a Feliciano López 6-1 y 6-4. Peor lo tuvo Monfils, que tuvo que remontar ante Dodig 4-6, 6-3, 4-0 y abandono.

El partido más reñido de la jornada tuvo como protagonistas a Nico Almagro e Ivo Karlovic. En un recital de 'aces', finalmente Almagro se alzó con la victoria en el tiebreak del tercero por 6-3, 5-7 y 7-6(2). También Ferrer sufrió para sacar adelante su partido con el joven búlgaro Dimitrov, al que tuvo que remontar un primer set kafkiano. El de Jávea, que empezó fatal perdiendo su servicio y dando ventaja al búlgaro, empezó su remontada en el primer set tras romper a Dimitrov e igualar la contienda a 4. Su rival se puso 5-4, pero el alicantino parecía mucho más metido. Con 30-0 al servicio, un 'winner' de su oponente y un error no forzado igualaba el juego. El siguiente servicio de Ferrer lo devolvió Dimitrov con un golpe inverosímil. La pelota se iba lejísimos de la pista, prácticamente a los banquillos, pero al ir a superar la red, por fuera, toco de tal manera que recuperó la trayectoria y cayó dentro. Ferrer no se lo podía creer y entregó el set point aún con la mente en esa bola. Después remontó 6-1 y 7-5 con más problemas de los anunciados.

Simon, también tuvo de remontar a Tipsarevic para acabar imponiéndose 6-7 (3) 6-2 y 6-3. Murray encauzó un partido que empezó realmente mal, donde se dejó romper en el primer servicio y desperdició hasta 7 bolas de break consecutivas hasta que pudo igualar el primer set y acabar venciendo, finalmente sin más oposición de Nalbandián.

Fish se paseó con Davydenko, 6-0 y 6-2. Gasquet tuvo que afinar su puntería para derrotar a Kevin Andersson, 7-6(4) y 6-4. Verdasco se impuso a Llodra en un durísimo partido por un doble 6-4 y Rafa Nadal derrotó a Benneteau sin ningún brillo y con una laguna mental impropia del mallorquín. Con 6-4 conseguido con una sola bola de break y con el mismo patró en el segundo set, entregó su juego al servicio para complicarse la vida. Después volvió a romper y cerrar con su saque, (7-5), pero acabó manifestando que los fantasmas de Montreal, (donde también tuvo el partido en su mano sólo con mantener el servicio ante Dodig), le habían rondado la mente.

Tsonga la única baja

La única sorpresa en la jornada de ayer fue la derrota de Jo-Wilfred Tsonga ante el estadounidense de origen ruso, Alex Bogomolov.

En un partido extraño, el francés no estuvo nada entonado. Especialmente al resto. No fue capaz ni de ganar el 25% de los puntos con el servicio de su rival. Ni el 17% en el primer set. Nunca fue una amenaza para Bogomolov, que incluso anduvo en el 100% de primeros servicios hasta las postrimerías del primer set.

Tsonga, errático en cada bola que trataba de ajustar pagó el cansancio y los problemas que le llevaron a abandonar en las semifinales de Montreal y acabó con un paupérrimo bagaje.

Programa de hoy

Los octavos de final arrancan a las 11.00 horas locales, 17.00 horas en la franja europea. En la pista central el primer partido lo jugarán Nadal y Verdasco. El duelo fratricida tiene unos precedentes inequívocos. 11 partidos, 11 victorias de Nadal. Verdasco sólo ha conseguido arañarle un set, en concreto 2, en el Open de Australia del año pasado.

En el resto de sets, el balear ha sido siempre muy superior. No obstante, habrá que ver la evolución que tiene Nadal con sus problemas físicos, (se quemó la mano en un restaurante oriental con un plato que estaba quemando, y las yemas de sus dedos de la mano derecha los tiene con quemaduras). También habrá que estar pendiente de la evolución de Verdasco, cada día un poco mejor. Aunque el pronóstico no puede ser otro que la victoria de Nadal.

A la misma hora, pero en la pista 3, Andy Murray se mide a Bogomolov. El británico, con muchas dudas en su incio de singladura del circutio americano, empezó su partido con Nalbandián cediendo su primer servicio e incapaz de romper al argentino, es un estado de forma bajísimo, a pesar de contar con más bolas de break que nunca. Hasta 7 consecutivas tiró al limbo. Tras rehacerse, y volver a entregar su servicio, puso la directa para ganar un parcial de 8 juegos a 1 e imponerse con más dudas que garantías. Hoy se mide a la sorpresa del cuadro y debería ser muy superior, pero Murray, con tremendos problemas de concentración y con una facilidad pasmosa para "irse" de los partidos deberá estar más serio si quiere doblegar a Bogomolov.

En segundo turno Fish, el héroe local, se mide en la Gradstand a Richard Gasquet. El norteamericano, muy fino, parece claramente favorito. Aunque el galo se sigue superando día a día y puede ser un rival realmente incómodo. No obstante, después de la exhibición de ayer, Fish llega muy crecido.

También en segundo turno pero en la pista 3, Berdych se mide a Almagro. Es verdad que el murciano, cada vez que se topa con un Top 10 esta temporada, y más aún si es en pista dura acaba eliminado, pero no es menos cierto que desde que trabaja con Josep Perlas la mentalidad de Nico está siendo cada vez más fuerte. Ayer superó una dura prueba con Karlovic y, aunque los pronósticos apuntan al checo, no sería descabellado que el español pudiera acceder, nuevamente a los cuartos de final.

En tercer turno está previsto en la central el partido más llamativo. Esta condición se la otorga de por sí en el mundo del tenis hoy ir a ver al número 1. Novak Djiokovic, pero es que además, hoy, apunta a ser un día diferente en la vida del serbio. Nole se enfrenta hoy a un Radek Stepanek que pasa por ser uno de esos tenistas en el circuito que le puede plantear problemas tácticos de difícil solución al líder del ránking mundial. Stepanek, que además está mostrando su buen momento de forma después de ganar en Washington y preparar muy bien su gira americana, es un tenista que no se va a dejar avasallar desde el fondo de la pista. Tiene golpes planos ganadores como cualquier otro, pero es capaz de cambiar de ritmo y dirección en cualquier momento. Un buen servicio. Y es un gran jugador de red. Las diferencias entre uno y otro son obvias. Y el balance es de 5-1 para el serbio... pero es posible que el checo venda su piel más cara de lo que más de uno se piensa.

También en tercer turno, pero en la Gradstand, Ferrer se mide a Gilles Simon. El alicantino, que ayer lo pasó muy mal contra un tenista del perfil más bajo que se puede econtrar en un Masters 1000, parece no estar todavía al 100%. Esto le concede un rango de favoritismo al galo que debería aprovechar, pero hay algunos condicionantes que pueden marcar el partido. Uno, la competitividad siempre efectiva de Ferrer, y dos, el más que próximo enfrentameinto en la Copa Davis. Es muy probable que Francia presente a Monfils y Tsonga como jugadores individuales, pero no es nada descabellado pensar que Simon podría estar entre los elegidos. Por su parte, Ferrer será, sin duda uno de los baluartes de la Selección Española, y querrá ir marcando las bases de lo que quiere que ocurra en Córdoba.

Por la tarde habrán dos partidos más. Por una parte, Federer se mide a Blake. En otras condiciones hablaríamos de un duelo entre uno de los ídolos de los norteamericanos y quien ha sido el referente en el tenis en los últimos 10 años, pero lo cierto es que la superioridad del suizo es tan patente, que sólo falta que se manifieste sobre la pista para que pronto no haya partido.

Para finalizar hay un interesante Kolhschreiber-Monfils. El alemán, que lleva un año muy flojo, está siendo en este torneo, el jugador talentoso, intuitivo y peligroso que se dejaba asomar con los mejores hace unos años. Se ha limpiado del camino a dos sacadores consumados, como Roddick y Feliciano y ha dejado muy buenas sensaciones en Cincinnati. Será un hueso duro de roer para un Monfils que sigue avanzando rondas pero en precario. Cuidado, porque podríamos ver al alemán en cuartos de final.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes